31 de julio de 2013

El tejo (texu) en Asturias

El tejo (Texu) ya es «sitio histórico»

 
Texu de L´Abadía (Cenero, Gijón), plantado en 1786.

Doce ejemplares centenarios asociados a iglesias gozarán de la protección que les otorga la ley de Patrimonio Cultural

El tejo, más conocido como «texu» en los pueblos de Asturias, tendrá una figura de protección que vele por su futuro. La Administración regional ha decidido dar luz verde a la categoría de «sitio histórico», reconocida en la ley de Patrimonio Cultural de 2000, para otorgar el máximo nivel de protección a estos árboles milenarios, poderosos y longevos, tan asociados al mundo rural y a las tradiciones asturianas.
En los últimos años se han alzados voces de asociaciones y vecinos denunciando el perjuicio causado a alguno de estos árboles, normalmente por obras en su entorno. Un ejemplo claro fue lo sucedido en Abamia (Cangas de Onís), donde la restauración de la iglesia y urbanización de los alrededores perjudicó las raíces de alguno de los tejos que allí se levantan.
Ahora, la idea para evitar daños como los causados en Abamia es proteger esos lugares donde existe una clara vinculación entre un tejo monumental e histórico y una iglesia, un conjunto que es visto como un patrimonio inseparable que necesita ser protegido de forma íntegra. La medida busca salvaguardar uno de los legados más significativos de la historia, cultura y tradición de Asturias.
La protección afecta en principio a doce ejemplares centenarios distribuidos por todo el territorio asturiano. Todos ellos tendrán la categoría de sitio histórico: Ceñal, en la Collada (Siero), Santa Coloma (Allande), Santibáñez de la Fuente (Aller), Rozadas (Boal), Montoubu (Belmonte de Miranda), Martul (Villanueva de Oscos), Perueño (Quirós), Arangas (Cabrales), San Martín del Mar (Villaviciosa), Cenero (Gijón), Abamia (Cangas de Onís) y San Martín de Salas (Salas).
La ley define un sitio histórico como un lugar vinculado a acontecimientos de interés histórico, a tradiciones populares o a creaciones culturales relevantes, permitiendo su protección a través de su declaración individualizada como bien de interés cultural (BIC). También se valorará a efectos de protección individual el interés etnográfico que puedan tener «lugares vinculados a tradiciones populares, ritos y leyendas especialmente significativos». La norma también considera un posible elemento a proteger «la relación tradicional entre el medio físico y las comunidades humanas que los han habitado».
El naturalista y escritor Ignacio Abella, investigador de tejos históricos y autor de libros como «La cultura del tejo», califica de «histórica» la medida que va a permitir la declaración de sitio histórico a doce ejemplares asturianos. Es consciente de que la declaración puede tener doble efecto. Por un lado, «revalorizar el árbol frente a la sociedad en general, pero también exponerlo en demasía a las rutas turísticas con el peligro que entraña la sobrevisita», algo que, a su juicio, deben controlar las administraciones. En la lista de árboles a proteger llama la atención una ausencia, el tejo de Bermiego (Quirós), tal vez el ejemplar de mayor tamaño y más edad de Asturias, que goza de la declaración de monumento natural. Abella justifica esa omisión «precisamente por el efecto llamada tan elevado que soporta, con una masificación de visitas que lo están perjudicando». Señala que en Asturias hay unos 200 ejemplares que podrían estar en la lista porque hay mucho donde elegir, «pero se trató de que estén todas las zonas representadas».
Del tejo se han contado miles de historias. Algunas estaban vinculadas a su savia, utilizada como veneno contra el enemigo o usada por los astures en ceremonias rituales. También fue durante siglos centro de reunión de las juntas vecinales o concejos abiertos y, como señala Abella, «representante de una tradición en la que el árbol era centro y testigo, lugar de encuentro y acuerdo entre los hombres y símbolo de identidad, entendimiento y buena vecindad».
El naturalista celebra la decisión que protege todo un símbolo: «allí se reunían los vecinos a dirimir las cuestiones importantes. Es, además de un patrimonio etnográfico y cultural, el árbol de la paz, toda una institución», sostiene.
Para quien desee saber más sobre los tejos, el Jardín Botánico Atlántico de Gijón organiza los próximos días 1 y 2 de marzo unas jornadas que llevan por título «Gestión y conservación de tejos y otros árboles históricos». Hasta hoy más de 180 personas han confirmado su presencia en este curso gratuito. Organizado por la Consejería de Cultura y el Jardín Botánico, está prevista la participación de reconocidos naturalistas, escritores, conservadores y técnicos especialistas en la gestión de árboles. Se visitarán los tejos de Cenero y Ceñal, la Carbayera de El Tragamón y el Jardín Botánico.

Árboles milenarios.


Texu e iglesia de Santibáñez de la Fuente (Aller).


Los doce elegidos.

Ceñal, en la Collada (Siero).

Santa Coloma (Allande).

Santibáñez de la Fuente (Aller).

Rozadas (Boal).

Montoubu (Belmonte de Miranda).

Martul (Villanueva de Oscos).

Perueño (Quirós).

Arangas (Cabrales).

San Martín del Mar (Villaviciosa).

Cenero (Gijón).

Abamia (Cangas de Onís).

San Martín de Salas (Salas).

FUENTE:  M. S. MARQUÉS
----------------------------------------------------- 
Tejos (Texos) urbanos
 
San Esteban de Sograndio, Texu de Sograndio, Texos de Oviedo  

Los ejemplares de la Facultad de Ciencias como testimonio de una especie vinculada a la muerte

El tejo es un árbol que crece lentamente, alimentado por las muchas leyendas que lo nutren. El tejo, muy frecuente en Asturias, suele tener larga vida, amante de la soledad, buen compañero de todo tipo de iglesias y capillas, hermano del paisaje.
Uno de los encantos del tejo es su capacidad para animar el bosque con su color, especialmente cuando hace contraste con los árboles desnudos del otoño. Se le relaciona tradicionalmente con la muerte, y algunos clásicos, como Ovidio, describen el camino del infierno bordeado de tejos. En muchos cementerios se plantan tejos, que en este cometido de la relacionarse con la eternidad, comparten protagonismos con los cipreses.
Hay una leyenda extendida por Bretaña que dice que las raíces de los tejos se meten por la boca de los muertos y si alguien lo procura puede oír lo que por tan siniestro medio cuentan desde el más allá. El tejo se ve como amigo de la noche, del invierno, de la muerte, y no por eso deja de ser un árbol amigo.
Uno de los enemigos del tejo anciano es el viento, y algún tejo añoso encontró la muerte vencido por el viento. En la noche del 10 de diciembre de 1990 cayó el gran tejo de Selorio, en la misma noche ventosa en la que fue derribado por el viento el negrillo del Campo del Hospicio.
El tejo, como todo árbol que se precie, tiene sus poderes benéficos y su parte negativa. Entre lo benéfico mantiene la fama de ser bueno como antídoto contra el veneno de la víbora, pero vale más no tener que comprobarlo. Tiene también el tejo fama de venenoso y se dice que los celtas empleaban su veneno para suicidarse masivamente cuando la batalla no pintaba bien.
Sí que hay veneno, pero no en las bolitas rojas, tan vistosas, que sirven de alimento de los pájaros todo el otoño, arilos que comían con fruición los niños de las aldeas, con pocas ocasiones de fruta.
No vamos ahora a los tejos de las iglesias, tantos, ni a los de los montes, deformados por el viento. Vamos a unos tejos urbanos, los que forman seto en el entorno de la antigua Facultad de Ciencias, pionera de la diáspora, en Calvo Sotelo. Es un seto original, de lento crecimiento, que estuvo todo el mes de octubre tentando con el rojo de sus decorativos arilos, que entre el viento y los pájaros ya han desaparecido. El año que viene, más.


FUENTE: CARMEN RUIZ-TILVE CRONISTA OFICIAL DE OVIEDO 
------------------------------------------------------------------------- 

EL TEJO (Texu)

 El texu de Bermiego (Quiros)


     ¿Cómo acontecía la muerte de los árboles?. Sencillamente no morían hasta que el hombre apareció sobre la faz de la Tierra e inventó el tiempo. ¿Qué suponen mil años en la vida de un tejo?. ¿No es acaso una forma de eternidad para un ser vivo?. El árbol roza la eternidad porque desconoce el nombre de su estirpe.
     Pero hoy el rey inglés nos obliga a cortar los árboles sagrados para que sirvan en una guerra en tierras lejanas que únicamente incumbe a sus intereses. La existencia de este bosque se pierde en la memoria de nuestros antepasados. Nosotros, los habitantes de estos valles, somos sus depositarios y los encargados de que su legado se transmita. Este es, y no otro el principal cometido de los hombres en su paso por el mundo, el de cuidar del trozo de tierra de la que son hijos, mantenerla y transmitirla íntegra a la siguiente generación. Así ha sido siempre, desde los tiempos más remotos.
     Hace más de mil años los romanos construyeron un muro para separarnos de su “civilización”. Con el tiempo abrazamos también las nuevas creencias. Ahora, aunque vasallos de un rey escocés, el ausente Jacobo I Stewart, prisionero de los ingleses, los duques regentes de Albany se venden al rey de Inglaterra Enrique V.
     Pero somos una raza antigua apegada a su brava naturaleza y en el reino de Alban, en las tierras del clan MacDhughaill hay un valle donde las aguas cristalinas del río St. Andrew alimentan la sagrada tejeda de Evergreen Forest. No permitiremos, bajo ningún concepto, que los tejos milenarios sean cortados y transformados en longbows, arcos de guerra. Ingleses y galeses deberán buscar en otra parte. La cuerda se está tensando. “Nemo me impune lacessit”. Decídselo así a vuestro rey Enrique.

TEJO (texu)
Taxus baccata
Familia: Taxaceae
Lugar de origen: Europa
Etimología: La palabra latina “Taxus”, puede derivar de las griegas “Toxon” (arco) o “Toxicon” (veneno), en referencia a la condición tóxica del tejo o a su uso en la fabricación de arcos. La palabra latina “baccata” significa con frutos en baya o parecidos a bayas.
Descripción: El tejo es una especie de gran longevidad, pero sin embargo no puede conocerse exactamente la edad de los ejemplares debido a que la madera no forma anillos anuales y con el tiempo el duramen se destruye dejando vacío el centro. Se han hallado fósiles del Terciario y existen ejemplares de unos 1500 años de edad. Es un árbol dioico (los sexos están separados en ejemplares distintos), de 15 a 20 metros de altura de copa piramidal con ramas horizontales o ligeramente colgantes. El tronco es pardo grisáceo, del que se desprenden láminas delgadas y alargadas en forma de teja. De hojas perennes de 10-30 x 1,5-3 mm, persistentes, lineares, aplanadas o algo enrolladas en el borde, terminadas en punta córnea y con pecíolo corto; algo coriáceas, verde oscuras por el haz y verde amarillento con franjas estomáticas por el envés, dispuestas helicoidalmente sobre las ramas. Las flores son unisexuales, las masculinas y las femeninas aparecen en distinto árbol, pequeñas, verdosas y solitarias. Las masculinas aparecen formando conos axilares en la cara inferior de las ramas, solitarios, globosos, con 6-14 escamas peltadas, cada una con 4-8 sacos polínicos. Las flores femeninas están formadas por un sólo rudimento seminal o dos geminados, cada uno con una escama estéril o varias imbricadas. Florecen a finales de invierno o principio de primavera. La semilla es ovalada, de 6-7 mm, cubierta por un disco carnoso llamado arilo, que está abierto en la parte superior y que pasa de color verde a rojo en la madurez. Madura en otoño.

Cultivo: Requiere de suelos frescos, húmedos o moderadamente secos, poco ácidos y pobres en nitrógeno, prefiriendo los terrenos ligeramente calizos. De crecimiento lento, alcanza las condiciones idóneas con calores moderados y no resiste las heladas tardías ni las temperaturas extremas. Se reproduce mediante semillas que germinan al 2º o 3º año o por esquejes sacados a finales de verano o principios de otoño. Se presta muy bien a la poda, siendo una planta adecuada para la poda ornamental o “topiaria”.

Utilización: Como ejemplar aislado o en grandes setos convenientemente podados.

Plagas y enfermedades:
Esta especie presenta pocas enfermedades o plagas. Puede ocasionalmente producirse el ataque de la cochinilla algodonosa o del gorgojo de la vid. También el exceso de agua puede producir la putrefacción de las raíces o el ataque de algún hongo.
El cultivo en tierras muy ácidas puede producir el amarilleo de las hojas y la desecación de los brotes tiernos que pueden acabar con la vida de la planta, por lo que en estos tipos de terrenos es conveniente añadir cal.
Propiedades medicinales:
El tejo es un árbol tóxico, del que sólo es comestible el arilo, por lo que nunca se ha utilizado tradicionalmente como planta medicinal, ya que puede ser mortal para el ser humano. Sin embargo, desde 1971, del “tejo del pacífico” (Taxus brevifolia), se extrajo una sustancia llamada “taxol”, que es un potente anticancerígeno. Se utiliza en polvo de las hojas (0,06 a 0,3 gramos) y sólo debe usarse bajo prescripción médica, pues en dosis altas puede provocar la muerte.

Frases y refranes:
     La expresión "tirar los tejos" (hacer insinuaciones amorosas a una persona) procede, quizás, de la antigua costumbre de algunos pueblos en que las mozas, después de alguna celebración a la salida de las iglesias, arrojaban semillas o ramillas de tejo sobre los chicos casaderos, para buscar marido. (Ya que era frecuente encontrar tejos en las cercanías de las iglesias por el carácter sagrado de este árbol para algunos pueblos paganos y su intento de cristianizarles por parte de la Iglesia Católica).
Sin embargo hay quien apunta hacia un origen diferente:
     En España se jugaba a un juego de puntería tirando trozos de teja que había por las calles cuando un fragmento de los tejados de las casas se caía. Ese juego recibió el nombre de “tejo” y cuando los chicos jugaban en las plazas de los pueblos, a veces desviaban sus tiros hacia la chica que les gustaba para atraer su atención apuntando cerca de los pies de las muchachas, y de esa forma tenían excusa para acercarse a ellas cuando iban a recoger su tejo.
Curiosidades:
     En nuestro relato hacemos mención al Longbow, que era el arco inglés por excelencia y se hacía preferentemente de madera de Tejo, dada sus características de flexibilidad. Sus grandes dimensiones le hicieron convertirse en arma revolucionaria. Era tanto el poder de este arco hecho de Tejo que, estudios contemporáneos han comprobado que a corta distancia una flecha disparada por un Longbow, podía penetrar 4 pulgadas en el tronco de un roble. Más que cualquier otra arma contemporánea, fue responsable de un notable cambio en las tácticas y resultados de grandes batallas, acaecidas en la Edad Media. Con el uso de este arco, Inglaterra se convirtió en una potencia bélica durante los siglos XIV y XV. Así, los ejércitos ingleses se transformaron en los más temidos de Europa.
     Sin embargo los primeros arcos se crearon y fueron desarrollados por los galeses, que no dudaron en utilizarlos en sus numerosas rencillas contra los ingleses, que fueron testigos del poder y eficacia de esta arma. Por ello en 1252, el Longbow fue aceptado como arma de guerra oficial en los ejércitos ingleses.
     Conocedores en todo momento del gran valor de este arma, los ingleses garantizaron la conservación y cuidado de los Tejos por lo que en la actualidad es una especie bastante abundante a lo largo de toda la isla. Dada las características de humedad de Inglaterra, el Tejo más apreciado era el de España e Italia ya que era más seco y poseía un grano de mejor calidad, por lo que fueron importados grandes cantidades de madera de esta especie desde el sur europeo.
     En contraste con el crecimiento de población del tejo en Inglaterra, en España se originó una disminución drástica de ejemplares. La posible causa de este descenso no sólo la podemos atribuir a la tala indiscriminada por parte de los anglosajones para la fabricación de su arcos. También la mala fama de esta especie en nuestro país, que debido a sus características tóxicas provocaba bajas en los ganados, hicieron proliferar su eliminación por parte de los ganaderos.
     Más recientemente, con el descubrimiento de las propiedades anticancerígenas del taxol, (sustancia que se encuentra en los tejos), provocó también la tala de numerosos ejemplares adultos, ya que hasta que esta sustancia se sintetizó artificialmente, eran necesarios 2 o 3 árboles para el tratamiento de una persona.
     El resultado de años de desprecio por esta especie nos lleva a la actual situación de precariedad que le ha llevado a aparecer recogida en diferentes catálogos de especies amenazadas para protegerla como especie de interés especial y por formar parte del hábitat del urogallo (Tetrao urogallus), una de nuestras aves en mayor peligro de extinción.

El Teniente Coronel "mierense" Etelvino Vega Martínez

Etelvino Vega Martínez

 
(represaliado del franquismo)

http://memoriarecuperada.ua.es 
VEGA MARTÍNEZ, Etelvino (Mieres, 1906–Alicante, 1939). Nacido en Mieres en 1906, dentro de una familia de tradiciones obreristas y combativas, su ingreso en el Partido Comunista tuvo lugar en 1923. Durante los años 1924 y 1925, fue secretario general de las Juventudes Comunistas asturianas y su traslado a Madrid tuvo lugar a partir de 1926.
Fue el responsable de la organización juvenil del partido desde 1929, y pasó temporadas en Rusia. Etelvino estuvo en Madrid entre el III y el IV Congreso, ostentando el cargo de Secretario Político del Comité Central de Juventudes. En el IV congreso del partido, el Buró Político continuó formado por Bullejos, Adame, Trilla, Hurtado, Vega, Casanellas y Asturigarrabia. El día 14 de abril de 1931, José Bullejos y Etelvino Vega recorren las calles de Madrid con una bandera roja con la hoz y el martillo.
En junio de 1931, bajo la dirección de Etelvino Vega, sale a la luz el periódico Juventud Roja, órgano oficial de la juventud comunista, que tenía una sección titulada «Vida del cuartel».

La crisis de 1932 y la caída del núcleo dirigente

 Etelvino Vega Martínez, jefe de XII Cuerpo de Ejército (divisiones 16 y 44) http://www.fotosmilitares.org

En 1932, desde el 17 de agosto se fueron incrementando las tensiones y las confrontaciones entre los representantes de la Internacional y el núcleo dirigente del PCE. El 18 de agosto, Bullejos, Adame y Vega abandonaron la reunión del Buró Político, que adoptó la decisión de apartarlos de todos los cargos del Partido y les prohibió desplazarse a las provincias. En el transcurso de la crisis, Adame, Etelvino Vega y Bullejos viajaron a Moscú, escribiendo en sus memorias que se produjo un intento de reconciliación que no prosperó. Etelvino Vega, en el consejo de guerra sumarísimo, afirmó: «No es cierto que al hacerme cargo de la Comandancia Militar de Alicante lo hiciera para establecer el régimen comunista, toda vez que el declarante fue expulsado de dicho partido en 1932».

Dos años de silenciosa militancia en la base

Durante los años 1934 y 1935, Etelvino residió en Aranjuez y constituyó las Juventudes Comunistas, de tal manera que, cuando se produjo la sublevación, Etelvino Vega pudo ya combatir al frente de doscientos milicianos en Madrid.

Valoraciones de la figura militar de Etelvino Vega

Etelvino Vega fue un jefe militar de prestigio, tal como constató Melquisedez Rodríguez en sus memorias cuando puso en la boca de un oficial franquista las siguientes palabras: «Es más –afirmaba– si yo fuera quien, a muchos de los jefes del ejercito “rojo” les daría entrada en el ejercito “nacional” (…) Ya quisiéramos tener un Modesto, un Toral , un Vega y otros».
Ante el tribunal militar afirmó que el día 18 de julio de 1936 se encontraba en Aranjuez, el 19 se hizo cargo de las milicias rojas y el 20 salió con su columna hacía la sierra del Guadarrama. Etelvino fue uno de los creadores del Quinto Regimiento.

Etelvino Vega en los frentes de batalla: su matrimonio y sus continuados ascensos

El Partido Comunista había entrenado y adiestrado a las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas, por lo que Etelvino pudo incorporase de modo inmediato al Quinto Regimiento con una columna de milicianos voluntarios que había formado en Aranjuez.
Etelvino colabora, con sus doscientos milicianos y con otras unidades, a detener las columnas que intentaban la toma de Madrid. Se incorporó desde el primer momento al frente del Guadarrama, y, el 20 de julio de 1936, estuvo al mando del batallón «Octubre», uno de los nacidos en el Quinto Regimiento.
En esta primera fase de la guerra civil, Etelvino intervino en primer lugar en Pelayos de la Presa, en Illescas, en la provincia de Toledo, en Torrejón de Velasco y en Parla, en la Sagra madrileña. El 6 de octubre, llegó a Madrid procedente de la sierra, y el 1 de noviembre de 1936 mandaba la columna Cercedilla, que operaba dentro del Ejército del Centro. A finales de 1936 y principios de 1937, se le asigna a Etelvino Vega el mando de la Brigada Mixta C.
En la batalla de Madrid, Etelvino Vega actuó en el sector V, como oficial auxiliar, en su calidad de comandante de milicias. El 10 de noviembre, Etelvino sustituyó al teniente coronel Clarirac en el mando de un batallón del Quinto Regimiento y, cuando finaliza la batalla de Madrid, ostenta el mando de la 68 brigada.
El 15 de diciembre de 1936, Etelvino Vegacontrajo matrimonio, en el batallón «Octubre» número 1, con Isabel Vicente Esteban, de 19 años, natural de Madrid, hija de Eduardo Vicente, uno de los firmantes del primer manifiesto del Partido Comunista Obrero Español en 1921. Isabel acompañó a su esposo en los frentes hasta que su embarazo y el cuidado de su hijo Carlos se lo impidió, pasando a Francia tras la pérdida de Cataluña.
Etelvino Vega intervino activa y exitosamente en las batallas de Brunete y Belchite, permaneciendo integrado en el XVIII cuerpo de Ejército, al mando de la División 34. En la conquista de Teruel, y al frente de esta división, jugó un decisivo papel, ocupando los arrabales de esta ciudad y la Muela.
El 5 de mayo de 1938, Etelvino Vega fue nombrado teniente coronel, apareciendo su nombramiento en el diario oficial número 107.
En la batalla del Ebro, Etelvino Vega intervino al mando del XII cuerpo de Ejército, ya como teniente coronel. Tras la caída de Barcelona, Etelvino es cesado en su puesto de jefe del XII cuerpo de Ejército y pasó la frontera el 8 de enero de 1939.

El regreso a España: la caída en manos de los casadistas, su captura por los franquistas, la farsa judicial del proceso sumarísimo y su ejemplar actuación en los instantes previos a su asesinato.

En el decreto número 15 del Ministerio de Defensa se asigna a Etelvino Vega la comandancia militar de Alicante, de la que efectivamente tomó posesión al día siguiente de la publicación. El general Burillo fue el responsable de la destitución de Etelvino Vega, que tuvo lugar el día 6 de marzo, y de su traslado, ya detenido, a la prisión militar de Monte Oliveti.
Etelvino fue uno de los miles de refugiados en el Puerto de Alicante y, posteriormente, se le llevó al Campo de Almendros, desde donde, tal como acertadamente nos indicó Francisco Moreno Sáez, fue trasladado, tras ser reconocido, el día 14 de abril, a la cárcel de Orihuela, desde la que pasó, ya a disposición del auditor de guerra, al Reformatorio de Alicante el 10 de mayo, apareciendo la noticia el día 13 de este mes en la Hoja Oficial de Alicante, editada por la tercera Compañía de Radiodifusión y Propaganda en los frentes, diciendo que «fue comandante militar de esta plaza, destacado comunista, representando a su partido en diversas ocasiones, gran actuante en el ejército. Le sorprendió en Cataluña la entrada de nuestro Glorioso Ejército, pasando a Francia, regresando en avión a la zona roja».
El itinerario de Etelvino Vega fue idéntico al de muchos de los fusilados por las tropas franquistas, que una vez reconocidos y determinado su papel eran pasados por las armas. Según el sumario 1145, el 9 de agosto manifestó que fue expulsado del Partido Comunista en 1932, por lo que no era posible que intentase la implantación del régimen comunista. Y el 11 de septiembre en el consejo de guerra afirmó que «sus méritos son debidos a hechos realizados en el campo de batalla y no a políticos».
Los últimos instantes de su vida han sido magníficamente relatados por Enrique Cerdán Tato, trascribiendo las siguientes palabras de Rafael Sierra Jover: «Precisamente fui yo quien entregué al propio Etelvino Vega, en la noche del día 14, la lista de los que habían de morir ante el piquete a la mañana siguiente. Ya en capilla, arengó a cuantos, con él, iban a cumplir, poco después, el último destino. Y toda la natural depresión de aquellos postreros instantes, se evaporó frente a la lumbre de sus palabras y de sus principios».

La familia de Carlos Vega y los tributos a la memoria de su padre

Tras su paso a Francia, Isabel Vicente y Carlos Vega emprenden un viaje hacia la URSS, donde permanecerán hasta su regreso a España, que tuvo lugar en 1978. Las gestiones que permitieron a Isabel Vicente el reconocimiento de la pensión como esposa de Etelvino se iniciaron con posterioridad a la ley 37/ 1984, que posibilitó el pago de las correspondientes a los militares de la República. En 1996, superó el último obstáculo para la concesión de la pensión, ya que el Tribunal Supremo revisó la sentencia de la Audiencia Nacional que se la negaba y declaró el derecho de Isabel Vicente a su cobro desde la fecha en que ella la solicitó, el 23 de enero de 1985.
La Comisión Cívica de Alicante, el 24 de abril de 2005 realizó un homenaje a los 27 fusilados el 15 de noviembre de 1939: la relación de los asesinados está encabezada por el nombre de Etelvino Vega, indicando su condición de gobernador militar de Alicante. El 27 de noviembre de 2011, la Comisión Cívica de Alicante inauguró un monumento funerario, con los nombres de los más de 700 republicanos fusilados, y Carlos Vega se desplazó hasta Alicante y dirigió unas palabras a los asistentes a este acto.
Un nieto de Carlos pudo entonces conocer cuanto se admiraba a su bisabuelo, y constatar que la historia y la vida han hecho imposible el criminal intento de aniquilar la memoria de aquellos que lucharon por una existencia más justa y solidaria para todos.


FUENTE: Manuel Parra Pozuelo

23 de julio de 2013

Toros y toreros en Mieres y Asturias

TOROS EN MIERES.  http://taurinagijona.blogspot.com.es


La afición a los toros en Mieres comenzó a manifestarse en los primeros años del siglo XX. Comenzaron a organizarse becerradas y novilladas durante las fiestas de San Juan, San Pedro o el Carmen de la Villa. Las plazas se instalaban en diferentes lugares como en el solar del mercado de abastos; junto al Vasco; las Moreras; el Batán o Arroxo.
 


Hemaroteca de ABC



Mieres 27 de junio de 1911



6 Novillos de Ramirez.

Alhameño.Bien en el primero y quinto

Antonio Lobo oreja en el segundo y estuvo bien en el cuarto



Domingo 30 de junio de 1912
 

Plaza de toros de Mieres.feria de San Juán.

Toros de Cullar

Para Antonio Lobo

Alhameño
 y Fernando de la Venta



24, y 29 de junio 1913



Esta anunciado Juan Belmonte  y Fernando Rosales Rosalito con una novillada de Marqués del Pozo en Mieres.
El novillero Gaspar Esquerdo fue herido por el primer toro en la novillada que se celebró en Mieres el pasado martes.Tiene una herida incisa en el tercio inferior cara interna del muslo derecho con 2 trayectorias una de 4 cms de profundidad y 6 cms de extensión de abajo arriba, y otra de 5cms de profundidad y 8 cms de extensión de fuera a dentro que interesa piel tejido celular y aponeurosis muscular.En el coche de su familia fué trasladado a Carabanchel en donde esperan sus amigos verle restablecido.El Doctor Ruiz Albéniz quién le atendió explicó que en 20 dias si no hay complicaciones estará curado.
  14/06/1927
Con una grán entrada se celebró en Mieres una charlotada, en la que el auténtico charlot, el chispa, y sus botones hicieron las delicias de la concurrencia, que los ovacionó largamente.la comisión organizadora de las fiestas está siendo felicitadísima.

28/06/1927
Novillada. San Juan Mieres.
Ganado de Encinas.
Raimundo Tato estuvo colosal toreando y matando cortando orejas.
Castrelito cumplió y también fué aplaudido.

24 de junio de 1952
 

Plaza de toros de Mieres.Feria de San Juán.
Victoriano Valencia es ovacionado en su primero en su segundo lucha contra la mansedumbre del animal
Pepe Rosales,ovación en uno y oreja en otro
Joaquin Bernadó oreja y aplausos.

20 de junio de 1953

Plaza de toros de Mieres.San Juán.
4 novillos de Alonso Perivalvo para el colombiano Zúñiga y Curro Chaves.
Zúñiga en su primero dos vueltas al ruedo y ovación.En su segundo ovación y vuelta al ruedo.
Chaves: Ovacion vuelta al ruedo y salida a los medios en su primero.
En su segundo es volteado sin consecuencias.Ovación 2 orejas y rabo.
Los dos toreros fueron sacados a hombros de la plaza.
17 de julio de 1961

Novillada de la feria del Carmen.
4 novillos de Ignacio Encinas bravos y bien presentados.
el rejonador Manuel Baena cortó las 2 orejas y el rabo de su enemigo.
Jose Arribas fue ovacionado en los 2 suyos.
Pepe Landa estuvo deslucido en su novillo.Silencio.
Resumen de Cifra

 20 de junio de 1965
 
Plaza de toros de Mieres.San Juán.
Toros de la viuda de Don Candido Garcia bravos y codiciosos.
Antonio de Jesús una oreja y 2 orejas.
Fernando de la Peña vuelta y 2 orejas.
El rejoneador portugues Manuel Jorge corto una oreja.
 -------------------------------------------------------------

ASTURIAS Y LOS TOROS
  El triunfo del espada.
Circula el tópico, antiguo y muy extendido, de que en Asturias, y en general, en las provincias del Norte, no hay toros ni afición taurina.
D. Jesús Evaristo Casariego, autor del libro «Romances modernos de toros, guerra y caza» , afirmó en reiteradas ocasiones, oralmente y por escrito, la antigüedad de los festejos taurinos en Asturias, llegando a señalar que los hubo en esta tierra antes que en ninguna otra de España.
A finales del siglo X, no resultaba sorprendente que un toro bravo actuara como verdugo en una plaza de Oviedo. Si se empleaba a los toros en esos menesteres, forzosamente tenían que encontrarse a mano, en los campos próximos, pues sería incongruente, además de costosísimo, tener que ir a las otras vertientes en busca de ellos.
                        Cartel de corrida de toros en Mieres  http://taurinagijona.blogspot.com.es
Y dejando atrás la historia fabulosa, vayamos a la «Crónica General» que mandó hacer Alfonso X, en la cual se refiere que, con mucha anterioridad al sucedido milagroso del obispo Ataúlfo, en el año 815, el rey Alfonso II el Casto convocó Cortes en Oviedo, «e mientras que duraron aquellas Cortes lidiaban cada día toros e bofordaban de cada día e facían muy grandes alegrías» . Con toda probabilidad, ésta es la primera mención de corrida de toros que registra la historia de España. Posteriormente, hay noticia de que cuando el rey Alfonso VI hizo un viaje a Oviedo en 1075, en el curso del cual fue abierta el Arca Santa de la Catedral, igualmente se corrieron toros, interviniendo en el festejo Rodrigo Díaz de Vivar, más tarde conocido como el Cid Campeador, que venía con el séquito del rey. Encontramos noticias documentadas de corridas de toros a lo largo de la Edad Media, sobre todo a partir del siglo XV, y en el siglo XVII, abundantísimas. "La constancia de corridas de toros en la Asturias medieval no ofrece dudas", resume Casariego, "y las celebradas, sobre todo a partir del siglo XIII, debieron ser numerosas, pues los novillos tenían lugar en las fiestas y conmemoraciones de los pueblos. En el siglo XVI tal festejo resultaba imprescindible en las poblaciones de alguna importancia" .
De esto último poseemos un testimonio irrecusable, el relato del desembarco y primer viaje del futuro rey Carlos I por España, hecho por su cronista, Laurent Vital. Como es sabido, Carlos de Gante, que más tarde sería Carlos I de España y V de Alemania, pero que todavía no lo era, vino a España en 1517, a tomar posesión de la corona, herencia de su abuelo, Fernando el Católico. La armada real partió de Flesinga en dirección a Santander, pero vientos contrarios la desviaron hacia las costas asturianas, por lo que los pilotos, vizcaínos y buenos conocedores del mar Cantábrico, quedaron muy avergonzados, según apunta Laurent Vital. Dado el mal estado de la mar, el rey desembarcó en Villaviciosa, en Puente Huetes (y no en Tazones, como equivocadamente se dice) con parte de su séquito, mientras el resto de los cortesanos continuaron a bordo de las naves hacia Santander, adonde llegaron al cabo de dos días. El viaje por tierra del futuro rey fue más azaroso. El desembarco en Villaviciosa se produce al atardecer del día 19 de septiembre; al día siguiente era domingo, y los gobernadores de la villa fueron a hacerle reverencia, llevándole como regalos seis vacas, veinticuatro corderos, doce cestas de pan blanco y varios pellejos de vino. Y al otro día, el 21 de dicho mes, refiere Vital, "los de la villa, para distraer al rey y a las damas, hicieron una corrida de toros delante del alojamiento del rey, cuyos toros le hicieron pasar un buen rato, porque eran muy fieros y se defendían bien; mas, para dar fin a esta diversión, fueron desjarretados a fuerza de espadas, y, finalmente, muertos".
Continuando su viaje hacia el Este, Carlos, que con el tiempo llegaría a ser un buen aficionado, según nos cuenta Zapata de Chavews (llegó a alancear un toro fiero, que recibía el muy apropiado nombre de Mahoma), presenció corridas de toros en Ribadesella, Llanes y San Vicente de la Barquera.
De todas estas corridas presenciadas en la cornisa cantábrica, la de Llanes es la que está descrita con mayor meticulosidad. Vital describe cómo era el ruedo ("se escoge una plaza amplia y espaciosa para mejorar la diversión y correr los toros, cuyo lugar se cierra para la seguridad de los espectadores y preservarlos de los peligros que les podrían ocurrir"), quiénes eran los toreros ("un gran número de rudos compañeros, a pie, todos con justillos para mejor correr y defenderse contra los dichos toros, teniendo cada uno espada en la mano"). Vital es buen observador y se fija en todos los detalles: señala que el toro "se muestra muy sorprendido de ver a tanta gente por todos lados, porque por todas partes adonde va encuentra el paso cerrado, y además, para engañarle más y enfurecerle, los compañeros le clavan banderillas de diez pies de largas, que tienen en el extremo una punta de hierro enfilada como una lezna" . La faena termina dando muerte al toro, después de desjarretarle. En esta corrida, en la que hubo gran diversión, "los toros eran bravos, malos y valientes a maravilla, como lo demostraron luego después de haberse enfurecido, que hirieron a varias gentes, entre las cuales hubo un hombre puesto en peligro de muerte".
En rigor, el relato de la corrida de Llanes por Laurent Vital es la primera revista taurina que se ha escrito. De modo que tenemos los siguientes datos incuestionables: la primera mención histórica de festejos con toros tiene lugar en Oviedo; la primera «crónica taurina» relata una corrida celebrada en Llanes. ¿Podrá negársele, en consecuencia, a Asturias, como se hace, tradición taurófila?
 
 Toros en Mieres (paseillo de las cuadrillas) http://taurinagijona.blogspot.com.es
No nos extenderemos sobre otros testimonios. Bástenos recordar, relativo al siglo XVIII, el que figura en el cuestionario de Gil de Jaz, publicado con el título de "Timbres históricos de la ciudad de Oviedo", donde un anónimo informador señala que en Oviedo se celebraban varias corridas por el mes de septiembre y en otras fechas, "por una tradición que iba añadiendo fuerzas a las costumbres y tocando en una casi inmemorial tradición", añadiendo que en 1732 hubo dos corridas con un costo de mil pesos, cantidad muy alta.
Si hay toros, es normal que haya toreros, y lugares donde se celebren las corridas.
En cuanto a los toreros asturianos, encontramos a:
La lista desde los que actuaron en Villaviciosa hasta Rafael de Pelayo o Pepe Rosales es abundante. Sin pretender una nómina exhaustiva, citaremos a Antonio Argüelles, que, según Casariego, "fue matador de tronío y banderillero excelentísimo y tuvo un hermano llamado Esteban que fue novillero diestro y también muy notable en el arte de poner rehiletes" .
En la época de Fernando VII destacó Roque Miranda "Rigores", que tuvo dos hermanos banderilleros, Juan y Antonio, apodado este último "el Asturiano".
Tres matadores de alternativa registran las crónicas: José Antonio Suárez Iglesias; Severino Díaz Busto "Praderito" y Bernardo Casielles, el más importante de todos".
 Becerrada en Langreo http://taurinagijona.blogspot.com.es
         BECERRADA MIERES 1926 http://taurinagijona.blogspot.com.es
NOTA: 
Las "imagenes" de este artículo estan sacadas de:
http://taurinagijona.blogspot.com.es
-----------------------------------------------------------------------
Éstos son: 

JOSÉ ANTONIO SUÁREZ Iglesias:

Según El Cossío nació en Oviedo el 23-4-1828. Vivió desde pequeño en Madrid. Fue carpintero entre otras cosas. Alternativa en Madrid el 24-9-1860 por Julián Casas "El Salamanquino". Le atraía la política y por sus ideas republicanas tuvo que emigrar a Francia de 1866 a 1868. Fue un torero de aceptables condiciones. Toreaba de capa y muleta con serenidad y su valentía rayaba en la temeridad y estoqueaba con facilidad. Sus interrupciones y la falta de ambición hizo que no llegara a mas. Una vez retirado en 1878, montó una taberna en la calle del Factor en Madrid. Falleció el 21-1-1889.
"PRADERITO" (Severino Díaz Busto):
Nació en Gijón en 1887. Alternativa en Gijón el 22-8-1920 por Larita y Angelete. De carrera efímera, truncada trágicamente el 1º de septiembre de 1920, pero no de una cornada, sino de un tiro de revólver que le disparó el empresario taurino cuando discutían en la terraza del café Lion d'Or, cuando Praderito le fue a reclamar el 50% de lo beneficios estipulados. Al negárselos, éste se avalanzó sobre él y el empresario le disparó en el pecho. No fue un toreo fino, ni tampoco una figura, era valiente y decidido en todas las suertes, manejando la capa y la muleta con soltura.

BERNARDO CASIELLES Puerta:

Según El Cossío nació en Gijón el 25-6-1895, aunque pronto se fue a Oviedo con su familia. Su familia se opuso a sus aficiones taurinas.
Tomó la Alternativa en Oviedo el 19-9-1920 actuando de padrino Julián Sáiz "Saleri II" y de testigo a Juan Luis de la Rosa, con el toro:"Marqués" del Duque de Veragua.
La confimó en Madrid el 26-9-1920 actuando con Fortuna y Emilio Méndez, con toro: "Morenito" de Fernando Villalón. Torea con los mejores: Lalanda, Belmonte..., pero se le hace un vacío, pese a sus éxitos; así aguanta hasta 1924, año en que abandona el toreo y se dedica a actividades comerciales e industriales. Es el mas importante de todos los toreros asturianos. Toreó en casi todas las plazas de España y México. Se casó con una mexicana. El alzamiento le sorprende en Madrid, y según los informes policiales lucha en el frente de Guadarrama, donde resulta herido; a su regreso a Madrid obtiene el grado de capitán. Luego se trasladaría a Barcelona, donde se le encuentra en la sección de compras de material del Ejército. Luego se exilia en Caracas. Finalmente regresa a España, donde está al frente del Decanato de Espadas de Alternativa hasta que fallece el 9 de mayo de 1983 en la Residencia de Ancianos de Colmenar Viejo(Madrid). Fue enterrado en Oviedo el día 11.


Fotografía tomada el día 2 de noviembre de 1921 al torero asturiano Bernardo Casielles al entrar a matar a uno de los toros que lidió aquél día en la plaza de toros de la Cd. de México.Colección mejicana de tarjetas postales antiguas. http://taurinagijona.blogspot.com.es

Su hermano Miguel Casielles fue novillero y banderillero, pero una cornada en el vientre de un novillo de Mará Montalvo puso fin a su carrera, en la plaza de Tetuán de las Victorias de Madrid el 19-8-1934.

Más datos sobre BERNARDO CASIELLES.

En 1919 se sitúa en la cumbre de la novillería toreando 6 tardes en Sevilla.Toma la alternativa el 19 de septiembre de 1920 en la plaza de toros de Oviedo de manos de Juan Saénz Saleri II y de Juán Luís de La Rosa con toros de Veragua.Cortó 2 orejas y rabo saliendo a hombros, repitiendo al día siguiente con salida a hombros.El día 26 de Septiembre confirma su alternativa en Madrid con toros de Marqués de Lleu, de padrino Fortuna, y de testigo Emilio Mendez, siendo muy ovacionado. Cogió grandísimo cartel alternando con Belmonte y Gaona.En 1922 torea en Gijón 2 corridas en la feria de Begoña. Triunfó en España Francia Méjico y Venezuela durante varias temporadas llevando el nombre de Gijón y el de Asturias con orgullo por los ruedos.El 31 de diciembre de 1923 en Venezuela sufre una cornada a raiz de la cual baja su cartel, y en 1924 se despide de los ruedos en la plaza de Vista Alegre de Madrid.Es el torero más importante que ha dado Asturias, aunque ha habido otros muchos,pero no llegaron tán lejos.
Casielles, el torero masón.

El matador gijonés, que hizo el paseíllo en plazas de España y América, donde cosechó grandes triunfos, participó en una logia, fue capitán del bando republicano en la guerra y tiene calle en Oviedo


Gijón, Ignacio PELÁEZ Diario La Nueva España.08/2012  www.lne.es
Toreros asturianos ha habido pocos. Y masones, sólo uno: Bernardo Casielles Puerta. Lo que destaca de este gijonés y le hace singular es que consiguió aunar en su figura el arte de Cúchares, por un lado, y una azarosa vida que le llevó a combatir en la Guerra Civil, participar en una logia masónica y triunfar en ruedos del otro lado del Atlántico.

Nació un 25 de julio de 1895 en Gijón, hijo de un trabajador del Ferrocarril del Norte. Pronto aparecieron sus deseos de ser torero, aunque también tenía dotes de actor, pues llegó a participar en una obra de teatro en su etapa estudiantil. Pese a las buenas aptitudes de quienes le vieron sobre las tablas, su afición era otra. Con la ayuda del aficionado García Santos aprendió las suertes del toreo. Faltaba darse a conocer. La fecha elegida fue el 15 de agosto de 1912, en una corrida mano a mano con Manolete, padre, y Cocherito de Bilbao, con toros de la ganadería del Duque de Veragua. Durante la lidia del quinto toro, jabonero de mucha seriedad, saltó desde el tendido y tras tres pases de rodillas y remate de pie saludó ante una clamorosa ovación.

Perseverante, tenaz, de mucho genio, entre arrogante y presuntuoso, era el carácter de Casielles, lo que explica su afán por conseguir ser figura del toreo. Una vocación donde la suerte, aunque no siempre, marca la hoja de ruta. El azar quiso que actuando de sobresaliente en la plaza de toros de Vista Alegre, en Carabanchel, el diestro titular fuera cogido. El gijonés se quedó solo para estoquear dos novillos de Tovar y otros tantos de Terrones. El destacado triunfo le permitió comenzar a torear por muchas plazas de España, donde consiguió numerosos éxitos hasta tomar la alternativa, el 19 de septiembre de 1920, en Oviedo. Saleri II, como padrino de ceremonia, le cedió al toro «Marqués», de la ganadería, curiosamente, de Veragua, del que obtuvo los máximos trofeos (dos orejas y rabo). En su confirmación (en Madrid) le acompañaron Fortuna y Emilio Méndez, en un encierro del Marqués de Lleu.

Su paso por el continente americano, quizás por una mano negra que le impedía tener éxito en su país, estuvo marcado por los triunfos y por el amor. Toreó en México con Rodolfo Gaona y Juan Belmonte en 1922. Unos años después, según publica «El Noroeste» el 11 de febrero de 1925, fue detenido en ese mismo país tras enamorarse de una joven mexicana, Amparo Fuentes. El padre, millonario, denunció al torero. Ante el amor que ella declaró que los unía, el juez dejó en libertad a Casielles.

Durante sus últimas temporadas fue intercalando los paseíllos con las reuniones de la masonería. Se inició en la logia madrileña hispanoamericana n.º 379 del Gran Oriente español. Tras las pruebas pertinentes para hacer efectivo su ingreso, se inicia en la masonería el 1 de junio de 1921. Con el tiempo va escalando posiciones en los distintos grados que forman la parte jerárquica de la logia. Pasa al grado de compañero el 20 de julio de 1922, mientras que el 16 de junio de 1923 llega a convertirse en maestro masón, año en el que sufre una cornada en Venezuela que le hace bajar su nivel para después retirarse un año más tarde en la plaza de Vistalegre de Madrid.

La vida de Casielles no estuvo exenta de desgracias. Su hermano, Miguel Casielles, quiso seguir sus pasos sin que el matador pudiera impedirlo a sabiendas de la dureza interna del mundillo: en la plaza de toros de Tetuán de las Victorias, un 19 de agosto de 1934, un toro de la divisa de María Montalvo le infirió varias cornadas en el vientre de las que no se pudo recuperar.

Estar inmerso en una logia masónica hizo a Casielles ponerse del lado del bando republicano cuando comenzó la Guerra Civil española. Tras ser herido en el frente, en Guadarrama, fue elevado al rango de capitán. Durante la dictadura franquista fue condenado en 1944 por el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo a doce años y un día de prisión. Se había exiliado a Caracas tras la derrota republicana y en ese país se ocupó de la explotación agrícola de su esposa mexicana. Allá pasó muchos años, hasta 1964, en que decide volver a su país, su tierra, sus calles, pues el torero no perdonó un verano en que no pasease por su Gijón natal hasta su muerte, en 1983, en Colmenar Viejo, siendo posteriormente enterrado en Oviedo, donde tiene una calle a su nombre. Lo que no ocurre en su ciudad natal. 
Bernardo Casielles, un gijonés que bien pudo formar parte del libro de Luismi Piñera «Raros, disidentes y heterodoxos», pues pocos gijoneses pueden decir, si es que hay alguno, que fueron actor, torero, capitán de guerra, maestro masón y veraneante en su ciudad natal. Si hay alguien, bien puede cortarse la coleta.
DIEGO RAMOS García:
Nació en Oviedo el 24-2-1977. Aunque en otros documentos he leido que vive y criado en Salamanca.
 La alternativa en Higuera la Real (Badajoz) el 15-9-2012, por Antonio Ferrera y Ambel Posada, con el toro:"Guapillo" de Gerardo Ortega. Oreja y oreja.

















21 de julio de 2013

Fernando Solano Palacio, el polizón de Morcin en El «Winnipeg»

Un anarquista en el «Winnipeg»

Winnipeg es un barco francés de la primera mitad del siglo XX. Fue famoso porque arribó a las costas de Valparaíso, Chile el día 3 de septiembre de 1939, con 2.200 inmigrantes españoles provenientes desde Francia por iniciativa del poeta chileno Pablo Neruda. Los inmigrantes eran refugiados republicanos o comunistas de la Guerra Civil Española que habían huido de España por la llegada de Francisco Franco al poder. Tras la caida de Francia, el Winnipeg permaneció bajo bandera de Francia, navegando para la Francia de Vichy. Fue capturado el 26 de mayo de 1941 por el balandro holandés HNMS Van Kinsbergen (U 93) en el mar Caribe, y confiscado por el gobierno británico posteriormente. Algunos meses después fue adquirido por Canadá, y renombrado Winnipeg II. Fue torpedeado por el submarino alemán U-443 el 22 de octubre de 1942 mientras navegaba desde Liverpool hasta Saint John, New Brunswick. Todo el personal a bordo, fue rescatado. 

El morciniego Fernando Solano Palacio logró viajar como polizón en el carguero fletado por Pablo Neruda para llevar hasta Chile a refugiados españoles en Francia. (el 3 de septiembre de 2013, se cumplen 74 años de la aventura en El «Winnipeg»)


El «Winnipeg» fue un barco fletado, por iniciativa del poeta Pablo Neruda, con el objetivo de llevar hasta Chile a un grupo numeroso de refugiados españoles en Francia. La operación se hizo en 1939 cuando el gobierno de aquel país estaba presidido por el frente-populista Pedro Aguirre Cerda, quien pensando que Chile necesitaba mano de obra aconsejó que los pasajeros fuesen útiles para la industria, la minería y la agricultura, en vez de intelectuales y que los cupos del barco se distribuyesen de forma proporcional entre todos los partidos, agrupaciones y sindicatos antifranquistas.
La historia oficial también nos dice que en el viejo carguero preparado para la misión, pudieron embarcar 2.365 exiliados con un pasaporte colectivo hasta Valparaíso, adonde llegaron -aunque no todos- el 3 de septiembre de 1939, después de haber partido el 4 de agosto de 1939 desde el puerto de Trompeloup, cerca de Burdeos e incluso que muchos de ellos eran niños, que siguieron escolarizados a bordo. La realidad fue que el «Winnipeg» cumplió su cometido, pero la poderosa mano del estalinista Neruda se encargó de seleccionar a sus viajeros dando preferencia a sus camaradas del partido Comunista y marginando especialmente a los trotskistas y los anarquistas.
El laureado poeta, que unía a esta condición la de político, ya había sido diplomático en Barcelona y Madrid y lo era entonces en París, cuando el presidente lo designó como cónsul especial de la inmigración española en Francia. Él contó en uno de sus poemas el episodio del barco, escribiendo: "Yo decretaba el último Sí o el último No. Pero yo soy más Sí que No, de modo que siempre dije Sí», aunque los expertos que han investigado este capítulo, como el escritor americano Stephen Schwartz, afirman que «Neruda jugó el papel de un Schindler al revés», y el mismo lo confirmó en un informe de junio de 1939 al escribir: «Por ejemplo, yo me he negado a la entrada de anarquistas, Méjico los recibía hasta hace poco y ahora no sabe qué hacer?».

 
Fotografía tomada en junio de 1939 mientras el barco era acondicionado para su viaje a Chile. Biblioteca Nacional de Chile.

El «Winnipeg» era en aquel momento la última esperanza de muchos refugiados que habían pasado por las cárceles o los campos de concentración del país galo y tuvieron que volver a ellas y en no pocos casos seguir combatiendo, esta vez contra la Alemania nazi en la nueva guerra que estaba a las puertas de Europa. Por ello algunos como el conocido cenetista Josep Peirats, que había conseguido huir de uno de aquellos campos, intentó subir a bordo con otros compañeros, pero fue desembarcado por que no comulgaba con la ideología de los organizadores.
Quien sí lo consiguió fue el asturiano Fernando Solano Palacio, que pudo burlar la vigilancia y viajar como polizón., y como no sé si les suena de algo este nombre, ahora paso a contarles quien fue.
La breve biografía que se repite cuando se le menciona afirma que se desconoce su lugar de origen y que murió en Gijón en 1974. Después de buscar por los registros civiles puedo aclararles por fin estos datos: efectivamente murió en Gijón, de senectud, dice su partida de defunción, pero fue el 27 de octubre de 1973, y había nacido en Morcín el 26 de agosto de 1887, luego emigró siendo aún muy joven hasta América, pasando en diez años por Argentina, Chile, Panamá y Nueva York donde se empleó en unos astilleros. Ya de regreso, en España empezó a colaborar en publicaciones anarquistas como Tierra y Libertad o La Revista Blanca.
En la primera página de sus memorias, el recordado anarquista felguerino Aquilino Moral hizo una relación de sus compañeros asturianos más destacados y lo cita en ella aclarando que residía en Mieres, una zona en la que la CNT estaba en clara desventaja frente al todopoderoso Sindicato Minero de Manuel Llaneza; pero a pesar de esta circunstancia, pudo participar activamente en la preparación y desarrollo de la revolución de Asturias dejando su testimonio de estos hechos en el libro La revolución de octubre. Quince días de comunismo libertario en Asturias, escrito en la cárcel de Oviedo por consejo de Diego Abad de Santillán.
El libro se publicó inicialmente firmado con el seudónimo de «Ignotus»y tiene su propia historia, ya que durante la guerra corrió el rumor de la muerte de Solano en Asturias, y Manuel Villar encargó una segunda edición que firmó sin ningún reparo con su nombre, cambiándole el título por el de El Anarquismo en la revolución de Asturias.
No fue esta la única anécdota que envolvió a sus publicaciones. Cuando vio la luz «La tragedia del Norte», un grupo de asturianos, entre los que se hallaban individuos recién ingresados en la organización de la CNT, procedentes en su mayoría de partidos políticos, molestos por algunas de sus opiniones intentaron expulsarlo de la CNT y de la FAI, para poder asesinarlo después. Afortunadamente, los libertarios catalanes desbarataron aquel montaje y pudieron salvarlo.
Posteriormente volvió a ser detenido varias veces, juzgado por sus actividades y condenado a la última pena y en una ocasión apaleado casi hasta la muerte por la policía madrileña. En el año 1938 también salió de otra situación extrema gracias a la intervención del comandante Rozas, otro langreano que había luchado a su lado en el batallón Asturias 52?pero en este momento no puedo ampliarles estos capítulos porque el espacio me obliga a ceñirme al relato de lo ocurrido con el «Winnipeg».
Imagen del presidente de Chile en aquel momento, Pedro Aguirre Cerda, en la cubierta del Winnipeg. Este viejo carguero francés fue el barco que contrató Pablo Neruda para transportar a 2.365 exiliados españoles a Chile. (Foto: Biblioteca Nacional de Chile).

En el Archivo Nacional de Chile se conservan dos documentos que certifican el desembarco de 24 pasajeros, disidentes de la línea ortodoxa del PCE, en el primer puerto que el buque tocó en aquel país, el de Arica, ciudad conocida allí como la «puerta norte», por su proximidad a la frontera con Perú, mientras que otros 16 -los anarquistas- también fueron detenidos por viajar sin pasaporte. Aunque en realidad se los habían entregado a Ernesto Mollenhauer, sobrino de una autoridad militar chilena, quien se los solicitó para el trámite del desembarco, aduciendo después que los había extraviado, en una clara maniobra para poder acusarlos.
En los dos casos se adjuntan los nombres de los afectados y en el grupo de los 16 figura Fernando Solano Palacio, con estos datos: «natural de Asturias, 45 años, casado, lee y escribe, periodista, hijo de Manuel y Florentina. Exhibió carnet de miliciano».
Dicen que este pequeño grupo de libertarios fue recibido en la rada de Valparaíso por una lancha, donde sus compañeros los acogieron agitando banderas rojinegras. Luego, cada uno fue haciendo su vida. La del morciniego llenaría muchas páginas y está por contar, aunque de lo que sí disponemos es de su extensa obra en la que se encuentra desde un libro de versos titulado Jardín de Acracia, que escribió a medias con otro poeta de curioso nombre, Astru Astur, hasta numerosos artículos en prensa.
Entre sus libros, muchos de ellos publicados por La Revista Blanca, están «Aurora», «La mujer y el ideal», «Amor y sacrificio» y «El arreo». Aunque seguramente su novela más popular es «Entre dos Fascismos, Memorias de un voluntario de las Brigadas Internacionales», una critica al estalinismo que fue publicada en Valparaíso, donde pudo abrir una imprenta y ayudar a montar la editorial «Más allá», con la que también editó «El Éxodo por un refugiado español», donde contó lo ocurrido entre el 21 de febrero hasta el 4 de septiembre de 1939 con su huida y estancia en Francia y el viaje del «Winnipeg».
Fernando Solano Palacio pasó la mitad de su vida en Chile sin abandonar nunca su militancia, integrándose en el Grupo Anarquista Enrique Arenas y en la Federación Anarquista Internacional del país, por ello sus aportaciones a la prensa anarquista internacional, desde 1915 hasta los años setenta son incontables. Finalmente, cuando se encontró de cerca con la muerte quiso volver a quedarse.

                             Ilustración de Alfonso Zapico

FUENTE: ERNESTO BURGOS - HISTORIADOR
----------------------------------------------------------------
La otra historia del Winnipeg: los que Neruda excluyó.
 
El 3 de septiembre de 1939, el Winnipeg recaló en Valparaíso con refugiados de la Guerra Civil española. Pablo Neruda estuvo a cargo de la operación y convirtió la historia en un mito de heroísmo. Sin embargo, su lista dejó fuera a quienes no comulgaban con Stalin.
http://www.latercera.com.
Era una tarea urgente y había poco tiempo. Pablo Neruda, cónsul de Chile para la inmigración española, hacía gestiones para traer refugiados de la Guerra Civil. Las instrucciones del gobierno de Pedro Aguirre Cerda eran precisas: se aceptarán sólo aquellos que sean útiles para la industria, la minería y la agricultura. Pero el poeta acababa de escribir su Canto de amor a Stalingrado y tenía su propio filtro: ni trotskistas ni anarquistas.
El 3 de septiembre de 1939, el Winnipeg recaló en Valparaíso. Había salido de Francia el 4 de agosto, con dos mil refugiados españoles. "Eran pescadores, campesinos, obreros, intelectuales, una muestra de la fuerza, del heroísmo y del trabajo. Mi poesía en su lucha había logrado encontrarles patria. Y me sentí orgulloso", recordará en Confieso que he vivido.
Como en casi todos los episodios de su vida, el poeta convertirá la historia del Winnipeg en un mito. Un poema de heroísmo y libertad.  "Que la crítica borre toda mi poesía, si le parece. Pero este poema, que hoy recuerdo, no podrá borrarlo nadie", escribe. "Por primera y última vez debo haber parecido Júpiter a los emigrados. Yo decretaba el último SI o el último NO. Pero yo soy más SI que NO, de modo que siempre dije SI".

Es una leyenda encantadora, desde luego, pero una leyenda. En una carta de junio de 1939, el poeta informa a sus autoridades: "Por ejemplo, yo me he negado a la entrada de anarquistas, Méjico los recibía hasta hace poco y ahora no sabe qué hacer".
La empresa del Winnipeg, cuya importancia nadie desconoce, no estuvo libre de las divisiones que había generado la Guerra Civil. Así lo han establecido dos biógrafos del poeta, el alemán David Schidlowsky, autor de una investigación monumental, Las furias y las penas, y el británico Adam Feinstein (A passion for life), así como el escritor americano Stephen Schwartz. Este último es implacable: "Neruda jugó el papel de un Schindler al revés.
Usando su estatus de diplomático, se aseguró de que los pasaportes para abordar el Winnipeg fueran para refugiados que compartían sus políticas y sus creencias, que eran las de José Stalin. Los refugiados rechazados fueron condenados al encarcelamiento o la muerte en Francia, que dentro de un año cayó en las manos de los ejércitos de  Hitler".

POLIZONTES
El líder anarquista Josep Peirats escapó de España con el triunfo de Franco. Fue a dar a campos de prisioneros y huyó. Consiguió subir al Winnipeg con un par de compañeros, pero los bajaron -dijo- por no ser estalinista. Según relató en La CNT en la Revolución española, los viajes los controlaban los comunistas y en el caso de Chile, Neruda "hizo la selección".
Sin embargo, en la tripulación del Winnipeg lograron colarse refugiados que no eran comunistas. Fue el caso de Fernando Solano Palacio, quien viajó de polizonte. "El señor Neruda apela por todos los medios, por innobles y desleales que estos sean, para rechazar el mayor número posible de anarquistas, embarcando comunistas en su lugar, sin que esto sea óbice para que, valiéndose de su cargo de agente consular, ponga sus actividades no al servicio de Chile, y sí al servicio del Partido Comunista y de sus amistades", narró en sus memorias El éxodo. Por un refugiado español.
                                            http://www.latercera.com
Por lo menos Solano llegó a puerto. El pintor Eugenio Fernández Granell, en cambio, fue invitado a bajarse en el camino. Trotskista de toda la vida, se exilió en Santo Domingo. Según datos de David Schidlowsky, el 86% de las solicitudes de refugiados anarquistas fueron rechazadas: "El porcentaje de anarquistas que al final llega a Chile es de 0,9% del total, lo cual demuestra el éxito de las maniobras de los comunistas y Neruda". Es la otra historia del Winnipeg.

ACTIVIDADES POR EL ANIVERSARIO
Los 70 años de la llegada del Winnipeg serán celebrados con una serie de actividades que arrancan hoy. A las 19 horas, en la Biblioteca Nacional, Roser Bru, José Balmes y Víctor Pey (todos refugiados) animarán una mesa redonda. El acto central será mañana, a las 12 horas, en La Moneda, encabezado por la Presidenta Michelle Bachelet. El jueves habrá un homenaje a Neruda en su casa de Isla Negra y el viernes, en La Chascona, se presentará el poeta español Benjamín Prado, director de Cuadernos Hispanoamericanos. La Cineteca Nacional, en tanto, programó un ciclo de documentales sobre la Guerra Civil.

                                           http://www.latercera.com

FUENTE:  Andrés Gómez Bravo.
-------------------------------------------------------- 

Los exiliados españoles desmienten en Chile las leyendas entorno al barco Winnipeg. 
http://www.laregioninternacional.com

Refugiados de la Guerra Civil española que llegaron a Chile en el barco Winnipeg desmintieron en Santiago varias de las leyendas que circulan en torno a la embarcación fletada por el poeta Pablo Neruda. En el marco de la conmemoración del 70 aniversario del arribo del barco al puerto chileno de Valparaíso, los exiliados Víctor Pey y Roser Bru, y los historiadores Jaime Ferrer y Julio Gálvez, participaron en una charla en la que, además, contaron anécdotas de su viaje a Chile junto a alrededor de 2.300 refugiados más.

                Niños españoles que viajaron en el Winnipeg.
Pese a llevar el nombre de un lago canadiense, el Winnipeg era un carguero que pertenecía al Partido Comunista y formaba parte de la compañía naviera 'France Navigator'.
En contra de algunas versiones que salieron publicadas, el historiador Julio Gálvez afirmó que en el barco 'sí embarcaron muchos anarquistas', hecho que fue corroborado por uno de los asistentes al acto, quien se identificó como el hijo y nieto de anarquistas que viajaron en el Winnipeg.
El historiador señaló que algunas publicaciones, basadas en el libro 'El éxodo', de Solano Palacios, un anarquista que viajaba en el Winnipeg, señalaron la ausencia de anarquistas en el barco.
A pesar de que hay documentos que certifican que Neruda prefería que no hubiese anarquistas a bordo, el listado de pasajeros incluyó a muchas personas de esa ideología, indicó Gálvez.
El historiador señaló que Solano escribió una visión politizada de la travesía, donde calificaba a las mujeres que fumaban de 'prostitutas' y a los veintitrés miembros de la tripulación chilena del Winnipeg de 'borrachos'.
Los historiadores Jaime Ferrer y Julio Gálvez afirmaron que en el Winnipeg viajó 'gente de todas las regiones de España' y con 'oficios de todo tipo', pertenecientes a hasta 33 movimientos y partidos políticos distintos, según las fichas de los pasajeros que se encontraron.
Víctor Pey, pasajero del Winnipeg, contó su salida de España y señaló que 'entre 300.000 y 500.000 personas' se agolparon en la frontera entre España y Francia huyendo del dictador Francisco Franco.
'Yo y mi hermano atravesamos los Pirineos con una brújula durante tres días y tres noches de invierno', agregó.
 Pablo Neruda en Chile. La situación de los exiliados preocupó desde el inicio al poeta chileno, que se convertiría en Cónsul Especial para la Emigración Española y que ya había ejercido como cónsul en Barcelona y Madrid. 
(Foto: Fundación Pablo Neruda).
                          
Pablo Neruda conoció la situación de los refugiados españoles en campos de concentración franceses durante su etapa de cónsul chileno en Barcelona y Madrid.
A su regreso a Chile, en 1937, convenció al entonces presidente Pedro Aguirre Cerda para fletar un barco para trasladar a algunos refugiados a Chile para ofrecerles una vida mejor.
En 1939, el poeta viajó a Francia con este propósito, donde recibió miles de solicitudes de españoles refugiados que querían embarcarse en el Winnipeg rumbo al continente americano.
Ayudado por el ex gobierno republicano español, Neruda seleccionó las familias de refugiados que partieron desde el puerto Trompeloup-Pauillac, cerca de Burdeos, el 4 de agosto de 1939.
La pintora Roser Bru declaró que el Gobierno chileno pidió que entre los pasajeros del Winnipeg se encontraran profesionales de todo tipo, con el fin de que pudiesen aportar conocimientos al pueblo chileno, y descartó que solo hubiese gente afiliada al Partido Comunista.
Bajo este criterio, el Servicio de Evacuación de Refugiados del Gobierno republicano español en el exilio se encargó de seleccionar, entre los miles de refugiados de campos de concentración franceses, a los pasajeros que subirían a la embarcación.
Este miércoles algunos de los refugiados serán recibidos por la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en el Palacio de La Moneda y, coincidiendo con el día que la nave llegó a Chile, rendirán un homenaje a Pablo Neruda con un viaje a la casa del poeta en Isla Negra.

FUENTE: Efe - (Santiago de Chile - 02-09-2009)
--------------------------------------------------------------

VIDEOS RELACIONADOS YOU TUBE