29 de octubre de 2012

La cita anual de Mieres

Mieres del Camino.

 La cita esperada

http://fusionasturias.com


Junio es probablemente el mejor mes del año para conocer la histórica ciudad de Mieres. La villa, que en los últimos años ha potenciado su atractivo residencial, se deja llevar por el ambiente festivo que la onomástica de San Xuan trae a sus calles. Los mierenses, fieles a la tradición, saben que la fiesta está en la calle.

Vista general de Mieres.
Foto: Fusión Asturias
Pasear por la tranquila ciudad de Mieres, tomar unas sidras en la Plaza de Requejo y disfrutar del buen comercio existente en la localidad son algunas de las posibilidades que ofrece Mieres del Camino. La villa, capital del concejo, es el alma del municipio, la que concentra prácticamente la totalidad de los servicios y la que ha acogido a buena parte de la población que ha dejado el medio rural en favor de la urbe. El que llega por vez primera a sus calles tendrá que acostumbrarse a lo que aquí es casi un deporte: caminar sin prisas, disfrutando del ambiente y la familiaridad que se respira en una ciudad que -pese a ser cabecera de la zona sur metropolitana de Asturias- tiene muy presente que no quiere perder el calor humano. Precisamente por eso, Mieres conserva su atractivo. Sus habitantes lo corroboran y afirman: "se vive bien aquí". Aún así, la ciudad ha tenido que "reinventarse", sin olvidar que viene de un pasado rico en industria y en minería que ha dejado en todo el concejo un completo patrimonio histórico-industrial.
El desarrollo de nuevos espacios urbanísticos en la ciudad, liderados por la zona residencial del Vasco-Mayacina; la consolidación del campus universitario, la creación de nuevas instalaciones deportivas y la construcción del Hospital Comarcal; el desarrollo de la zona sur con infraestructuras de calado como el centro comercial Caudalia o el recinto Ferial de Mieres... la suma de todos estos factores ha permitido a la localidad minera subirse al tren de la modernidad, situándose cada día un poco más próxima al centro de Asturias y, tal vez, un poco más alejada de la cuenca minera. Aunque la historia del concejo ha forjado el carácter de sus habitantes y éstos tampoco están dispuestos a olvidarla. Ejemplo de ello es el reciente homenaje que desde el Ayuntamiento se ha hecho a los participantes en las históricas movilizaciones de 1962, que tuvieron como escenario el Pozo Nicolasa en Ablaña. Allí, en el "pozu" comenzó un movimiento obrero de protesta y solidaridad que puso en pie a 60.000 mineros, marcando un antes y un después en las luchas laborales y políticas durante la dictadura española.
La escultura "Monumento a los mineros", ubicada frente al campus universitario, se levantó para honrar la memoria de los catorce mineros fallecidos en el Pozo Nicolasa, el 31 de de agosto de 1995: una tragedia que hizo enmudecer las calles de Mieres y que queda para el recuerdo. Por eso, también en las fiestas de San Xuan se reserva un tiempo para la memoria y el homenaje. A pesar de que es el evento festivo más importante del concejo, cada mes de junio se hace una ofrenda floral y se enciende la llama de la escultura minera. Es tal vez el único momento triste, un paréntesis de solemnidad en unas fiestas que se caracterizan por el buen ambiente y la diversión.
El que llega por vez primera a Mieres tendrá que acostumbrarse a lo que aquí es casi un deporte: caminar sin prisas, disfrutando del ambiente y la familiaridad que se respira en la ciudad.

La fiesta toma las calles

Así es: las terrazas de Mieres durante el mes de junio están a rebosar. Los hosteleros tienen en estas fechas una oportunidad de oro para demostrar la solidez de la gastronomía local, que ofrece los platos típicos de la gastronomía asturiana, además de especialidades propias como el pitu caleya, el pote mierense con rabadal o los guisantes con jamón. La sidra también ocupa un lugar muy importante, acostumbra a regar las principales celebraciones, y es la principal protagonista en un lugar tan típico como el Barrio de Requejo, zona de sidrerías que en estos días rebosa ambiente.
Las fiestas de San Xuan no son sólo fiestas locales. La gran afluencia de visitantes venidos de diversos puntos de la geografía regional hacen de ésta una fiesta de todos los asturianos. Afortunadamente, Mieres es una de las ciudades que posee mejores comunicaciones con el resto de Asturias y con la Meseta. La importancia de estas comunicaciones está presente en su nombre, Mieres del Camino , y lo atestigua su historia como villa jacobea.

La agenda de San Xuan

Los festejos se prolongan desde el día 15 al 24 de junio. Los conciertos musicales en el parque Jovellanos despiertan siempre mucha expectación, pero son los actos tradicionales los que realmente definen esta fiesta. El momento más trascendente es el baile de la danza prima, en torno a una gigantesca hoguera, la noche del 23 de junio. Al calor de las llamas se une la emoción de las voces que recitan los versos del romance 'Ay un galán en esta villa', mientras los danzantes siguen el ritmo en una especie de trance. Allí, bajo la oscuridad de la noche y la luz del fuego, es cuando realmente se puede sentir qué significa para sus habitantes la ciudad y sus tradiciones. Pero para llegar a ese momento, antes han pasado muchas cosas interesantes, eventos que se celebran siguiendo los pasos del ritual festivo. El enramaje de las fuentes del casco urbano con "sanjuaninos", la planta del patrón, la arrozada de San Xuan y también la carqueñá, que consiste en llevar en un carro de bueyes leña y material combustible para alimentar la hoguera.
Durante la semana que duran las fiestas tienen lugar también otras actividades como el Concurso de Entibadores del Caudal, el de escanciadores en la plaza Requejo, los conciertos de música en la calle, el desfile de bandas de gaitas, el tradicional encuentro de tonada, que lleva el nombre de Juanín de Mieres en honor al fallecido cantante, o la Jira de San Xuan, en la margen izquierda del río Caudal. No puede faltar la pólvora: el lanzamiento del "barrenazu" da inicio a la celebración, mientras que los fuegos artificiales en la noche de San Xuan indican que ya queda menos para disfrutar: sólo los ritmos de las últimas orquestas y la jornada del día siguiente, que se dedica al socio de las fiestas con la tradicional entrega del bollo y el vino.
La gran afluencia de visitantes venidos de diversos puntos de la geografía regional hacen de San Xuan una fiesta de todos los asturianos.

XXXII Feria de la Industria y la Minería. Del 2 al 10 de junio
Feria de la Industria y la Minería. Mieres
Foto: Fusión Asturias
Corren malos tiempos para las ferias de muestras. La crisis castiga a un sector que ya había empezado a sufrir el varapalo antes de que explotase la burbuja inmobiliaria, y algunas incluso han dejado de celebrarse, a la espera de tiempos mejores. Afortunadamente, no es el caso de la Feria de la Industria y la Minería, que ha cumplido 31 años y espera cumplir muchos más con buena salud. Una de las claves reside en la capacidad para ganarse la confianza del público e interrelacionarse con él. Y en eso la Feria ha demostrado que no es sólo un gran escaparate para el comercio, sino que también es una excelente plataforma para dar a conocer el trabajo de diferentes colectivos. En la edición de este año se puede superar incluso la participación gracias al llamado FIMI PROJECT, un evento organizado por asociaciones juveniles y culturales de ocio de Asturias. Aquí se darán cita todo tipo de actividades lúdicas: exposiciones, proyecciones, concursos, manga, videojuegos, karaoke, rol, juegos de mesa, talleres, cine, airsoft, esgrima medieval, y un largo etcétera. La programación es ideal para atraer a la juventud asturiana y se complementa a la perfección con otras actividades tradicionalmente pensadas para un público de mayor edad.
Todo ello sin perder sus rasgos de identidad característicos. Como es habitual, la Feria de Mieres ofrecerá una amplia exposición y venta orientada a los diferentes sectores -alimentación, hogar, automoción, textil, literatura...-, y en ella estarán representadas entidades y colectivos de Montaña Central de Asturias.





Agrupación - "El Llar de Ujo".


El alma de un pueblo. 

Agrupación Artística el Llar de Ujo.

http://fusionasturias.com
Son dignos representantes de Ujo. Llevan el nombre de esta localidad mierense por toda Asturias con espectáculos que combinan música y teatro, y llegan al corazón del público.

Agrupación Artística el Llar de Ujo.
Grupo de sevillanas. / Foto: Agrupación Artística el Llar de Ujo.

La Agrupación tiene su sede social en el centro de la Asociación de Pensionistas Sta. Eulalia de Ujo, pues allí se gestó la idea de crear un grupo que pudiese entretener a la gente con un espectáculo variado. Comenzó de una forma sencilla en el año 2006, pero realmente fue en el 2009 cuando despegó lo que hoy día es el Llar de Ujo. Jesús Manuel Ortiz, vicepresidente de la Asociación de Pensionistas y presidente de la Agrupación Artística fue el promotor del proyecto y para sacarlo adelante recurrió a los hermanos Zamora: Ángel, que dirige el grupo de teatro, y Honorio, que se encarga de la dirección musical.
Así pusieron en marcha espectáculos en los que se intercalaba el teatro con la música, la magia e incluso el baile. Y empezaron a recorrer toda Asturias y a triunfar actuando en centros de día, hogares de pensionistas... “Fue un éxito total, no teníamos ni tiempo para andar por todos los sitios a los que nos llevaban –recuerda Jesús-. Esto está creciendo muy rápido, nos vemos continuamente en televisión y con el dinero que obtenemos vendiendo nuestro primer disco tenemos para los decorados, los trajes y demás. Ahora la Agrupación la forman veintiuna personas y tenemos una lista de espera enorme para entrar.”
La Agrupación Artística el Llar de Ujo se ha volcado totalmente con la causa de Javier, el “neñu de Ujo”.
Amigos es el nombre del espectáculo que ofrecen este año y que se compone de tres obras de teatro: “La maldición de la pita roxa”, “César a gusto” y “El chorizo enmascarado”. Entre obra y obra intercalan canción asturiana, música de los años 60-70, la actuación de un monologuista y el baile de un grupo de sevillanas. Todo marca de la casa. Más de dos horas ininterrumpidas de diversión con las que están consiguiendo un gran reconocimiento del público.
Detrás del Llar de Ujo está el apoyo de todo el pueblo. “Somos alrededor de mil socios en torno a la Asociación y al Centro de pensionistas, así que la Agrupación está dando el cante, en el sentido positivo”. La filosofía que reina en el Hogar del pensionista es sencilla: todo el mundo es bienvenido y siempre habrá una ocupación para quien quiera formar parte de esta gran familia. “Ahora ya no es el grupín de teatro que teníamos al principio, para entrar hay que pasar unas pruebas, tener un nivel, pero la puerta nunca está cerrada para nadie. Y quien quiera puede ayudarnos, siempre hay algo que hacer en los ensayos, o montar y desmontar escenarios...”

El “neñu de Ujo”

La Agrupación se ha hecho eco del problema que tiene a una familia de Ujo con el alma en vilo. Y así han emprendido toda una cruzada para recoger aportaciones económicas para Javier, el “neñu de Ujo” como lo conoce la prensa asturiana. El pequeño, aquejado de leucemia, necesita un trasplante para salvarse, y sus padres planean concebir un hijo mediante selección genética, un “bebé medicamento” que les permita salvar al pequeño. La Agrupación Llar de Ujo se está volcando totalmente con Javier, con actuaciones destinadas a recoger fondos para él y movilizando todos los recursos posibles.



El Ochote «La Unión» de Mieres

El Ochote «La Unión»

El Ochote La Unión de Mieres se creo en 1975 por inicativa de Baldomero Pérez Méndez, director del Orfeón de Mieres, con voces que habían formado parte de esta agrupación. En los cuatro años siguientes graba tres discos con canciones de temática popular asturiana y habaneras. En 1980 es seleccionado para representar la canción asturiana en los Centros Asturianos de Europa. En 1986 asume la dirección del Ochote Juan Rionda Mier y desde entonces ha actuado no solo en nuestra región, sino también en España y fuera de ella, como su participación en 1993 en el VII Festival de Habaneras en La Habana. En 1989 recibe el nombramiento de "Mierense del año" como reconocimiento a su labor cultural. En el año 2000 fue galardonado con el "Urogallo de bronce" por el Centro Asturiano de Madrid y en 2006 con el "Afuega'l pitu de Oro" de Morcín. En el año 2000 grabaron dos discos compactos con nuevo repertorio. PROGRAMA Marinera: A. Ruiz Martínez La esclava: S. Masvernat Un inglés vino a Bilbao: L. Trayter Las campanas de Olivares: González Pastrana Viva el llugar: S. Domingo El reloj: E. Martínez Torner Habanera salada: R. Lafuente Canción marinera: L. Aramburu Las ranas: Anónimo Paulina: S. Domingo Axuntábanse: S. Domingo

http://www.lne.es

Lne.es » Caudal Jueves 12 de abril de 2012.

El Ochote «La Unión» de Mieres se disuelve tras 37 años de actividad

Los miembros de la formación deciden dejar los escenarios por el «desgaste» y para ser recordados con la calidad actual


El Ochote «La Unión», durante una de sus últimas actuaciones en Turón.
El Ochote «La Unión», durante una de sus últimas actuaciones en Turón. fernando geijo
Mieres del Camino,
C. M. BASTEIRO
El Ochote «La Unión» de Mieres, una de las formaciones polifónicas más prestigiosas de la región, se ha disuelto tras 37 años de actividad. Los miembros del grupo decidieron por unanimidad alejarse de los escenarios para evitar que la agrupación «decaiga» tras su exitoso recorrido.

El director del Ochote, Juan Rionda, explicó ayer que «a partir de este momento abandonaremos los escenarios, pero no descartamos seguir actuando en alguna ocasión especial, como un homenaje o un encuentro en el que nos pidan nuestra colaboración». El responsable de la coral señaló que los miembros de la agrupación ya se encuentran «cansados», después de muchos años dedicados a la música.

La agrupación nació hace 37 años pero los miembros procedían de otras formaciones, como el Coro Minero de Turón o el Orfeón de Mieres. «Las voces también se resienten, cada vez tenemos más catarros y no nos encontramos con tanta fuerza como al principio por el desgaste», añadió Rionda.

Los miembros de agrupación han decidido dejar los escenarios para «que el Ochote se recuerde como lo que es actualmente, no como una agrupación en declive». El Ochote «La Unión» nació en Mieres en el año 1975, de la mano de Baldomero Pérez. La mayoría de los miembros se mantienen en la agrupación desde el comienzo de su andadura y han grabado un total de cinco discos. En 1989 recibieron el galardón «Mierense del año» por su labor cultural y, en 2006, el «Afuega´l Pitu de Oro» de Morcín.

 



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  Domingo 28 de octubre de 2012

En recuerdo de Jovino Martínez Cueva, un amigo

 http://www.lne.es

El fallecimiento de uno de los componentes del Ochote «La Unión»


 


En recuerdo de Jovino Martínez Cueva, un amigo
JUAN M. RIONDA COMPONENTE Y DIRECTOR DEL OCHOTE «LA UNIÓN» Ha muerto Jovino Martínez Cueva. Con él ha desaparecido un trocito de la historia coral mierense. Se puede decir, sin temor a error, que la música coral y la tonada asturiana eran la esencia de su existencia a más de un profundo cariño a Asturias y a su Mieres del alma. Jovino («Jovi» para sus amigos) se integra en plena juventud en el Orfeón de Fábrica Mieres, uno de los más antiguos del país (creado en 1.896) con su magnífica voz de tenor en el que permanece hasta la creación del Ochote «La Unión» en 1.975, siendo uno de los principales impulsores del mismo y permaneciendo como su presidente hasta el 2012, fecha de su disolución. Todo ello significa una vida dedicada a la música coral, compaginándolo con sus ocupaciones familiares y laborales.

En el año de 1.986 me integré, como director, en este especial y extraordinario grupo «Ochote la Unión» y durante tantos años de singladura musical por toda la región asturiana, por diversos lugares de España e incluso del extranjero, tuve la ocasión de disfrutar de la compañía y de la amistad de un grupo de personas excepcionales, tanto como por su valía personal como por la musical. Hay que pensar que, en una agrupación tan reducida, para perdurar durante casi treinta y siete años ininterrumpidos, no solo basta cantar bien sino ser una excelente persona. Así lo era Jovino, presidente, genio y figura del Ochote. Serían incontables las anécdotas que avalan este hecho e inolvidables los momentos de alegría y felicidad pasados en su compañía. Su fuerte carácter y genio se compensaban siempre con su humor divertido y su amor al grupo. «Para cantar bien hay que cabrease» solía decir antes de las actuaciones más comprometidas. Inolvidables fueron las situaciones en que Jovino fue protagonista absoluto de hechos increíbles; algunos como emborrachar, a las tres de la mañana y bajando el alto de la Pedraja (Burgos) a una pareja de la Guardia Civil y, abrazados los tres, hacerlos cantar el «Asturias patria querida», o aquel, en las bodegas Masaveu, de la Rioja, en que apostó al gerente de las mismas a que el Ochote acababa en un mes con todo el vino almacenado: «picaor», le decía, «esto lo acabamos nosotros en menos que canta un gallo»; «Señor, respondía el gerente, aquí hay más de un millón de botellas». Poco después, en el ágape celebrado después del concierto, el gerente claudicó: «Señor, tiene usted razón?». También en la gira a Cuba del año 1993 las azafatas del vuelo conocieron quien era Jovino cantando con él durante horas y en alegre jolgorio. Jovino tenía una memoria de elefante pues conocía casi todas las canciones y su música, desde el folklor asturiano, a las habaneras, boleros, canciones corales diversas, etc., etc. Su personalidad dejaba huella en todos los lugares y circunstancias en donde se encontrara. Y el Ochote siempre estaba para él por encima de todo, siendo inmensamente feliz cuando el Ayuntamiento de Mieres le dedicó su nombre a una calle de la villa.

Con estas breves líneas en su honor y en representación de todos los que fuimos compañeros e integrantes del Ochote La Unión, quisiera manifestar nuestro gran pesar por la pérdida de un amigo entrañable con el que compartimos muchos años de nuestra vida, muchas alegrías, y también, por qué no decirlo, algunos de los problemas de los que ninguna agrupación humana se escapa. En todos los casos, Jovino estuvo siempre para unir y conservar el espíritu del grupo y la demostración está en la duración de un ochote con casi los mismos miembros desde su fundación.

Esperamos que Jovino esté feliz en su nuevo destino final, haciendo felices allá en el cielo a todos los que sin duda lo estará rodeando y escuchando sus canciones. ¡Descansa en paz, amigo!».