31 de marzo de 2016

"El Explorador Español", una de las piezas fundamentales de la historia del diseño industrial español

Abrelatas para el mundo
Retrato de José Valle Armesto
El lucense José Valle Armesto patentó y fabricó en Gijón "El Explorador Español", una de las piezas fundamentales de la historia del diseño industrial español
Anuncio en prensa del abrelatas patentado por José Valle Armesto
El día 2 de marzo de 1960 (miércoles), en la primera plana del diario gijonés "Voluntad", se publicó una foto-noticia en la que se informaba: "En los astilleros de la Constructora Gijonesa, S. A., se procedió en el día de ayer a la botadura del 'Lago Como', el mayor buque construído hasta el momento en dicha factoría. Desplaza cerca de 3.000 toneladas y es un fiel reflejo del progreso industrial de nuestra villa marinera".
En la quinta plana del mismo número, se insertaron dos esquelas, a propósito del fallecimiento, "en Gijón, a las doce horas del día 1 de marzo de 1960, a los noventa años de edad", de José Valle Armesto, "presidente del consejo de administración de la S. A. José Valle Armesto".
¿Cuál es la relación entre la noticia naval y el óbito? La constatación de que Gijón había sido (y aún lo seguía siendo) una población industrial puntera en España, en la que lo mismo se hacían barcos que chocolate, primorosos trabajos en cristal y porcelana que jabón, con potentes sectores en alimentación, bebidas, tabaco, textil, artes gráficas, madera y transformados metálicos, entre otros.
Hubo un tiempo en el que de los astilleros gijoneses salían los pesqueros que luego faenaban en el Cantábrico y otras aguas y sus capturas acababan en las numerosas industrias conserveras locales, donde el pescado se preparaba en latas que eran fabricadas y metalgrafiadas en empresas locales como Litografía Artística Moré, en cuyo "taller de hojalatería se confeccionan latas para mantequilla, embutidos, aceites y toda clase de conservas, botes para café, azafrán y dulces y cajitas para chocolate y galletas. Este es uno de los establecimientos de Gijón más dignos de ser visitados" ("El Noroeste", 15 de agosto de 1897).

29 de marzo de 2016

Una investigación histórica descubrió que el cáliz de Doña Urraca es la copa de la Última Cena y lo sitúa en España, en una iglesia de León

El Santo Grial está en León
Imagen de la última cena de Jesús con los apostoles. Desde siglos existe una lista de tesoros perdidos que nunca han sido encontrados, tesoros que podrían cambiar la historia y que encierran secretos inimaginables, además de grandes riquezas. www.dandoclics.com
Dos investigadores aseguran que la copa de la reina Urraca, exhibida en el museo de la basílica de San Isidoro de León, es el cáliz usado por Jesucristo en la Última Cena
La reina doña Urraca de Zamora, habría donado el Santo Grial a una iglesia de LeónEl paradero del Santo Grial sigue siendo uno de los grandes misterios de la arqueología. La última teoría lo sitúa en España, en una iglesia de León. Según la investigación de dos historiadores, la copa que utilizó Jesucristo en la Última Cena sería el vaso conocido como el cáliz de doña Urraca, y llevaría más de medio siglo expuesta sin que nadie supiera su origen
La leyenda del Santo Grial, el cáliz utilizado por Jesucristo en la Última Cena, tiene dos mil años de recorrido. Se calcula que hay por el mundo unos 200 cálices que pasan por ser esa copa sagrada. Dos investigadores leoneses, José Miguel Ortega y la cronista oficial de León, Margarita Torres, aseguran ahora que el auténtico Santo Grial está en la basílica de San Isidoro de León, el templo que en su día sirvió de palacio al rey Fernando I (1037-1065) y a su esposa, Sancha. Son los abuelos de la reina Urraca de León y Castilla, una mujer de biografía apasionante, que guardó esa copa -al margen del significado trascendente que se le quiera dar- como oro en paño.
El "cáliz de Urraca" es bien conocido en León. Forma parte del tesoro de la basílica de San Isidoro, cuyo abad, Francisco Rodríguez Llamazares, se reconocía ayer asustado por la dimensión mediática que puede alcanzar el estudio, que es publicado en el libro "Los reyes del Grial", presentado ayer. Llamazares formó parte de la comisión que recogió en Oviedo en 2004 el premio "Príncipe de Asturias" de la Concordia, concedido al Camino de Santiago.
La historia es larga. Sabemos que el cáliz está en León desde el siglo XI. En realidad, lo que se puede ver en San Isidoro es una supuesta copa original, el esqueleto de la parte superior, de cerámica, y un revestimiento a base de metal y piedras preciosas que la propia reina Urraca mandó colocar. Su procedencia se sitúa en Egipto.

27 de marzo de 2016

Las viejas y nuevas calles de Mieres

La historia de las Calles de Mieres
Plano de Mieres - 1895
Artículo de Juan José Menéndez Fernández publicado en La Nueva España el día 7 de marzo de 2016 y "ampliado" por el autor para "El blog de Acebedo". 
Un repaso al desarrollo y constantes cambios que ha experimentado el callejero local
La calle Teodoro Cuesta (La Pasera) a principios del siglo XX
Hay que remontarse siglos atrás para encontrar el nombre específico de “calle” en Mieres, como se halla anotado en los libros parroquiales de San Juan desde el siglo XVII, en que figura como domicilio de los nacidos, casados o fallecidos, a los habitantes de “La Calle”, que no era otra que actual “la Cay”, nombre asturiano de aquella parte de la población que vino a ser la primera de esta villa.
La segunda calle mierense puede considerarse como la formada a lo largo de la carretera de Castilla, a pesar de ser conocida la ruta como carretera de Adanero a Gijón, y no recibir el nombre de calle hasta la década de los años treinta.
Calle Camposagrado, hoy calle Manuel Llaneza
La tercera surgió a lo largo de la carretera de tercer orden a la estación de ferrocarril, construida por la diputación en el año 1877. Aquella carretera que años más tarde iba a convertirse en la principal avenida de la población, comenzó siendo conocida como “carretera de La Perra”, por conducir al puente del mismo nombre. Años más tarde de la denominó, “Marqués de Campo Sagrado”, posteriormente en el año 1931, “Calle Manuel Llaneza”. En el año 1937 paso a llamarse “Avenida José Antonio”, volviendo a ser “Manuel Llaneza” en el año 1982. En el ambiente popular de aquellos años era conocida como “Calle del Paseo” y era el lugar de referencia y ocio de los mierenses, así como la más céntrica y concurrida de la villa.
La cuarta calle que tuvo Mieres, se asentó a lo largo del tramo de carretera a Sama de Langreo, que fue inaugurada en el año 1894, en el conocido barrio de Requejo, en la actualidad es la “Avenida de Sama”.

25 de marzo de 2016

D. Eugenio Mario Martínez García (La Casa todos), fue para Mieres algo más que un comerciante

La imborrable huella de Mario Martínez
Eugenio Mario Martínez García, comerciante, de la razón social La Casa de Todos
La figura del impulsor y primer presidente de la Unión de Comerciantes del Caudal
El céntrico establecimiento textil  mierense, "La Casa de Todos"
La villa de Mieres  despidió, con el lógico pesar y emoción, a la figura de Mario Martínez, fallecido a los 93 años el día 10 de febrero de 2016, y propietario en su día del establecimiento textil de "La Casa de Todos", una institución en el sector. Con 93 años vividos a golpe de trabajo, de dedicación, tanto a su actividad profesional como a los movimientos asociativos afines, más el lógico descanso tras la jubilación, su ausencia definitiva deja tras de si un vacío difícil, por no decir imposible, de llenar. Su vida deja una huella imborrable.
Mario Martínez García fue, para Mieres y sobre todo para el sector al que pertenecía, algo más que un comerciante, pudiendo situarlo como el impulsor de un movimiento reivindicativo, tanto de actualización como de defensa de los distintos sectores comerciales del concejo y la comarca. Su inquietud y constancia por la defensa de unos derechos legítimos, a nivel de colectividad, le llevaron, aunando esfuerzos con un equipo de colaboradores, a crear, con todas las de la ley, la Unión de Comerciantes del Caudal que, en un principio, aparte de Mieres, reunía también a colectivos de Lena, Aller y Morcín. Fue pues su primer presidente, acompañado en la secretaría por Jesús Suárez, de Sastrería Suárez en Turón, siendo tesorero Manuel Velázquez de Tejidos la Mina y un grupo de vocales entre los que destacaron Luis Tejón de Camisería Lis, Esteban y José María de Bazar San Miguel, Bienvenido de Calzados El Caballito, Virgilio del establecimiento El Maizal, María Luis G. Parada de Librería Mercantil y algún componente más que involuntariamente puede quedarse en el tintero.

22 de marzo de 2016

Félix Magdalena, un mierense rompiendo los límites de la escultura

Félix Magdalena “El escultor mierense que se modeló a sí mismo
Artículo actualizado
José Manuel Félix Magdalena. foto J.R. Silveira
Minería, mitología y paisajes, son algunos de los pilares que el artista plasma en su extensa y magnífica obra
Félix Magdalena en su casa
Para alcanzar la calidad de un escultor antiguo se requiere ser eximio dibujante, poseer destreza motriz para tallar, buena resistencia muscular para mantener la precisión con el cincel y sentido de la estética refinado. Difíciles de hallar son los artistas que poseen todas estas facultades y es por ello que las esculturas antiguas significativas no abundaron. El mierense Félix Magdalena es uno de esos  afortunados que fueron bendecidos con estos dones y están dejando en sus obras constancia perpetua de su maestría, recreando la historia y la mitología para las generaciones venideras.
Félix magdalena está dotado de una habilidad manual insuperable, sentido de la estética tridimensional, detallistas y perfeccionistas. El artista del que hablamos  nació el 14 de octubre de 1941 en Brañanoveles, empinada aldea de Mieres en Asturias, allí en su escuela aprendió con  poco más de tres años a casar las letras que le había enseñado su madre y a leer después. Con seis años la familia cambia de domicilio a la Mariana, enclave minero cercano a la ciudad, para instalarse en una vivienda de la empresa en la que trabaja su padre gran profesional muy apreciado.
Durante unos quince años residieron allí conviviendo con un vecindario ejemplar y con los trabajadores que laboraban en minas e instalaciones bajo muy duras condiciones. En este tiempo absolutamente fundamental en su vida cimentó una sólida formación; primaria en el grupo escolar Aniceto Sela, bachillerato en la Academia Lastra y formación profesional en la Escuela de Aprendices de la Fábrica de Mieres de donde salió con oficio y colocación.
En 1964 se casa con M. Josefa del Carmen quien le apoyará siempre  de la manera más absoluta, tienen dos hijos casados y cinco nietos.

Las guerras, los robos y el trágico incendio de 1777 provocaron la desaparición de valiosísimas alhajas y ornamentos del santuario de Covadonga

Millones en oro y piedras preciosas perdidos en Covadonga

Ver artículo del blog;  “El Santuario de Asturias” del 20 de septiembre de 2014.
El grabado más antiguo de Covadonga de 1744.
Las guerras, los robos y el incendio de 1777 que arrasó el viejo templo de madera de la cueva causaron la desaparición de un tesoro en ornamentos y alhajas del santuario, muchos de los cuales se detallan ahora en un libro
El Santuario de Covadonga, que se encuentra rodeado de naturaleza, en el monte Auseva.
Las guerras, los robos y el trágico incendio de 1777 provocaron la desaparición de valiosísimas alhajas y ornamentos del santuario de Covadonga. Regalos de príncipes y reyes, objetos de oro y plata, adornados con piedras preciosas, paños de terciopelo... Ese tesoro perdido, al que habría que añadir las piezas que tuvieron que venderse para paliar las puntuales penurias del santuario, sumaría hoy millones de euros. Un equipo de investigadores, del grupo Ceán Bermúdez de la Universidad de Oviedo, ha detallado la riqueza artística del real sitio, incluidos los objetos extraviados, en el libro "El santuario de Nuestra Señora de Covadonga. Historia y patrimonio artístico".
Tras el enfrentamiento entre los astures y los árabes, en el siglo IX, Covadonga se convirtió en un centro de peregrinación, y la cueva que le da nombre, en el espacio de la revelación. La devoción de los fieles y las exigencias litúrgicas y funcionales fueron generando un destacado patrimonio artístico, cuyo estudio global resulta "imprescindible" para comprender "la trascendencia histórica del real sitio", según los autores del libro.
Nada queda y nada se sabe del primitivo monasterio (o tal vez colegiata) que pudo existir en la época medieval. Sí está documentado el templo de madera construido en la cueva, que fue arrasado por un incendio. Existen descripciones (en especial la de Ambrosio de Morales, enviado por el rey Felipe II para que le diera cuenta del estado del santuario), pinturas y grabados que documentan su peculiar diseño, encajado en la roca y sostenido por una viguería volada, lo que le daba la apariencia de estar suspendido en el aire, algo que asombraba a los fieles, que relacionaban esa "milagrosa" estabilidad con "la intervención de ángeles constructores".

21 de marzo de 2016

Mieres "la capital asturiana de las comunicaciones"

El eje de las comunicaciones asturianas
Los Tuneles del Padrún, nevados
Los túneles del Padrún de la A-66 cumplen veinticinco años operativos para agilizar la salida de la región hacia la Meseta
Los túneles del Padrún, en su entrada por el concejo de Mieres
Los túneles del Padrún celebraron   aniversario. El 12 de marzo de 2016 se cumplieron los veinticinco años de la apertura del primer túnel bajo el mítico Padrún y unos meses más tarde serán las "bodas de plata" del segundo, como preludio de la A-66 y paso decisivo, tras la construcción de la Autovía Minera, para declarar a Mieres como "capital asturiana de comunicaciones". Al menos por carretera, sin despreciar el hecho del paso del ferrocarril interregional de Renfe, hacia la meseta castellana, con el consabido tejemaneje del futuro de la variante del Pajares que, en cuanto al tiempo de ejecución, más los sucesivos inconvenientes que tiene esta majestuosa obra, han puesto en tela de actualidad el final deseado. También destaca que Mieres es, sobre las férreas ruedas de Feve, el paso obligado para este tipo de comunicaciones con el concejo de Aller, hasta la localidad de Collanzo, aunque hoy este medio esté de capa caída.
El acto simbólico de la apertura del túnel del Padrún, con la correspondiente detonación para la perforación de los últimos metros, tuvo lugar bajo la presencia del entonces delegado del gobierno central Manuel Ponga, el consejero de obras públicas del Principado José Ramón Zapico, del alcalde de Oviedo Antonio Masip, el alcalde en funciones de Mieres (por obligada ausencia del titular Eugenio Carbajal), Misael F. Porrón y el ingeniero jefe de la obra Ignacio Arango. De esta forma quedaron libres de paso los 1762 metros del largo del túnel.

19 de marzo de 2016

El banquero allerano Eloy Santiago Vallina García

Unos gramos de plomo
Ilustración de Alfonso Zapico
La historia del banquero Eloy Santiago Vallina García, nacido en Caborana y asesinado en México en 1960 por un militar por un asunto personal
Ilustración de Alfonso Zapico
El miércoles 18 de mayo de 1960, el diario "ABC" publicó una pequeña reseña internacional que había recibido de la agencia "Efe". Apenas cinco líneas: "Banquero mejicano asesinado. Chihuahua (Méjico) 17. El destacado banquero e industrial Eloy S. Vallina ha resultado muerto a consecuencia de los disparos hechos contra él cuando entraba en el banco de que era presidente. El atacante ha sido identificado como el comandante David Corona, al que se ocupó un revólver del calibre 45. Se desconoce hasta ahora el móvil del crimen".
Nada más. Y la noticia tampoco se amplió en los días que siguieron a pesar del enorme poder económico que tenía el asesinado, aunque tampoco andaríamos errados si pensásemos que fue precisamente esta circunstancia el motivo de que no se ampliase.
El corajudo Eloy Santiago Vallina García aún tuvo arrestos para sujetar a su agresor antes de caer asesinado por las balas de un revólver 45; una escena dramática que tuvo como escenario el símbolo de sus negocios: la entrada del Banco Comercial Mexicano, emplazado entonces en la céntrica esquina donde se juntan la avenida Independencia y la calle Victoria en la ciudad de Chihuahua.
Al contrario de lo que podía esperarse, el suceso no estuvo provocado por ningún deudor ni guardaba relación con el mundo del dinero; lo motivó un tema personal con faldas de por medio. El autor del crimen fue el comandante de policía David Corona Arizpe indignado por la relación que el financiero mantenía con su joven hija Graciela, a pesar de que Eloy llevaba más de 30 años casado con otra mujer que le había dado 9 hijos.

18 de marzo de 2016

La leyenda de los Picos de Europa, el Naranjo de Bulnes - Picu Urriellu

La pasión invernal del Picu
Artículo actualizado
Naranjo de Bulnes. Autor: Enrique Herreros
La primera escalada en invierno de la Cara Oeste del Naranjo de Bulnes, realizada en febrero de 1973 por García Gallego, Lucas, Ortega y Pérez de Tudela, concentró la atención informativa de toda España
En primer término, de izquierda a derecha, Pedro Antonio Ortega, «El Ardilla»; José Ángel Lucas, César Pérez de Tudela y Miguel Ángel Gallego, «El Murciano», en Poncebos, a su regreso del Naranjo de Bulnes (Picu Urriellu). 

http://www.lne.es
Cuentan que, en sus últimos años, a Pedro Pidal, primer conquistador (con Gregorio Pérez, el Cainejo) del Naranjo de Bulnes, le gustaba acercarse por la primavera al mirador del Pozo de la Oración y que desde allí saludaba al Picu con estas palabras:
-Hola, viejo amigo, ¿cómo has pasado el invierno?
No consta la respuesta del Picu, pero, en el caso de que la hubiera habido, podría haber sido algo así:
-Bien, pero un poco aburrido. Por el invierno aquí no viene nadie.
Porque así había sido siempre, y lo continuaría siendo durante bastante tiempo después de las primeras conquistas. Aunque a partir de los años cuarenta las escaladas en el Picu Urriellu se incrementaron de forma creciente, se trataba de una actividad estacional, centrada básicamente en los meses de verano y comienzo del otoño. Era, asimismo, una actividad presidida por una estricta discreción, en la que el relato de las hazañas deportivas, como la apertura de nuevas vías, quedaba poco menos que relegada a los boletines de los clubes de montaña. Ni siquiera el hito de la primera ascensión invernal, culminada el 8 de marzo de 1956 por Ángel Landa y Pedro Udaondo, alcanzó mayor resonancia.

17 de marzo de 2016

La autopista “Y” (Oviedo-Gijón-Avilés), en el año 1976 costó más de 4.000 millones de las antiguas pesetas

La "Y" canta las cuarenta
Ver artículo del blog de 9 de septiembre de 2014:
Día de la inauguración de la autopista "Y"
La autopista, pionera en su tiempo, cumple cuatro décadas entre los elogios de los ingenieros que participaron en el proyecto por su resistencia y seguridad
El ministro asturiano Antonio Valdés González-Roldán corta la cinta inaugural de la Y en la jornada de su apertura al tráfico.
Muy al principio, el primer esbozo del proyecto era un triángulo, una autopista que enlazaba las tres grandes ciudades asturianas en tres tramos, pero acabó teniendo forma, nombre y espíritu de "Y". Tuvo todo el sentido que una autopista que nació para tratar de unir poblaciones quedase identificada con una "Y" que además de una letra es, según el diccionario, una "conjunción copulativa para unir palabras o cláusulas en concepto afirmativo". Hoy hace exactamente cuarenta años del viernes lluvioso de 1976 que vio pasar los primeros coches por la primera autopista de Asturias, entonces la más larga de España sin peaje y una obra de ingeniería pionera en el país por su sistema constructivo. Pero más allá de las innovaciones técnicas de su firme insólito de hormigón armado continuo -debut y despedida de un pavimento casi único, utilizado aquí por primera y prácticamente última vez en el país-, la gran novedad era su pretensión de unir y acercar Oviedo a Gijón, Gijón a Avilés y Avilés a Oviedo, en realidad de empezar a construir algo que cuatro décadas después aún no ha logrado ser del todo un área metropolitana única y organizada de más de 800.000 habitantes.
Había aquel 13 de febrero de 1976 una notable expectativa sobre la repercusión social de la autopista. De ella daba fe el editorial de LA NUEVA ESPAÑA que el primer día de funcionamiento de la "Y" deseaba que ésta permitiese que las tres ciudades fuesen "como una urbe satelizada con servicios complementarios recíprocamente. (?) Se creará una conciencia comunitaria que hará más eficaz la empresa de sacar adelante a toda la región".

16 de marzo de 2016

Los plantígrados abundaban en Asturias y eran codiciadas piezas de caza

Cuando el oso campaba a sus anchas
Ver art. del blog "Los osos de Ignacio Rodríguez" de fecha 18 de diciembre de 2012.
Enlace: http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es/2012/12/jose-ignacio-gracia-noriega-entrevistas.html
Dibujo de Oso Pardo Cantábrico-1
Hubo un tiempo en el que los plantígrados abundaban en la región y en muchas zonas de España, hasta el punto de que eran codiciadas piezas de caza, con gran aprovechamiento
"De los osos sea comido como Favila el nombrado?" (El Quijote, 2.ª parte, XXXIV)
Una osa con su cría en la parte occidental de la cordillera Cantábrica, en junio de 2004
¿Cómo habrá finalizado la historia de la garra de oso instalada en una de las puertas de la iglesia de San Juan Bautista, siglo XIII, del pequeño pueblo abulense de Navacepeda (Ávila) de Tormes? Pues en plan de broma lleva luciendo en este templo, según certificó el carbono 14, más de 400 años. Cuenta la leyenda, una de esas que siempre son preciosas, que fue un exvoto donado al templo por un segador que, con la ayuda de Dios o algún santo, había logrado dar muerte a la fiera con la guadaña.
A esta misma garra hace alusión Ernest Hemingway en su obra "Por quién doblan las campanas". Ya en una carta escrita, en 1931, a John Dos Passos con motivo de su visita a la sierra de Gredos. Le comenta que en ella hay cabras salvajes, lobos y una garra de oso clavada en la puerta de una iglesia. Cuando me entere del desenlace- les cuento en qué acabó la polémica que se montó al donar un vecino del pueblo unas nuevas puertas. Unos, a favor del cambio, otros, en defensa de las antiguas y de la famosa garra?
Todo esto quiere decir que por aquellas tierras campaban los osos a su antojo. Topónimos citados por Alfonso XI: Raigoso, Fuente de la Osa, y Polvoroso parecen indicarlo. Gonzalo Argote de Molina en el "Discurso sobre la montería" de 1582, narra como siendo príncipe Felipe II el monarca mató un oso "de un arcabuzazo" en las proximidades de El Monte de El Pardo (Madrid). La datación de la mano de oso de Navacepeda (Ávila) se aproxima a esas fechas, por lo que es probable que el ejemplar al que perteneció pudiera haber sido uno de los últimos osos del Sistema Central.

14 de marzo de 2016

El corazón de una Asturias bella, solitaria y silenciosa en el camino primitivo a santiago

El Camino Primitivo: con los ojos del primer peregrino

El artículo contiene información de las 13 etapas del camino antiguo de santiago y mapas orográficos de los tramos
La catedral de San Salvador de Oviedo fue levantada entre los siglos XIV y XVI, en el lugar dónde Fruela I, padre de Alfonso II El Casto
El caminante que sigue la ruta de Alfonso II hacia Santiago se adentra en la fábrica de la historia compostelana y en el corazón de una Asturias bella, solitaria y silenciosa
El Camino Primitivo- con los ojos del primer peregrino
Al llegar a Oviedo tras recorrer el Camino de la Costa, tuve la impresión de adentrarme en la fábrica de la historia compostelana, allí donde todo empezó, en los albores del siglo IX, después del descubrimiento de una misteriosa tumba, atribuida al apóstol Jaime el Mayor. Alfonso II el Casto, habiendo establecido en dicha Ciudad la sede de la nueva capital del reino y la punta de lanza de la Reconquista de la España –sometida al yugo moro desde hacía más de un siglo–, partió rumbo al fin de las tierras del Occidente cristiano para celebrar allí la invención de las reliquias que iban a revolucionar el mundo medieval, impregnado de fervor y piedad. Con esta manifestación contundente, acababa de impulsar, sin saberlo, una de las más importantes peregrinaciones de la cristiandad, junto con Roma y Jerusalén.
Ya entrado en el Camino Primitivo el peregrino, conforme va adelantándose hacia lo desconocido, accede también a lo largo de las etapas y en el marco de un paisaje magnífico y salvaje, entre cielo y tierra, a otros caminos más hondos: los del conocimiento. Pequeño y gran patrimonio jacobeo, ciudades de arte e historia... Allí donde Grado, San Salvador de Cornellana, Salas, Grandas de Salime llaman a las quimeras de un pasado memorable, Oviedo, Lugo, Melide, ya en Galicia, valoran y ensanchan el lirismo de los siglos. Sobre este lienzo de fondo excepcional van acuñándose las largas jornadas de andanzas por sierras y valles, compuestas de pequeños eventos y encuentros sorprendentes.

13 de marzo de 2016

Un turista belga en la Revolución del 34

La aventura de Mathieu Corman
Mathieu Corman, un motero en la revolución del 34
El belga, autor de la obra "Incendiarios de ídolos" sobre la Revolución del 34, luchó en la Guerra Civil, fue partisano contra los nazis y regentó tres librerías
Ilustración de Alfonso Zapico

En 2009, la asociación Cambalache reeditó "Incendiarios de ídolos", que se había publicado por primera vez en París en 1935. El subtítulo original "Dos vagabundos en la revolución de Asturias" se reemplazó aquí por "Un viaje por la revolución de Asturias", una licencia que los editores consideraron más acorde con los tiempos. El libro tiene unos añadidos muy recomendables: prólogo, postfacio y biografía sobre su autor, el belga Mathieu Corman, quien fue editor de su propia obra. La narración, aunque no aporta nada nuevo sobre este episodio, tiene el interés, según los editores de Cambalache, de ser "uno de los escasos testimonios, si no el único, de un periodista extranjero que vivió la experiencia en pleno desarrollo de los acontecimientos".
Corman nació el 15 de febrero de 1901 en un pueblo cercano a Eupen, enclavado en una de las zonas que Alemania perdió a favor de Bélgica como castigo tras su derrota en la I Guerra mundial. Por lo tanto tenía 33 años cuando llegó a Asturias llevando en su motocicleta a un amigo, que cita constantemente en su relato solo con el nombre de Lucien y que debe ser el periodista y pintor Lucien van Vye. Leyendo sus datos biográficos sabemos que su familia era católica; que en aquel momento estaba casado; también que era huérfano de padre desde los tres años y que tras haber iniciado sus estudios en un internado franciscano, cursaba ya la enseñanza media en un instituto cuando los acontecimientos bélicos y su afán por la aventura cambiaron para siempre su vida tranquila.
Antes de su paso por Asturias ya había tenido experiencia militar, como artillero e intérprete para el ejército belga, y también literaria, publicando reportajes sobre los acontecimientos que sacudieron en marzo de 1920 la república de Weimar y en 1933 el libro "Bajo el sol de Marruecos", donde contó las últimas operaciones francesas en el país norteafricano.

12 de marzo de 2016

"La Catástrofe minera de Boo" (Aller-Asturias), ocurrida el día 2 de enero de 1889

ACERCA DEL MAYOR ACCIDENTE MINERO EN ASTURIAS, OCURRIDO EN BOO – ALLER.
Publicado en el nº 220 de “ALTO NALÓN/TEMAS DE ASTURIAS”
Escribe Antonio Castejón.
Ilustración de Alfonso Zapico
Nota previa de Albino Suárez, director de “Alto Nalón”.
La mina y la vida minera están indisolublemente ligada a la tragedia. Y a la muerte. Al luto y al drama. Y, en mayor o menor medida, a un silencio histórico convenido y, en otras ocasiones, a una leyenda negra manipulada por intereses y servilismos
Ilustración de Alfonso Zapico
Acerca de la mayor tragedia minera ocurrida en Asturias, en tierras de Boo, Aller, y en la mina llamada La Esperanza o El Picu, no sólo hubo que registrar 30 muertos –¡TREINTA!- sino que se divulgaron noticias  que eximían a la empresa y a la dirección de toda responsabilidad, mientras serviles paniaguados, rastacueros y mendaces personajes miserables, difundían, en carta a los patronos residentes en Madrid, que aquello no podía achacarse , de ninguna manera, a la empresa, que todo había sido por la irresponsabilidad de los mineros, de ,los cuales, quien más y quien menos, eran todos unos apestados de todo lo malo. .. ¡Vamos, que de existir la Inquisición, muy bien, además de muertos trágicamente, podrían ser condenados de alma, de historia y de memoria por los siglos de los siglos, como hacían los inquisidores…!
La historia minera, además de guardar silencio, cuando decía algo, lo tergiversaba y donde había que censurar, premiaba, y donde había que dar honra, desacreditaba en el acontecer minero.
Sobre el trágico accidente ocurrido en la mina El Picu, en Boo, Aller, ha tiempo que teníamos sin publicar este artículo que ahora sí lo hacemos, escrito (y transcrito) por Antonio Castejón, asturiano residente en tierras vascas, y que publicamos ahora en este nuevo monográfico minero, donde queda reflejado el modo de escribir del corresponsal de El Carbayón, que sólo le falta bendecir a unos y condenae a otros, ya por cierto condenados y muertos.

11 de marzo de 2016

Las pioneras asturianas del sector de la minería asturiana

El misterio de las mujeres mineras de Arnao
Mujeres mineras. www.elvalledeturon.net
Victoria Pérez, Josefa de la Cuesta y Teresa González fueron contratadas por la RCAM en 1835, según documentos ahora hallados que las convierten en las pioneras asturianas del sector
Grabado de mujeres dentro de una mina europea de finales del XIX
Victoria Pérez, Josefa de la Cuesta y Teresa González. Estos tres nombres femeninos son lo único que se ha encontrado en los libros de la Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM) y todo lo que se sabe hasta ahora sobre las primeras mujeres que fueron contratadas en septiembre de 1835 (dos años después de la apertura de la mina) para trabajar en la mina de Arnao. A raíz de ser hallazgo, los directores técnico y cultural del Museo de la Mina de Arnao, Guillermo Laine e Iván Muñiz, emprendieron la búsqueda de más datos sobre las primeras mineras de Arnao y han localizado un nuevo testimonio, además del escueto documento de la RCAM. Se trata de las palabras que el viajero e hispanista inglés Richard Ford dedicó a la mina de Arnao en su "Manual para viajeros por España y lectores en casa".
"Richard Ford se estableció con su familia en Sevilla en 1830 y desde la capital hispalense inició una serie de viajes por España que dieron lugar a una de las grandes obras de la literatura de viajes, "Manual para viajeros por España y lectores en casa". En el verano de 1832, Ford se encontraba en tierras asturianas, donde visitó Avilés después de recorrer un camino "verdaderamente infame", según sus palabras. Antes de alcanzar la villa, el viajero inglés dedicó una concisa pero muy trascendente descripción de las "ricas minas de Arnao", explotadas por una "compañía hispano-belga", señalaron Muñiz y Laine.

9 de marzo de 2016

Manuel Megido, de padres alleranos, está considerado por la revista "Time" como uno de los mejores periodistas de México

Manuel Mejido Tejón, el cronista del siglo XX
El periodista Manuel Mejido Tejón, charla con Pablo Picasso
Ver artículo del Blog “Manuel Megido Tejón” de 17 de diciembre de 2012.
http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es/2012/12/manuel-mejido-tejon.html
De padres alleranos, está considerado por la revista "Time" como uno de los mejores periodistas de México y sigue viviendo y trabajando en la capital del país azteca
Ilustración de Alfonso Zapico
El 4 de mayo de 2012, el rector de la Universidad Internacional de Cuernavaca reconoció oficialmente ante las autoridades académicas en el Teatro Ocampo al periodista Manuel Mejido como "Ciudadano del Mundo". A esta ceremonia, que se sumaba a su interminable lista de premios y galardones, asistieron su esposa Estela Hernández, sus hijos Estela, Luisa Fernanda, Marisol y Manuel Carlos, sus nietos, amigos y compañeros de profesión, como suele ser habitual en estos casos, pero llamó la atención la presencia de muchos jóvenes estudiantes de periodismo y comunicación llegados desde otras universidades mexicanas.
La explicación estaba en la talla profesional del galardonado: Manuel Mejido es uno de los pocos reporteros de "pata negra" cuyas opiniones sobre la política, tanto de su país como internacional, siguen teniéndose en cuenta por su rigor y su acierto. Lo avalan ya 60 años de buen quehacer y una técnica impecable, adquirida página tras página desde que se inició como cronista taurino en la revista "Claridades". En aquel momento de juventud ya sorprendió con lo atinado de sus comentarios, pero lo tenía fácil ya que los toros siempre han sido una de sus aficiones más queridas.

8 de marzo de 2016

La historia de la Banda Municipal de Música de Mieres

Sinfonías con historia
Fiestas de San Juan de los años 40.Pasacalles de la Banda de Música por La Pasera.
Ver artículo del blog: “En 1884 nació en el Ateneo Musical de Mieres la Banda de Música, la "única banda de Asturias" con distinción de laureada” de fecha 18 de enero de 2015.
Banda de Liria en el patio del Liceo
El mierense José Ramón Vidal Pereira recopila en su tesis doctoral la trayectoria de la Banda de Música de Mieres desde sus orígenes en el siglo XIX
José Ramón Vidal Pereira, a la derecha, acompañado por el profesor Ramón Sobrino
La historia de la Banda Municipal de Música de Mieres, rescatada en un estudio. José Ramón Vidal Pereira, diplomado en Magisterio Musical y titulado superior por el Conservatorio Superior de Música "Eduardo Martínez Torner" de Oviedo, acaba de presentar una tesis en la que recupera la trayectoria de la agrupación que precedió a la formación actual: desde 1856 hasta 1976. La lectura del trabajo tuvo lugar hace unos días y despertó la curiosidad del tribunal: "Nadie esperaba una orquesta de esta envergadura en la villa minera", aseguró José Ramón Vidal. Una formación tan ejemplar que, entre otras muchas distinciones, fue laureada por el rey Alfonso XIII en 1902.
La investigación de José Ramón Vidal empezó en 2009. Fue entonces cuando presentó un Trabajo de Investigación sobre la trayectoria de la banda hasta 1915. Decidió extender su trabajo para ver dónde le llevaba, más por la emoción que por la razón: "Las motivaciones personales para la realización de este estudio han sido grandes, debido a que mi carrera como percusionista comenzó en la actual Banda de Música de Mieres formada en 1990 y de la cual mi padre, Ramón Vidal Félix, fue directivo fundador y tesorero", explicó. El camino hasta la formación de la banda de música actual fue largo y con obstáculos. Los primeros registros sobre las agrupaciones de música datan del año 1856. Había entonces en Mieres, según el estudio de Vidal, dos bandas: una dependiente de la Sociedad "Teatro Orfeón Mierense" y otra de la Sociedad Musical "La Mierense". Por motivos económicos, ambas agrupaciones fueron unificadas por el Ayuntamiento de Mieres a finales del siglo XIX.

7 de marzo de 2016

Un repaso a la historia de Mieres

El Mieres de antaño que necesitamos conocer
Artículo ilustrado con fotos del Libro "Imágenes de un Pueblo" de fotógrafo mierense Alonso
El penón en septiembre de 1957
Un repaso a la historia del municipio, desde el origen de su nombre hasta la importancia del río Caudal
Puente  en construcción sobre el río San Juan en C/Doce de Octubre
Escribía el distinguido autor e hijo adoptivo de Mieres, Vital Aza, en junio de 1892, en "El Lunes Imparcial", a su amigo y colaborador Mariano Pina Domínguez, unas palabras con el título, "Desde Mieres":

"(...)Y no saber lo que es Mieres. ¡Oye y quédate asombrado! Sobre una vega que riega un río bien encauzado, esta Mieres reclinado recreándose en su vega. Con tan bella situación es más que un pueblo, un vergel. ¡Y que calles! Todas son de moderna construcción y trazadas a cordel. Por su riqueza sin par es hoy de la industria el centro este pueblo singular; y si no es puerto de mar es porque esta tierra adentro(...)".

Son varias y diversas las voces que han manifestado en todos los ámbitos la importancia histórica, cultural e industrial de nuestro municipio. Los historiadores locales han dado un paso al frente en la divulgación de nuestra historia, pero se quejan, no sin razón, de las importantes pérdidas que han sufrido los archivos municipales, con los desgraciados siniestros ocurridos en los años 1875, 1876, 1934, etc. Los diferentes acontecimientos acontecidos (guerras carlistas y guerra civil), dificultan enormemente la labor para documentarse y escribir la historia del concejo de Mieres.

El sepelio de Isabel Pool en el cementerio protestante de Mieres

El enterramiento de Isabel Pool  (Art. actualizado)

El cementerio protestante de Ablaña (Mieres)
El acta notarial del sepelio de la escocesa, celebrado en junio de 1860, aporta interesantes datos sobre el cementerio de los protestantes de Mieres
Ilustración de Alfonso Zapico
En 1852, el Obispo de Oviedo Ignacio Díaz Caneja alertaba a sus feligreses de que en su diócesis se había establecido una industria montada por extranjeros entre los que había «protestantes y otros sectarios, que se ríen de nuestra fe y nuestro culto y que, con su palabra y ejemplo, van deteriorando las costumbres indígenas, todavía ingenuas». La industria no era otra que la Asturian Mining Company, promovida por el ingeniero inglés John Manby con el beneplácito del Cónsul británico en Asturias, John Kelly y registrada en Londres en septiembre de 1844. 
Sus talleres, que después de varios altibajos financieros acabaron convirtiéndose en el embrión de Fábrica de Mieres, fueron la avanzadilla de la industrialización en nuestra tierra, pero también la punta de lanza del cristianismo evangélico, que profesaban sus directivos. Contaban los viejos que los primeros ingleses que aparecieron por aquí recibieron toda clase de insultos y eran llamados judíos por la población que se negaba a colaborar con ellos, pero como el dinero pudo más que las descalificaciones de los párrocos, pronto cambió la cosa, hasta el punto de que don Ignacio expresaba así sus lamentaciones ante el hecho de que los dos cultos estuviesen empezando a convivir en paz: «Se observa también (con dolor lo refiero) que los naturales no se escandalizan de sus herejías, como antes, ni muestran la firmeza en la fe, característica de los españoles?». 
Aquellos protestantes nos dejaron como recuerdo su hermoso cementerio que, por esas cosas que tiene el destino, es casi la única huella que nos queda de lo que fueron las extensas y magníficas instalaciones de la siderurgia que dio vida a esta villa a lo largo de un siglo.

6 de marzo de 2016

Agustín Rodríguez, un sereno de Cangas del Narcea

Un sereno asturiano no teme a Serrano Suñer.
Sereno de Madrid
Agustín Rodríguez, uno de los muchos vigilantes de Cangas del Narcea que trabajaron en Madrid, llegó a plantar cara al cuñado de Franco en una ronda: "Tenía que ver que a mí no me intimidaba nadie"

Serrano Suñer

http://www.lne.es
"De los 2.500 serenos que había en Madrid no éramos todos de Cangas del Narcea y alguno de Tineo, como se suele decir: había uno que era de Segovia", comenta entre risas Agustín Rodríguez Álvarez "Jarabo". Este hombre es la viva imagen de un tiempo de posguerra, de miseria, en la que los emigrantes del Suroccidente, y mayormente los de Cangas del Narcea, se convirtieron en el cuerpo de seguridad privada más importante de Madrid y, por lo tanto, de España. "Era la mejor seguridad privada del mundo y al Ayuntamiento no le costaba ni un céntimo", dice.
"Esta tierra siempre fue la más pobre de Asturias. Había tradición de ir a Madrid de aguadores, para subir barricas a las casas, de carboneros... Y tras la guerra la mayoría nos hicimos serenos", explica Rodríguez. El hecho de que fueran casi todos de Cangas del Narcea se debe al efecto llamada y porque las plazas se adjudicaban de forma privada: la propia Sociedad de Serenos se encargaba de la gestión, lo que llevaba a hermanos, primos, familiares y conocidos del pueblo a unirse al trabajo.
Recuerda "Jarabo" que aquel hombre de Segovia -"un infiltrado dentro de la Quinta Columna de Cangas, que era como nos llamaban"- levantó la voz en una ocasión, pues era tradición en Navidad mandar dinero para las monjas del hogar de los jubilados cangués: "Nos dijo que le parecía muy bien que mandásemos dinero a nuestra tierra por el frío que pasaban los viejinos, pero que no se enterasen en Sevilla, no fuera que nos pidieran para fresqueras".
Eran los años 50 en Madrid y la vida no era sencilla. Los de Cangas tenían fama de mal dormir, es decir, de no dejar pasar ni una. "Eso lo sabía la gente, los gandules. Si pillábamos algún ladrón preferíamos sobarle los morros, ya fuera guapo o feo, que llevarlo a comisaría... Era la mejor forma de lograr que no volviera a hacerlo".

5 de marzo de 2016

El Riosellano polifacético Antonio Martínez Cuétara

El indiano que trabajó con Negrete
Antonio Martínez Cuétara
La Sociedad Etnográfica local quiere rendir homenaje al polifacético Antonio Martínez Cuétara a través de un monolito colocado en Xuncu, su pueblo natal
Cartel La Valentina con Esperanza Baur y Jorge Negrete
No amasó una gran fortuna ni se paseó en "haiga" por su pueblo, pero Antonio Martínez Cuétara dejó Ribadesella para embarcarse hacia una aventura social y cultural de gran importancia en México. Sin embargo es "el gran olvidado" y por eso la Sociedad Etnográfica local quiere dar a conocer una trayectoria que va desde la literatura al periodismo, pasando por el toreo, la radiodifusión y el cine. Al colectivo le gustaría rendir homenaje al emigrante con la colocación de un monolito frente a la iglesia de Xuncu, el "pueblín precioso" en el que Martínez nació, como él mismo lo describía.
Este recuerdo podría estar acompañado de alguna frase de especial significado y en la Etnográfica también proponen emplear una de las anclas que aparecieron en el último dragado del puerto local -apoyadas junto a un muro en el muelle deportivo- como alusión "al modo de desplazamiento de la emigración".
Fundador del Centro Asturiano de México, Antonio Martínez Cuétara empezó a destacar siendo muy niño, cuando ganó el Premio Pidal, una suerte de beca que no pudo disfrutar porque su familia no podía costear los libros y la ropa que necesitaba.

4 de marzo de 2016

Repaso histórico a la primera mitad del siglo XX de las fiestas de San Xuan de Mieres

Las fiestas de San Xuan en Mieres
El artículo incluye los programas de las fiestas de San Juan de Mieres de los años 1926 -1927 y 1930, también uno de las fiestas del Carmen de La Villa del año 1936
Álbum de las fiestas de San Xuan de Mieres en 1927
Un breve repaso histórico a la primera mitad del siglo XX de estos festejos tan emblemáticos de la comarca
Edificios Públicos de Mieres en 1927
Indudablemente, las fiestas de San Juan de Mieres han gozado siempre de justa fama. A partir de 1920, los periódicos de Oviedo El Carbayón, La Voz de Asturias y Región, y de Gijón Noroeste, El Comercio y La Prensa, insertaban páginas especiales con ocasión de las fiestas patronales. Junto con Sama y, en menor medida, La Felguera, las fiestas de Mieres son las de más cobertura informativa en la prensa regional. Ya en febrero de 1912, "El Carbayón" publicaba una relación de aportaciones económicas de vecinos de Mieres para las fiestas de aquel año.
Las fiestas de San Juan tenían mucho atractivo para los ovetenses y eran centenares de romeros los que, en trenes especiales fletados por el Vasco, se desplazaban a Mieres, hasta el punto de que algún año se llegó a cerrar por la tarde el comercio local para facilitar el viaje a sus empleados. En 1926, la Comisión de Festejos de San Juan anunciaba una programación en la que se incluía como números fuertes el certamen de orfeones, la fiesta del "bollu" y un baile de mantones en El Batán. El año siguiente -1927- en una memoria la comisión, explicaba sus ingresos y gastos por un importe de 75.918,72 pesetas. Entre las partidas más importantes, en el capítulo de ingresos, figuraban los toros (29.062,70), la subvención municipal (7.901,60) y lo recaudado por donativos (8.920,00); y en los gastos, la Plaza de Toros (5.000), contratos de bandas y alojamiento (9.436,00) e iluminación eléctrica (5.400).

3 de marzo de 2016

La llama apagada de Ramón Pérez de Ayala

La lista de los godos de Pérez de Ayala
Ver artículo del blog de 11 de marzo de 2014 “Ramón Pérez de Ayala, poeta, narrador, ensayista, periodista y diplomático español, nacido en Oviedo”
 Ramón Pérez de Ayala
La charla que desveló el escaso entusiasmo del autor de "Tigre Juan" por ser recordado más allá de por una mera relación de títulos
Había recibido llamada de Cayo. Quería cambiar impresiones conmigo sobre un tema relevante. Quedamos para comer. De la conversación telefónica había trascendido que la invitación corría a mi cargo; el Marchica fue el lugar elegido por mí. Pasaba un buen rato de la hora fijada y comenzaba a preocuparme su tardanza. Al final apareció con cara de circunstancia. "Perdóname chico, pero es que Olegario [salón de limpiabotas en la calle Milicias], es un pelmazo", se disculpó. La elegancia era algo innato en él pero aquel día, si acaso, resaltaba aún más. "Puro paño Tamburini", dijo mientras frotaba con las manos el tejido. "Bueno, ¿ya me dirás lo que te ocupa?, pregunté un tanto intrigado. "Mira muchacho, los años van pasando, me encuentro muy mayor...; la cosa es que quiero escribir mis memorias", dijo. "Me parece muy bien", le animé, "supongo que no te resultará difícil teniendo en cuenta el bagaje que llevas acumulado en tu vida", reflexioné. Respondió: "No creas que es tan fácil, me gustaría priorizar, sobre todo, en las cosas buenas". ¿Acaso tienes algo malo que ocultar, Cayo?", cuestioné. "Nada, no es eso", respondió, "pero no quisiera tener que omitir cosas".
La charla quedó interrumpida por la llegada a la mesa de un suculento mero al horno con guarnición. Al poco, Cayo Fontán retomó la conversación. "Mira Bradomín, en esta ciudad siempre existió mucho grandón de rancio apellido; gentes que mantienen a duras penas la fachada y de puerta para adentro: mirlotos fritos y fariñas con leche toda la semana. No conviene molestar a nadie ¿comprendes?", afirmó con seguridad. "De acuerdo", dije, "pero también trataste con personajes importantes; aquí y en el resto de España: por ejemplo a Ramón Pérez de Ayala", le subrayé. "Bueno... tratar. Algo menos", asegura con modestia Cayo, antes de iniciar el relato: "Fue en Madrid, en el año 1961. Me había preparado la visita un antiguo compañero de estudios y conocido periodista asturiano que frecuentaba la amistad del literato. Es necesario aclarar que mi abuelo había iniciado en la cría de gallos de pelea al padre de don Ramón.