29 de febrero de 2016

Las asturianas fueron hasta los años veinte del pasado siglo XX, un cuerpo de élite doméstico

Asturias, la teta de España
Nodriza. Autora Beatriz del Río http://lasnodrizas.blogspot.com.es blog de Javier Díez Espinosa
Las nodrizas asturianas eran un cuerpo de élite, muy cotizado entre la clase alta española cuando aún no había leches maternizadas. El pecho regional no tenía parangón y sólo era superado por el de la mujer pasiega (Cantabria)
Según la definición Nodrizas, amas de cría, o amas de leche o de crianza , era la mujer que amamantaba a un lactante que no era su hijo

Asturias es, dicen algunos, la cuna de España. Y hasta los años veinte del pasado siglo era también la teta de España. Las asturianas fueron, junto con las cántabras del Valle del Pas –las pasiegas– las predilectas de la clase alta española a la hora de emplearlas como nodrizas para sus hijos. Eran el cuerpo de élite doméstico. Las grandes damas huían de la lactancia materna: parir embellece, criar envejece. Y arruinaba su vida social. Aún no se habían inventado las leches maternizadas. Los niños sólo se podían criar al pecho. Así que para pechos ubérrimos, decían, nada como contratar a un par de este lado del Pajares. Quien conoce bien esta historia es el médico, antropólogo y profesor universitario gallego José Ignacio Carro Otero, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, recientemente investido académico de honor de la Real Academia de Medicina de Asturias con un discurso que fue todo un do de pecho sobre la lactancia y las glándulas mamarias. Hablar con él es también pasárselo teta. Tiene coña.
Para resaltar la importancia que llegaron a tener las nodrizas y los delicados cuidados que recibían de sus adinerados señores, acude a un chiste que su padre le contaba. Esto es un joven oficial del Ejército y su señora que acaban de tener un hijo. Ella quedó sin leche. Contratan a una nodriza, que empieza a hacer las habituales exigencias: desayuno contundente con tostadas untadas en manteca, tortilla francesa y frutas a media mañana, comida completa, merienda lo mismo, igual la cena... La esposa mira al marido: "¿Qué opinas?". Él asiente. "Bien, bien". Luego sentencia: "Por nosotros, en virtud de estas circunstancias y exigencias, la necesitamos y la contratamos sólo con una condición: que nos tiene usted que dar de mamar a todos". Carro apunta: "La nodriza, como había que compensarla por quedar desvinculada de su propia familia y no tener días libres ni vacaciones, ganaba bastante más que los asalariados del servicio alto de una casa. Digamos que hoy ganaría casi como un diputado. Como mínimo, cuatro veces el salario mínimo interprofesional". Las últimas dos frases son irónicas.

28 de febrero de 2016

El vetusto árbol sagrado de Bermiego

Bermiego, el pueblo ligado a un teixu
Bermiego (Quiros). Asturias
En la localidad quirosana, recostada en la ladera suroeste del Aramo, que atesora casas de dos plantas, hórreos e iglesia, todo queda obnubilado por el vetusto árbol sagrado
Texu de Bermiego
De Oviedo a Puerto o Soto de Ribera, hacia Peñerudes, Pedroveya, La Rebollá, Puerto de Andrúas y Bermiego. Esa era la ruta que, a pie o a lomos de caballería, seguían los quirosanos, desde sus apretadas tierras, en una y otra dirección, hasta la capital del Principado, para mercadear con el ganado.
Los quirosanos, a causa de los excelentes pastos que disponían, eran destacados criadores de vacas, caballos, mulas, ovejas y cabras. Así como productores de sus derivados: leche, manteca y queso. Incluso vendían productos hortícolas, además de solucionar cualquier otra necesidad en la antigua corte ovetense.
Sobrepasada la primera mitad del siglo XIX, el ingeniero francés Gabriel Heim construyó la carretera que atraviesa el concejo, paralela al río Quirós. Es la que hoy conocemos como AS-229, que desde Trubia, por Proaza, se dirige a Bárzana. En el intermedio tropezamos con el embalse de Valdemurrio, que a poco que la luz ayude, ofrece una estampa preciosa de cielo, nubes, montes y casas de Las Agüeras reflejándose en su superficie.
Unos kilómetros más allá la QU-6 nos alza hasta el pueblo de Bermiego. ¿Qué quieren que les diga? La verdad es que se ubica en un entorno de ensueño. Un túnel vegetal, tan cambiante de tono y luminosidad como las estaciones del año, marca el inicio entre enhiestos castaños y abre paso a huertas y pastizales de los caseríos de Carrexa, La Nogal, La Linar y La Gramiza. La panorámica se revela inmensa a medida que vamos tomando altura.
Este incomparable paisaje enamora. Bermiego se recuesta en la ladera suroeste de la sierra del Aramo y se mira en la del Gorrión, con el Pico Mayor elevándose orgulloso al firmamento o escondido entre espesa neblina. No sé la razón, pero caminar por sus callejuelas entre aquel apiñado corrillo de vetustas casas, cubiertas con techumbres de tejas alomadas, formando entre todas un complicado puzzle en el que todas las piezas contienen un alto grado de belleza, me traslada a la Edad Media.

26 de febrero de 2016

Contra vientos y mareas, Mieres tiene un hospital en la Vega de Santullano

La gran transformación sanitaria
El sanatorio de Murias,recién inaugurado.inaugurado. Año 1954
El nuevo Hospital Comarcal Vital Álvarez Buylla cumple con las expectativas generadas
El nuevo Álvarez Buylla, en el barrio de Santullano
Hemos dado un nuevo paso anual y estamos frente al 2016 con el ansia de que los renovados aires traigan un viento fresco positivo ante la disyuntiva de la larga cola de una crisis que aún afecta a elementos básicos de la convivencia humana en zonas, donde se unen los efectos de desbarajuste económico general con el personal y propio del lugar. Y uno de esos aspectos vitales se refiere a la cacareada sanidad pública, pieza preferida y manoseada en la reciente campaña electoral de los comicios del pasado veinte de diciembre. ¿Qué se puede añadir a eso?.
De principio quede claro que este reportaje parte del convencimiento pleno de que existen importantes flecos del conjunto aún sin cubrir en toda su extensión y que de la propia crisis socioeconómica se derivaron, al menos, medidas de contención e incluso de recortes que están afectando a determinados colectivos y departamentos, tanto del nivel primario como del hospitalario. Pero no se puede negar que, contra vientos y mareas, Mieres tiene un hospital en la Vega de Santullano, donde, los más pesimistas vaticinaban todo un batiburrillo del conjunto urbanístico, dada la proliferación del complejo habitable más el añadido de varias edificaciones y servicios de importancia. Sin embargo ahí está todo el montaje, funcionando a plenitud, dentro de las carencias ya expuestas y, por fortuna, con la reciente incorporación del servicio hospitalario de diálisis. Por lo tanto el intento del presente trabajo informativo va tras el deseo de dejar constancia de la importante transformación que los últimos sesenta o setenta años trajo para Mieres y su área de acción comarcal.

24 de febrero de 2016

Aquel Gijón que iba camino del fin de siglo XIX

El cinematógrafo llegó al teatro y los voluntarios se fueron a la guerra de Cuba
Alejandro Pidal y Mon (1846-1913), por Luis Menéndez Pidal. 1912. (Congreso de los Diputados de España).
Alejandro Pidal y Mon le tuvo que explicar al rey Alfonso XII que aquí no había tontos, por eso al orbayu no se le llama calabobos
Ayuntamiento de Gijón en 1895. Fotografía de Octavio Bellmunt.- (httpsmarinarodriguezprieto.wordpress.com)
Aquel Gijón que iba camino de un fin de siglo y mucho más también, ya era una población más organizada y con un gran dinamismo social y empresarial, según han dejado constancia en su grandiosa obra "Asturias", Octavio Bellmunt y Fermín Canella. Las obras del dique norte que iba a tener una extensión de mil treinta metros de ancho y treinta y cuatro de fondo del puerto de El Musel ya estaban en marcha. Gijón ocupaba entonces el primer lugar en el escalafón de puertos de España por su número de toneladas de cabotaje, lo que redundaba en un gran desarrollo económico, gracias a sus industrias conserveras, salazoneras, chocolateras, licoreras, litográficas, ebanisteras y cristaleras, lo que suponía toda una ejemplar diversificación industrial. Obviamente, el Banco de España estableció aquí sus reales para no quedar al margen de aquel esperanzador amanecer financiero.
Los estratégicos fielatos empezaron a formar parte de la vida impositiva gijonesa y la cocina económica iniciaba la ejemplar labor de ayuda a los necesitados. Ya por entonces existía el control de la matanza de reses en El Natahoyo y las primeras aguas llegaban de Llantones hasta la fuente de Begoña, por lo que se construyó un mínimo servicio de alcantarillado y también se creó un retén de bomberos y desatascadores.
En medio de aquel panorama de contrastes, entre la miseria y la opulencia, los círculos de recreo florecían en aquella primavera hedonística, con una gran actividad de sociedades entre las que destacaban por su dinamismo el Casino de Gijón, el Círculo Mercantil y el Ateneo Casino Obrero. El tranvía, que ya llegaba hasta La Guía, Somió y El Natahoyo se convertiría, asimismo, en un medio popular de transporte, con sus entrañables jardineras con pescante durante las temporadas estivales.

22 de febrero de 2016

La "Costa de los dinosaurios" asturiana sigue revelando secretos del pasado.

Unas huellas halladas en Villaviciosa (Asturias) revelan cómo echaban a volar los pterosaurios
La mayoría de Pterosaurios tenía unas alas formadas por membranas de músculos y piel que se extendían desde sus dedos hasta sus patas traseras. dinosaurioss.com
Laura Piñuela, científica del MUJA, asegura en su tesis doctoral que cuatro rastros de Tereñes evidencian el comportamiento gregario de los saurios
Laura Piñuela, en la litoteca en la que el equipo científico almacena los fósiles. P. M.
"Costa de los dinosaurios" sigue revelando secretos del pasado. El equipo científico del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) ha descubierto en el yacimiento de pterosaurios de Tazones, en Villaviciosa, huellas que explican cómo echaban a votar estos reptiles voladores. Además, en el yacimiento de Tereñes, en Ribadesella, se han hallado cuatro rastros paralelos de ornitópodos (saurios herbívoros dotados de pies con tres dedos, como las aves), que evidencian un comportamiento gregario, en grupo o manada. Todo ello ha sido incluido por Laura Piñuela, integrante del equipo científico del MUJA, en su tesis doctoral, titulada "Huellas de dinosaurios y de otros reptiles del Jurásico Superior de Asturias", dirigida por el catedrático de Paleontología de la Universidad de Oviedo Luis Carlos Sánchez de Posada, que fue leída el pasado día 22 en la Facultad de Geología.
Piñuela repasa en su trabajo los hallazgos del equipo científico del MUJA y destaca que el elevado número, la gran diversidad y la excelente conservación de muchas de las huellas de reptiles hace que los yacimientos del Jurásico de Asturias en general, y la colección del museo en particular, tengan gran relevancia internacional. De hecho, la colección de huellas del MUJA es una de las más completas del mundo.
El fósil de ictiosaurio es el más completo encontrado hasta el momento en la Península Ibérica
El fósil de ictiosaurio encontrado en la playa de Rodiles (Villaviciosa) en julio de 2010 es el más completo de los localizados en la península y corresponde a un reptil de unos tres metros de longitud de hace 190 millones de años, lo que le convierte en uno de los pocos del mundo de esa antigüedad.
El responsable del equipo científico del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), José Carlos García-Ramos, y la paleontóloga Marta Fernández han presentado hoy en este centro los últimos estudios que se han hecho sobre el fósil de este reptil.
El fósil fue localizado por la investigadora del MUJA Laura Piñuela el 15 de julio de 2010 en la ensenada de La Conejera, situada en los acantilados al este de la playa de Rodiles, en el concejo de Villaviciosa.
Según Piñuela, que leyó la tesis arropada por familiares, amigos y compañeros, las rocas del Jurásico Superior de Asturias presentan la más alta diversidad mundial de huellas de vertebrados. Así, las huellas halladas en la "Costa de los dinosaurios", que se extiende desde el cabo Torres, en Gijón, hasta la playa de Arra, en Ribadesella, han permitido reconocer trece icnogéneros: ocho de dinosaurios, uno de pterosaurio, dos de cocodrilos, uno de tortugas y uno de lagartos jurásicos. La tesis de Piñuela, desarrollada con el material de la colección del MUJA (más de 4.400 ejemplares) y del que aún permanece en los acantilados.

21 de febrero de 2016

Diez castros, sin investigar y en riesgo de desaparecer, jalonan la comarca avilesina (Asturias)

Réquiem por los castros
En las publicaciones de arquitectura resulta habitual el término “arquitectura sin arquitectos” para definir a las construcciones castreñas. Los habitantes de los castros desconocían los libros de Vitruvio, pero sabían que de los fosos o alrededores se podrían obtener las piedras para levantar sus cabañas. También elegirían un modelo específico para dar forma a sus cabañas, al igual que los castros, el círculo. Esta elección no es fruto del azar, detrás de ella hay toda una forma de entender el mundo. www.muvicc.es
La comarca cuenta con una decena de asentamientos prerrománicos apenas investigados y en riesgo de desaparición
Todo el mundo piensa que los castreños eran gente belicosa por naturaleza. Primer dato, vivir en poblados fortificados no es un capricho.www.muvicc.es
Diez castros, todos ellos sin investigar, jalonan la comarca avilesina. La reciente polémica por el veto administrativo a intervenir en el castro gozoniego de Podes viene a poner de relieve el potencial inexplotado de la comarca en lo que a patrimonio prehistórico se refiere, en su doble vertiente de recurso cultural y turístico. Castrillón y Corvera concentran la mayor parte de esta riqueza inexplorada, de restos propios de los poblamientos que se asentaron en la región antes de la llegada de los romanos. "Es lo que en otros países llaman arqueología céltica, que se utiliza como recurso turístico", explica el arqueólogo experto en castros Alfonso Fanjul, autor de un trabajo que lleva por título "Los castros de Asturias" y en el que recopila en torno a 250 yacimientos castreños desperdigados por toda la región.
Según este trabajo, en la comarca se ubican los castros de El Cantu la Figal (Nieva), el ya mencionado de El Castiellu (Podes) y Los Garabitales (Granda), todos ellos en Gozón; en Corvera están el Pico Castiello (Molleda) y Xunceo, mientras que en Castrillón está el de La Peñona (San Amaro) y en Soto del Barco El Castillo de San Martín. Además identifica otros tres "castros dudosos", todos ellos en Castrillón: los de Armada, el Castro de Quiloño y el Barrial.
El misterio que encierran los modos de vida de aquellos pobladores celtas va poco a poco revelando nuevos datos, fruto de diversas investigaciones arqueológica. Y así, según afirma Fanjul, "cada vez la arqueología va demostrando que eran tribus mucho más complejas de lo que pensábamos y de lo que los romanos decían". Así, los análisis demuestran que estas comunidades tenían una agricultura intensiva y una notable actividad comercial.

20 de febrero de 2016

Ubaldo Puche Mulero, Superviviente de la División Azul, jubilado de Ensidesa (Asturias)

"En la guerra se mata, se roba, se viola... En Rusia maté a muchos, robé botas y gorros y nunca violé"
Fragmento de la portada de 'División azul', de Fran Jaraba. https://www.rtve.es
"No me fui a la División Azul por ideología; era joven, con poca cabeza, y pagaban cinco duros diarios a la familia de cada combatiente en el frente ruso. Lo mío no fueron actos de heroicidad, sino más bien de locura"
Puche, sosteniendo una reproducción de la mítica foto del remate de volea de Quini, dedicado por el futbolista.
En el silencio de las noches, de todas y cada una de las noches, Ubaldo Puche Mulero revive su guerra. Ocurrió hace más de 70 años, pero el tiempo le demostró que la guerra no termina nunca en el fortín de la memoria de quienes fueron sus protagonistas.
El frío del campo abierto en Rusia, en algún lugar que los recuerdos ya no sitúan en el mapa. II Guerra Mundial, el frente ruso, y aquel joven de veinte años encuadrado en una negra aventura llamada oficialmente 250.ª División de Infantería. Para los alemanes, la 250.ª Infanterie-Division. Para los españoles, resumiendo, la División Azul.
"La guerra... no sé explicarte cómo es. En la guerra se mata, se roba, se viola. Yo maté a mucha gente, robé lo que pude, pero violar nunca, eso no. Matábamos a un ruso y nos tirábamos a quitarle el uniforme y las botas de fieltro, que eran cojonudas. Y la cartera para conseguir rublos, que después los alemanes, los muy cabrones, nos los cambiaban por marcos muy por debajo de su valor. Cacheabas al cadáver, le encontrabas la cartera y allí estaba su foto, sonriente, con su mujer y a veces su hijo pequeño en brazos. Daba pena, supongo que aquel sentimiento era lo único que nos dignificaba un poco, pero era sólo un momento porque por lo general estabas en medio de un chorro de tiros". No había tiempo para sentimentalismos.
Ubaldo Puche nació en Águilas, Murcia, en agosto de 1922, en una familia de seis hermanos. Son 93 años en los que dio muchas vueltas para firmar una biografía intensa y cruda. Como buzo le tocó devolver a tierra a decenas de cadáveres; como luchador de lucha libre recorrió España y protagonizó portadas. Como fotógrafo deportivo ("yo soy del Sporting cerrao") es el autor de la famosa imagen de Quini rematando de volea, esa especie de foto icónica que simboliza la furia rojiblanca y al mejor rematador del fútbol español.

19 de febrero de 2016

“Una casería del occidente asturiano”. Los Arias de “Casa'l Coxu” Las Barracas, (Ardesaldo-Salas).


A consideración” (homenaje), de la familia “Arias” de Ardesaldo, (Concejo de Salas-Asturias) ArtIculo. actualizado
Antonio Arias Fernández

“Una casería del occidente asturiano”
Pequeña reseña (relato) de los infatigables y consistentes “Arias”  de “Casa'l coxu” en las Barracas, Ardesaldo.
                                                        Engracia (adulta) y Enriqueta (niña).

Los integrantes de Casa’l Coxiu.
Adelaida García García, nació en Cornellana en 1882 y falleció en Casa’l Coxiu, Ardesaldo (Salas) en 1971 con 89 años. Quiso el destino que se cruzara en su vida Antonio Arias Fernandez, hombre este, viudo de Engracia Rodríguez Antón, mujer que había fallecido en Casa’l Coxiu, Ardesaldo (Salas) en 1913 y era del cercano pueblo de Balloria  (Casa Mexio), Salas.

 Este matrimonio tenía una hija: 
Ø  Enriqueta Arias Rodríguez, nació en 1912 y falleció en 1989 con 77años.
Con un solo año de vida, Enriqueta Arias, perdió a su madre y a una hermana por dificultades en el parto, Engracia Rodríguez y la niña que iba a ver la luz, fallecieron en su casa de Ardesaldo al no poder superar (ninguna de las dos) las dificultades aparecidas a dar a luz, unos años más tarde su padre Antonio Arias, se caso en segundas nupcias con Adelaida García  y tuvieron 5 hijos más: 
Ø Luz Arias García, nació en 1918, vive en la actualidad (año 2016) con 98 años
Ø María Arias García, nació en 1921 y falleció el 18 de marzo de 2004 con 83 años.
Ø Ángeles Arias García, nació en 1922 y falleció en 2010 con 88 años.
Ø Manolo Arias García, nació en 1924 y falleció el 10 de enero de 2007 con 83 años.
Ø Carmen Arias García, nació en 1927 y falleció en 2010 con 83 años.

El ferrocarril conocido como "El Zurrón"

El tranvía de Cabañaquinta a Santullano
Vista de Moreda de Aller en la que se aprecia el tren que llamaban "vasco-asturiano" , hoy en día FEVE, con vagones de madera para pasajeros y propulsado por una máquina de vapor que usaba carbón en la combustión. Detrás de la vía se ve el Barrio San Isidro, conocido popularmente como Las Colominas. Detrás del poste de la luz que aparece en primer plano en la esquina izquierda está el antiguo matadero. El tren finalizaba su recorrido en Collanzo, donde terminaba la vía. El 16 de julio de 1934 se había inaugurado el tramo Ujo-Cabañaquinta, y en enero del año siguiente el de Cabañaquinta a Collanzo. El proyecto ambicionaba llegar a Boñar, pero no lograron cumplir el objetivo. La imagen pertenece a la década de los sesenta. Etiquetas: Fuente lutrapiella. https://www.asturias.es
El ferrocarril "El Zurrón", al que puso nombre su maquinista más popular, funcionó durante medio siglo pese al rechazo social inicial
La locomotora Vulcan n.º 3, ahora en la plaza del pozo San Jorge, en sus tiempos de actividad
El ferrocarril conocido como "El Zurrón", fue uno de los tres ferrocarriles que se han construido y que han funcionado en el concejo de Aller; éste, entre Cabañaquinta y Santullano de Mieres.
Hacia el año 1914, antes de su inauguración, hubo sus polémicas surgidas de las dudas sobre si sería conveniente o no su construcción. Había quien pensaba que no aportaría ningún beneficio para el concejo. Una carta publicada el domingo, 10 de mayo de 1914 y firmada por varios mineros, decía a la letra: "Algunos elementos de este concejo de Aller, para quienes la construcción del ferrocarril había de ser un buen negocio, y sumados a ellos, otros que no perdonan ocasión para armar líos, por si de éstos pudiera resultar alguna solución favorable a sus afanes políticos, arrecian en su campaña de protesta contra la construcción del Tranvía, declarándole enemigo cruel, y perjudicial a los intereses de este valle".
El Tranvía se construyó con arreglo al proyecto aprobado por R. O. de 29 de septiembre de 1914. La primera concesión fue de la estación de Santullano a las minas Pepita y Dolores, en Moreda, y tiene fecha de 29 de febrero de 1915. La segunda sería de las minas Pepita y Dolores, hasta Cabañaquinta, y tiene fecha de 21 de agosto de 1917.
La vía que en su momento vertebró el valle tiene un ancho de 0,75 metros y su longitud primitiva, de Santullano a Cabañaquinta, sería de 19,350 metros. Todas las vías están constituidas por carriles de acero de tipo Vigiole de 20 kilogramos por metro, en barras de ocho metros de longitud, con las juntas sobre traviesas de madera de roble de 1,40 metros de largo, por 0.15 metros de ancho, por 0,18 metros de grueso, en número de trece por cada longitud de barra de carril.
Estaba servido por una línea telefónica formada por dos hilos conductores de hierro galvanizado de 3 milímetros de diámetro, con sus aisladores de porcelana correspondientes, sobre postes de madera, espaciados 40 metros, la cual tenía su origen en la estación de Santullano-Norte y seguía al lado de la vía del Tranvía hasta el kilómetro 3/850 en el que estaba situada la central de la Sociedad "Electra de Viesgo", en cuyo punto se separa de la vía, y cruzando sobre el río Aller sigue por la margen izquierda de éste hasta llegar frente a los lavaderos de carbón de las minas "Pepita" y Dolores", en el kilómetro 10/416 del trazado.

18 de febrero de 2016

El asalto a la Comisaría de Policía de Mieres

El día que las gorras volaron
La calle Ramón y Cajal de Mieres, donde se encontraba ubicada la antigua comisaria de Policía Armada (ahora Policía Nacional)
En el mes de marzo del año 2015 se cumplían 50 años del asalto a la Comisaría de Policía de Mieres, el episodio más épico de la resistencia antifranquista en Asturias durante la dictadura, aunque apenas tuvo repercusión por la censura de la época. Un millar de manifestantes desafiaron al régimen y muchos de ellos se enfrentaron abiertamente a las fuerzas del orden, sin que milagrosamente hubiera víctimas.
Ilustración recreando el asalto, de Alberto Cimadevilla
Cuando, ya de madrugada, el minero José Ramón Fernández Álvarez, apodado “Teverga”, es liberado, desciende en silencio acompañado por un policía las escaleras que, entre gritos, sus compañeros habían tratado de ganar la tarde anterior para liberarlo.
Atravesado el umbral del portal del número 13 de la calle Ramón y Cajal, “Teverga” se detiene y observa esparcidos por el suelo los restos de una batalla campal que, recluido un piso más arriba, tan solo había podido escuchar.
¡¡El primer enfrentamiento abierto con la Fuerza Pública desde la Guerra Civil!! Pero “Teverga” no fue consciente entonces de que su detención fue el detonante de uno de los episodios más osados y épicos de resistencia a la dictadura franquista. El policía interrumpe bruscamente la escena.

Despedidos por las huelgas
Militante comunista, “Teverga” había recalado en la Comisaría del Cuerpo General de Policía de Mieres la tarde anterior, viernes 12 de marzo de 1965, tras acudir a la asamblea convocada en la Casa Sindical por la Comisión de Despedidos de la huelga de 1964. Él era uno de ellos.
Aquella explosión de ira popular se venía fraguando desde hacía tres años, cuando comenzó la primera huelga masiva convocada con éxito en España durante el franquismo, justo en las cuencas mineras asturianas. Tras el destierro de los huelguistas de 1962, la dictadura cambia de táctica en su intento de controlar a una fuerza laboral fuertemente combativa que empezaba a reaccionar a las consecuencias de la aplicación del Plan de Estabilización de 1959.

17 de febrero de 2016

Aquellos tiempos en Gijón en el que los miembros de la Corporación Municipal, ni estaban liberados, ni cobraban dietas por asistir a reuniones

Cuando el pueblo mandaba a los ediles chupópteros "a ver la ballena"
Artículo ilustrado con fotografías del Gijón de principios del siglo XX
Ayuntamiento de Gijón, principios del siglo XX.- http -www.nimbar.net
La tonadillera "La Goya" comparaba a los corruptos munícipes con la plaga de cangrejos negros que invadía San Lorenzo
La ballena capturada en 1895, que fue todo un espectáculo popular
A aquel Gijón de finales del siglo XIX ya empezaban a llegar los teléfonos, que supondrían toda una revolución en las comunicaciones -nada que ver con los móviles de hoy que acercan en la lejanía, pero que alejan en la cercanía por la adicción que han creado en las relaciones sociales y familiares-; y también causaba una oleada de estupor el invento del yanqui míster Lagonjannis, quien encandilaba al personal vendiendo por las calles desde su carruaje -por el que no pagaba impuestos municipales, claro- la navaja ómnibus que servía para todo. No solamente para cortar todo tipo de materiales, sino también que podía ser utilizada como rompenueces y hasta báscula. Otro de los objetos que tuvieron mucho éxito fue un bastón de bolsillo que cabía dentro de una petaca y que se armaba y desarmaba en la nada de treinta segundos.
Muelle, principios del siglo XX.-  http -www.nimbar.net
El afán de las prohibiciones, sin más ni más, ya estaba presente en los regidores de la Casa Consistorial, dado que el alcalde, Alejandro Alvargonzález, prohibió transitar con almadreñas por el hoy llamado paseo de Begoña, a fin de que no deteriorasen su costoso pavimento recién puesto. Una medida que fue muy aplaudida por muchos ciudadanos que consideraban que la prohibición debiera de ser extendida a todas las calles del centro urbano, a fin de evitar el molesto ruido de las almadreñas, tanto por el día como por la noche.

16 de febrero de 2016

El Régimen Franquista y la represión de la postguerra

Cárceles y trabajos forzados en el primer franquismo. El discurso de la redención
Los detenidos eran destinados a trabajos forzados en diversos campos
En 1939, en España finalizaba una larga guerra civil que había sembrado de muertos y dolor todo el país. El nuevo régimen franquista se preparaba para una postguerra donde el fenómeno represivo aún tenía un gran papel que jugar
Obras en el pantano de Yesa, en 1959, por presos del franquismo. periodistas.es
Una de las grandes características de esa represión fue la articulación ideológica entorno al pilar religioso. La idea de “redención cristiana” se instauró en un entramado de trabajos forzosos que servían de “expiación” al condenado.
 Este entramado ideológico fue posible debido a la paulatina “catolización” de los nacionalistas durante el conflicto y primeros años del franquismo. Un proceso que acabaría beneficiando tanto a la Iglesia como a los nacionalistas. La caracterización de la guerra como “cruzada” supuso elevarla de estatus tanto en el interior como en el exterior, y la Iglesia se acabó instaurando como factor básico  de legitimación entre todas las familias políticas del régimen.

Cárceles y trabajos forzados en el primer franquismo. El discurso de la redención
Desde el mismo Franco hasta los encargados de la organización se desarrolló un discurso concreto de redención como una misión cristiana. Se difundía  el discurso oficial de la caridad, el perdón y la redención de las almas. Franco aludía en una entrevista en de enero de 1939 a:
“los redimibles, los adaptables a la vida social del patriotismo”.

15 de febrero de 2016

Los marqueses de Camposagrado coincidiendo con las fiestas del Carmen de La Villa, organizaban elegantes bailes en su palacio mierense

Baile en el palacio de La Villa
El Palacio de Camposagrado en Mieres fue la casa solariega de los Bernaldo de Quirós, Marqueses de Camposagrado
Los marqueses de Camposagrado organizaron, coincidiendo con la fiesta del Carmen, un evento en Mieres con toda la nobleza asturiana
Ilustración de Alfonso Zapico
El origen del palacio de La Villa, en Mieres, debe buscarse en la torre de planta circular del siglo XIV que aún se conserva integrada en la arquitectura del edificio como una de sus esquinas, o tal vez antes, en un desaparecido puesto de vigilancia romano. Un siglo más tarde la torre pasó a ser casa fuerte y en 1627 el obispo de Oviedo, Juan Torres Osorio ya se refería a ella como palacio. Pero en su larga historia la construcción inicial fue variando sus características adaptándose a las diferentes funciones que quisieron darle sus propietarios, los Bernaldo de Quirós, marqueses de Camposagrado, por quienes lleva su nombre el edificio.
A mediados del siglo XVIII, la familia que durante siglos gozó del mayor abolengo en la Montaña Central, la reformó para transformarla en residencia veraniega; entonces pudo alojar a los viajeros más ilustres que transitaban en uno u otro sentido por la vieja carretera de Castilla, que todavía pasa ante la puerta de sus jardines. Incluso sirvió de sede entre 1854 y 1860 para la flamante Escuela de Capataces, sin dejar nunca de pertenecer a los marqueses que recibieron allí a la reina Isabel II cuando visitó Asturias en 1858.
Torre de planta circular del siglo XIV del Palacio
Aquel año cumplía los 18 José María Bernaldo de Quirós y González Cienfuegos, quien habría de ser el octavo en ostentar el título de Camposagrado, joven ambicioso y derrochador, que le echaba los tejos a una de las hijas que había tenido la reina María Cristina de Borbón-Dos Sicilias en su matrimonio con el guardia de corps Fernando Muñoz. La relación de esta familia con Langreo ya se la hemos contado en otras ocasiones, pero les recuerdo que esta muchacha a la que me refiero y que se convertiría en 1860 en esposa de don José María, era María Cristina Muñoz, marquesa de La Isabela, y por lo tanto hermanastra de la reina Isabel II.

14 de febrero de 2016

Diamantina Rodríguez, la genial intérprete y maestra de la canción asturiana

La estela musical de Diamantina Rodríguez
Ver artículo del blog “Los feudos más destacados de la canción asturiana”. De fecha 19 de abril de 2015
Foto de Enol;  Diamantina Rodríguez, homenajeada. (manparaiso.blogspot.com)
A sus 95 años, la cantante sigue en los concursos de tonada
Diamantina Rodríguez, en su juventud, durante una actuación
Con una amplia sonrisa y unos claros vestigios de mujer lozana allá en tiempos lejanos, Diamantina Rodríguez, la genial intérprete y maestra de la canción asturiana nos recibe, en la Residencia "Noreña", de la localidad perteneciente al concejo de Siero y que está bajo el manto protector y público del ERA.
Una simple llamada telefónica anterior y la disposición total de la directora del centro, abrieron las puertas hacia una charla amena que uno hubiese deseado más larga, con esta quirosana de noventa y cinco años que, sin renunciar a sus orígenes, se declara mierense a casi todos los efectos. Pese a cierto problemas con la vista, el encuentro identificador es inmediato porque Diamantina, tal como declara, tiene el oído muy fino, cualidad que le valió, en su larga carrera artística, para complementar perfectamente una voz de encanto, de cadencias y de enorme sensibilidad, en torno a la tonada astur.
Y sin embargo no accedió a los primeros planos del folclore hasta cerca de los treinta años cuando, en 1955 quedó campeona del tercer concurso convocado por el diario "Región", tras ocupar el segundo puesto en las dos anteriores ediciones. Entonces fue cuando tuvo la oportunidad de encontrarse con "Los Cuatro Ases" y Cuchichi le dijo: "Mira, no te presentes más a concursos, colabora todo lo que puedas en certámenes y citas no competitivas, porque así te vas a quedar como la campeona de este concurso, para toda la vida". Y Diamantina Rodríguez nunca más volvió a pisar las tablas en plan de competir. Sí lo hizo, de forma abierta y muy frecuente, en cuantas citas solicitaban su presencia, sobre todo en aquellas de orden benéfico. Sus tres LP y tres singles grabados, con ciento cuatro canciones, la colocaron en la cúspide hasta el punto de situarla al lado de la Busdonga como referentes de las listas de intérpretes de la asturianía en todo el entorno histórico.

13 de febrero de 2016

"sobrevivir con la barbilla"

El extraordinario Barbachey

En los cafés y bares del concejo de Mieres era donde el hombre foca realizaba la mayoría de sus actuaciones
Las actuaciones en Mieres del "hombre foca", que podía sujetar todo tipo de objetos, por pesados que fueran, con la barbilla
Ilustración de Alfonso Zapico
El caso de Barbachey es tan sorprendente que si no lo hubiese visto personalmente pondría en duda su existencia. Lo recordamos el otro día en el restaurante "La Viña", de Cenera, mientras decidíamos el premio Serondaya a las Ciencias de la Cultura Humana. Cada otoño, bajo la sabia dirección de Fulgencio Argüelles, las candidaturas se debaten despacio en un proceso salpicado de anécdotas y comentarios para relajar los minutos que median entre descarte y descarte. En uno de estos recesos saltó el recuerdo de Barbachey, el "hombre foca".
El rey de los artistas heterodoxos de este país, capaz de sujetar en su barbilla cualquier cosa, fue un personaje que deslumbró la infancia de muchos niños en sus sorprendentes actuaciones por las provincias del norte de España. Tuve la fortuna de asistir a una de sus actuaciones en Mieres y como todos los que vivimos esa experiencia mantengo sus detalles en mi memoria igual que si hubiese sucedido en las últimas fiestas de San Xuan.
Resulta extraño que después de haber estado ante los artistas más consagrados que en aquellos años de vacas gordas visitaron la cuenca minera en los mejores circos del país, solo mantenga dos imágenes en el lugar de honor del escaparate de mi evocación: una fue bajo la carpa: el balanceo de Pinito del Oro sentada en una silla que apoyaba sus patas traseras sobre la barra del trapecio; la otra en plena calle: el inusual espectáculo de Barbachey.
Pude admirarlo llamando la atención del público con una escoba bailando en su mentón, antes de colocar enseguida una pala, después una escalera de mano y, ya crecido por los aplausos, un enorme bidón de metal. Su número no seguía más guión que el de la necesidad del momento o las ganas de actuar que podían llevarlo a la acción más extrema, con la calle por escenario y los objetos que tuviese a la vista como único atrezo.

11 de febrero de 2016

La historia del dominico misionero de Pola de Lena (Asturias), Fray José Pío Aza Martínez de Vega (1865-1938)

Con los indios machiguengas
Fr. José Pío Aza, misionero dominico asturiano que dedico 32 años de su vida a los pueblos amazónicos del sur peruano. Contribuyo con la lengua machiguenga con sus escritos.
La historia del misionero lenense José Pío Aza, que convivió, estudió y acabó defendiendo la cultura de los indígenas de la Amazonía peruana
Ilustración de Alfonso Zapico
Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, publicó en 1987 la novela "El hablador" en la que quiso acercarnos al mundo de los indígenas peruanos. No pasa por ser una de sus mejores obras, pero es seguramente de las más elaboradas, porque en ella se plasman muchos años de trabajo e intentos fallidos que se fueron a la papelera.
El autor peruano dejó escrito que llevaba desde los años 60 tomando notas y garabateando borradores sobre el tema de los que se conocían como "habladores": unos narradores que recorrían los poblados machiguengas contando leyendas e historias antiguas, transmitiendo así de generación en generación el acervo cultural de sus antepasados.
El escritor hizo esta confesión en la página 151 de su libro, poco antes de citar a los etnólogos y misioneros que influyeron en el conocimiento de esta etnia, y entre ellos no se olvidó del lenense Fray José Pío Aza, el mayor experto en el idioma de estos indios.
Los machiguengas no llegan actualmente a los 10.000 integrantes, repartidos por la Amazonía del sureste peruano, entre los departamentos del Cuzco y de Madre de Dios, donde coexisten junto a otras tribus aisladas como los mascho piro.
La zona hoy está protegida y solo se permite entrar en ella con una autorización especial para realizar estudios de investigación antropológica y biológica, con lo que se trata de evitar el contacto con los vicios de la civilización que traen quienes buscan la riqueza de su madera y los yacimientos de hidrocarburos, pero cuando el fraile asturiano entró en ella, para fundar en 1908 su primera misión a la orilla del río Manu, los hombres blancos todavía eran casi desconocidos para los indígenas.
El padre José Pío Aza forma parte de la larga lista de misioneros que han salido en los últimos 150 años de la Montaña Central para repartirse por todo el mundo. Entre ellos abundan los escritores, pero casi todos se ciñeron a los temas de su credo por lo que sus libros no tienen interés fuera del ámbito de los creyentes católicos. Sin embargo, el padre Aza, a pesar de ser poco conocido entre nosotros, seguramente es de los pocos con un trabajo serio de investigación que aún se reconoce por los especialistas. Vamos a repasar su biografía.

La emisora comunista Radio España Independiente, la memoria del antifranquismo (y II)

El correo de La Pirenaica
Las más de 15.000 cartas de los oyentes de la emisora comunista Radio España Independiente componen un fresco de la memoria del antifranquismo y un duro retrato de la represión
Radio España Independiente, la emisora del Partido Comunista de España
Ocurre con frecuencia. En muchas ocasiones no es el historiador quien elige el objeto de su investigación, sino que es éste quien busca al investigador. Éste es el caso de este libro; Las cartas de La Pirenaica. Memoria del antifranquismo (Cátedra, 2014). Rosario Fontova, periodista e historiadora, autora de este libro junto con Armand Balsebre, catedrático de de Comunicación Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona, buscaba en el Archivo del Partido Comunista de España información para otro trabajo cuando entró en contacto con el extraordinario fondo documental de las cartas enviadas a Radio España Independiente (1941-1977, Moscú, Bucarest), la emisora comunista, más conocida por los españoles como Radio Pirenaica. Constituido por 15.500 cartas, el mencionado fondo documental sólo había sido explorado hasta ese momento puntualmente por algún historiador en busca de alguno dato o información concreta, pero no se había realizado ningún estudio de conjunto. De esas cartas sólo un fragmento de algunas de ellas había salido a las ondas y nuestros autores advirtieron su gran potencial historiográfico y conscientes de ello decidieron con fundado criterio (al que no fue, desde luego, ajeno la especialidad de los autores en temas de comunicación) llevar a cabo una investigación de ese voluminoso correo de La Pirenaica con el objetivo de elaborar un estudio sobre la memoria histórica del antifranquismo a partir de esas cartas de los oyentes de la emisora comunista.

10 de febrero de 2016

La emisora comunista Radio España Independiente, la memoria del antifranquismo (I)

RADIO PIRENAICA
httpnoticiasderadiodelmundo.blogspot.com.es-3
«Aquí Radio España Independiente, estación Pirenaica, la única emisora sin censura de Franco…».
http://muzicons.com/musicon3.swf
Radio Pirenaica se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para Franco. alicantevivotest.wordpress.com
Así iniciaba sus emisiones una radio clandestina que, durante más de 30 años, se enfrentó a la propaganda del régimen franquista, polemizó con sus medios de comunicación e informó de las luchas obreras, campesinas y estudiantiles, desde un imaginario emplazamiento pirenaico. Fue Dolores Ibárruri «Pasionaria», quien bautizó a Radio España Independiente con el sobrenombre de «Pirenaica», para acortar psicológicamente la distancia que les separaba de sus oyentes en el interior del país. Pocos españoles habrá -al menos de la generación que participó en la contienda y de la que maduró en una dilatada posguerra- que no escucharan en algún momento esta emisora comunista que los más ingenuos creían en Los Pirineos, los «enterados» situaban en Praga y que estuvo realmente en Moscú primero y en Bucarest después.
(Texto de María José Millán Trujillo, «Radio España Independiente: información y propaganda desde el exilio», en La literatura y la cultura del exilio republicano español de 1939: II Coloquio Internacional, La Habana, GEXEL, 2000.)
En Radio Pienaica, los esforzados que la crearon y mantuvieron, jugaron un papel decisivo en la búsqueda de los caminos de la Libertad; político, psicológico y periodístico. alicantevivotest.wordpress.com
Historia
Radio España Independiente (REI) nació en los albores de la posguerra española. El 22 de julio de 1941, sus ondas llegaron a España desde Moscú por primera vez, y no nos abandonaron hasta el 14 de julio de 1977, día en que su director, Ramón Mendezona (alias Pedro Aldamiz) se despedía de todos los oyentes. De un plumazo se dejaban atrás 35 años de emisiones clandestinas esquivando la censura impuesta por el franquismo a los medios de comunicación.
A pesar de la lejanía física de la emisora, sus responsables crearon la leyenda de que emitía desde algún punto indeterminado de los Pirineos. De esa forma, trataban de alimentar la idea de que dentro de las fronteras seguía encendida la llama de la resistencia a la dictadura.
En aquellos años, la II Guerra Mundial arrasaba Europa con su halo de destrucción y muerte. Moscú se convirtió en el cerebro de la lucha antifascista y concibió una red de emisoras propagandísticas dirigidas a diferentes países. Dolores Ibárruri, La Pasionaria, fue la encargada de poner en marcha la emisora española: Radio España Independiente.

8 de febrero de 2016

Tiempos pasados con problemas

Historia y presente
Conde duque de Olivares
Un libro de John H.  Elliott, permite comparar tiempos pasados con problemas como la crisis de la Monarquía y el conflicto territorial

Los artefactos que el hombre fabrica pueden servir para nada o para mucho, para el bien o para el mal, para lo sublime o lo abyecto. Así, los libros, unos sirven para formar montones de papel o amontonarse, mugrientos, en los rastros dominicales o mercadillos de viejo; otros, por el contrario, son joyas, cuyo resplandor, por muchos quilates, puede hasta modificar las mismas vidas: «Toda mi vida modifica el libro que estoy leyendo», escribió Borges. Quede esto escrito, con reto y desafío para el ahora mismo y ante tanto libro de escritor con ensoñaciones y fantasías infantiles de inmortalidad o de lo que sea. ¡El infantilismo en las personas mayores se nota tanto!
El libro «Haciendo historia» (Taurus 2012) es un libro bueno. Su autor es John H. Elliott, hispanista británico, estudioso de la España moderna, en particular del siglo XVII. El libro es de interés para los profesionales de la historia por el repaso de métodos y maneras para la historiografía. También es útil, especialmente, al permitir comparar tiempos pasados con problemas -los del «valido» y «privado» de Felipe IV, el conde duque de Olivares- semejantes a los nuestros, muy actuales, y entre los que se pueden citar los siguientes: pesimismo y decadencia en la sociedad española, la crisis de la Monarquía por crisis del Monarca y las tensiones continuas entre uniformidad y diversidad o entre el centro (Gobierno de Felipe IV) y la periferia (Principado de Cataluña).
Al ser personaje central en esta historia el conde duque de Olivares ha de recordarse, desde Asturias, a un profesor asturiano, don Ignacio de la Concha, catedrático que fue de Historia del Derecho de la Universidad de Oviedo, de personalidad compleja y sorprendente a veces. Don Ignacio «inventó» los denominados «Itinerarios históricos», que fueron unas tutorías didácticas, magistrales y viajeras de muy alto espíritu universitario, unas «tutorías» comparables a las mejores de las universidades inglesas. Cada «Itinerario» tenía su hilo conductor e histórico y por él transitábamos subidos a un modesto microbús en tiempos de carros, carretas y carromatos.

7 de febrero de 2016

Resumen de los hechos históricos y culturales de Asturias

Historia y cultura de Asturias
Los fósiles de Sidrón aportan el primer material genético neandertal
Breve resumen de los hechos históricos y culturales más importantes de Asturias
Postal antigua del Puente romano de Cangas de Onis
La Prehistoria
Los restos más antiguos de presencia humana en Asturias tienen alrededor de 200.000 años y corresponden al neandertal de Sidrón.
Con el Homo Sapiens aparece una nueva forma de comunicación: la expresión artística. La cueva de Tito Bustillo es uno de los mayores exponentes mundiales de este arte del Paleolítico Superior y donde se ha hallado el que posiblemente sea uno de los primeros mapas de la Humanidad (Ver más información)
Hacia el 9.000-8.000 a.c., con la retirada de los fríos se produce el abandono de las cuevas.  En la costa se localiza una cultura epipaleolítica propia: el Asturiense, que conseguirá con el “pico asturiense” más metros de filo por kilo de piedra que ninguna otra.
Con el Neolítico aparecen la agricultura y la ganadería. Son numerosos los dólmenes y túmulos (megalitos) de esta época, vinculados al control del territorio y a nuevas prácticas funerarias. El uso de los metales empieza a generalizarse.
Sobre el sustrato precedente se producen influencias indoeuropeas, con predominio de elementos célticos. La Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro, asisten al nacimiento de los castros, de los cuales se contabilizan más de 300 en la región, algunos anteriores al siglo VIII a.c.: Coaña, Sanchuis, Chao San Martín, Noega… Paralelamente, el territorio pasa a formar parte de las culturas del Arco Atlántico.