30 de septiembre de 2015

Virgilio Álvarez es de los pocos asturianos que sobrevivierón a la Guerra Civil y la II Guerra Mundial tras una estancia de ocho años consecutivos en los campos de batalla

Un piloñés a las órdenes de De Lattre
Jean Joseph Marie Gabriel de Lattre de Tassigny (2 de febrero de 1889 – 11 de enero de 1952) fue un militar francés considerado un héroe de la Segunda Guerra Mundial. musee-clemenceau-delattre.fr
Virgilio Álvarez participó con el Ejército galo, al que llegó tras escapar de los franquistas, en la II Guerra Mundial y ayudó a liberar Francia de los nazis al entrar por la Provenza tras el Desembarco de Normandía
Virgilio Álvarez, con el uniforme de la Legión Extranjera francesa, en 1943. Reproducción de l. b.anco
Virgilio Álvarez es muy posiblemente de los pocos asturianos que pueden decir que sobrevivierón a la Guerra Civil y la II Guerra Mundial tras una estancia de ocho años consecutivos en los campos de batalla. Miembro de una familia de campesinos republicanos de Piloña, fue llamado a participar en el Ejército republicano y desde entonces emprendió un duro camino que le llevó en dos ocasiones al hospital por heridas de metralla y a terminar desarrollando toda su carrera profesional en Francia.
Álvarez nació en el pueblo piloñés de Rozapanera el 22 de diciembre de 1916. Fue el pequeño de los doce hijos que su madre logró sacar adelante, con la ayuda de su padre, de un total de 17 partos. Las vacas y el campo eran la única fuente de riqueza de una familia muy querida en el pueblo, pero que se vio forzada a separarse por las necesidades que llevaron a varios de los hermanos de Virgilio a emigrar y otros como él a buscar un nuevo país de adopción empujados por la guerra.
Corría el año 1937 cuando fue reclamado por el Ejército republicano para luchar en el frente de León. Allí combatiría durante meses contra las tropas franquistas hasta que éstas fueron avanzando y obligaron a replegarse a los rojos. Virgilio se trasladaría entonces formando parte del batallón Piloña a la zona de Peñamellera, donde participaría en la resistencia hasta que fue apresado por los nacionales, no sin antes haber pasado un periodo en el hospital, recuperándose de heridas de metralla.
Aunque en un primer momento estuvo detenido en el campo de concentración de la Cadellada, una vez terminada la guerra fue trasladado a un espacio similar situado en las proximidades de Irún. «Franco tenía miedo de un ataque francés al comenzar la II Guerra Mundial y nos tenían todo el día construyendo pistas y alambradas en la frontera», relata un Virgilio que aunque reconoce que fue una etapa dura en la que tuvo que soportar maltratos y vejaciones, tuvo la suficiente entereza para salir adelante.

29 de septiembre de 2015

Los planes de José Antonio Priede, ingeniero de minas (ex-director de la obra), para el campus de Mieres

Un proceso esperanzador y un ¿futuro incierto?

Complejo Universitario del Campus de Mieres
La labor de José Antonio Priede como director de obra del campus de Mieres y los planes para el equipamiento universitario
José Antonio Priede
León y sus principales ciudades y pueblos, siguen siendo un atractivo veraniego para los asturianos. Eso sí, con el consabido efecto reductor de la crisis económica y sobre todo de las nuevas formas modernas de disfrutar el tiempo anual de descanso. Pero la semilla plantada hace siglos, permanece vigente entre aquellos incondicionales, más bien veteranos, que un día lejano sentaron plaza de fidelidad con la adquisición de una pequeña propiedad, en forma de chalet, vivienda adosada o piso.
En una de estas urbanizaciones, hoy un tanto en decadencia, aunque con presencia astur de muchos puntos del Principado, Villadangos del Páramo concretamente, uno, el que suscribe, ha tenido la oportunidad de encontrarse, ya hace tiempo, con una persona, varón para más detalles. Afable donde los hay, adicto a la conversación serena y a la tertulia de intercambios, es asturiano que un día, allá por 1934, nació en un pueblo de Piloña, donde las aguas de Borines. Y este intercambio de pareceres, a la sombra del calor leonés, trajo consigo una comunidad de ideas en torno a un hecho histórico para Mieres, y hoy de plena actualidad ante la más o menos compartida polémica de "si Minas de Oviedo ha de recalar en la villa de Teodoro Cuesta". Y es que José Antonio Priede Llano, de ochenta años de edad, fue, como ingeniero superior de minas el ejecutor y director de obra, del campus universitario. Su testimonio en esos comienzos ilusionantes del proyecto bien merecen una presencia recordatoria en los espacios de LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas. Pero antes?..

28 de septiembre de 2015

La ceremonia más sonada en el Mieres de 1892

Ecos de sociedad
Alejandro Pidal y Mon nació el 26 de agosto de 1846 en Madrid, hijo de Pedro José Pidal y Carniado, I marqués de Pidal, y de Manuela Mon
El hijo de Alejandro Pidal y Mon y la hija del dueño de Fábrica de Mieres se casaron en 1892 en el enlace más sonado de la comarca
Ilustración de Alfonso Zapico
Un periódico es bueno cuando sabe llevar a los lectores las noticias de actualidad sin aliñarlas con la tendencia política de sus editores, para que cada cual pueda sacar sus conclusiones libremente; pero esto es casi imposible, porque desde el nacimiento de la prensa escrita las cabeceras siempre se han identificado con el pensamiento de sus accionistas. Además, también es necesario que las secciones que llenan las otras páginas sean interesantes y estén cuidadas.
Conozco compañeros que sin sentir el menor aprecio por el fútbol han trabajado haciendo crónicas deportivas de éxito, lo que no debe sorprender porque supongo que quienes se encargan de los sucesos tampoco disfrutan con las desgracias que tienen que ver a diario. Todo es cuestión de proponérselo y tratar las cosas con profesionalidad y supongo que yo podría hacer lo mismo en estos dos casos. Sin embargo tengo mis dudas sobre como abordar otros asuntos, por ejemplo comentarios sobre arte contemporáneo o gastronomía, donde siempre se barajan los mismos adjetivos. Y lo que nunca haría -ya lo he dicho en otras ocasiones- sería crítica literaria, por el respeto que le tengo a todo aquel que decide exponer lo que escribe, sea bueno o malo, a los demás.
Sin embargo, como entretenimiento, me gustaría intentar hoy un "eco de sociedad". Si me lo permiten voy a ello, aunque siento decirles que como conozco más a los personajes de la crónica rosa de hace cien años que a los de ahora, tengo que llevarles una vez más hasta aquel tiempo. De modo que para seguir leyendo pueden empezar por sentarse a la sombra y servirse una limonada fresca dejando en una esquina de la mesa un libro de Campoamor o una obrita de Vital Aza dando ambiente.
Ahora prepárense a conocer los detalles de la boda más rumbosa que se ha vivido en la historia de la Montaña Central y tal vez en toda la de esta santa región: la de don Pedro, hijo de Alejandro Pidal y Mon, presidente del Congreso y conocido por su poder como "el Zar de Asturias", con la bella y simpática señorita Jacqueline, hija del acaudalado propietario de la Fábrica de Mieres, don Ernesto Guilhou.

27 de septiembre de 2015

La larga trayectoria del Ingeniero militar Lorenzo Solís y Rodríguez (I)

El brigadier Solís, un ovetense brillante

Brigadier Lorenzo Solís
El ingeniero militar Don Lorenzo de Solís y Rodríguez nació a finales del Siglo XVII en el año 1693 durante el reinado de Carlos II, en Oviedo y murió en Veracruz en 1761, con 68 años, diseñó numerosas fortificaciones y fundó con su legado la Biblioteca de la Universidad
Ilustración de Alfonso Zapico
Lorenzo Solís fue Coronel de Ingenieros, Brigadier y electo Mariscal de Campo, fundador de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo y también hizo construcciones y proyectos muy reconocidos y valorados en el resto de España, América Central y del Sur, sobre todo en Veracruz (México) y Cartagena de Indias (Colombia).
El Brigadier Solís es hijo predilecto del Concejo de Aller desde el año 1952. Par más información viditar: http://www.muriasdealler.com/historia_colegiata.htm.
Sobre el brigadier Lorenzo Solís, La Nueve España publicó un extracto del trabajo del estudioso turonés Manuel Jesús López González (Lito), autor de «Un filántropo asturiano: el brigadier Solís», única biografía existente sobre el insigne militar ovetense, publicada en 1991. Pese a tratarse de uno de los militares más brillantes de la Ilustración asturiana, la figura de Lorenzo Solís es poco conocida en Oviedo, en cuya calle Rosal nació en 1693. Con una larga trayectoria como ingeniero militar, su legado testamentario cimentó la Biblioteca de la Universidad de Oviedo.
Las raíces paternas del brigadier Lorenzo Solís hay que buscarlas en Santibáñez de Murias (Aller), en cuyo barrio del Conforco nació su progenitor, Tomás, que en 1666, con 20 años cumplidos, estaba aprendiendo el oficio de escultor con el también allerano Diego Lobo, que tenía su taller en la ovetense calle de San Pelayo (actualmente del Águila). Tomás de Solís (...) casó en 1672. En 1686 adquirió una casa en la calle del Rosal (...). Aquí nacería el futuro brigadier Solís el 9 de julio de 1693. 

La historia de los terremotos registrados en Asturias

Sismicidad histórica en Asturias
(ver art. del blog: Terremotos e Incendios en la historia de la comarca avilesina (Aviles-Asturias), de 20 de mayo de 2014)
Acuarela de Oviedo de Lloveras.  La ciudad Oviedo registró un terremoto en el siglo XVI
Los testimonios de los movimientos telúricos en la región
Imagen del puerto de Ventaniella. Uno de los accidentes que más se relacionan con este tipo de manifestaciones geodinámicas es la denominada falla de Ventaniella, la cual, con un trazado noroeste-sudeste, forma el cañón submarino de Avilés y se adentra en la Meseta a través del puerto de montaña homónimo
Vaya por delante que los movimientos sísmicos escasean en nuestra región. Aunque las causas que los originan son variadas (explosiones, deslizamientos, explotaciones mineras, llenado de embalses, etcétera), la más importante es la actividad tectónica y muy específicamente el desplazamiento en fallas activas. Uno de los accidentes que más se relacionan con este tipo de manifestaciones geodinámicas es la denominada falla de Ventaniella, la cual, con un trazado noroeste-sudeste, forma el cañón submarino de Avilés y se adentra en la Meseta a través del puerto de montaña homónimo. A lo largo de su recorrido acontece un alto porcentaje de sismos, desde el acaecido en el dominio marítimo a la altura de Cudillero (norte de Cabo Vidio) hasta el sucedido en Ventaniella (Ponga). Asimismo, son de destacar los frecuentes temblores, alguno reciente, que se producen en el Occidente asociados con el reajuste de las principales fallas regionales.

26 de septiembre de 2015

Un químico alemán, Hermann Emil Fischer (premio novel de química en 1902), defendía las bondades de comer carbón en 1906

El prodigioso hallazgo del doctor Fischer

Durante años, el carbón se ha utilizado en numerosos campos (limpieza de quirófanos, para purificar el agua…) y muy a menudo ha tenido un uso terapéutico tradicional en el seno de familias que ya conocían sus virtudes y sabían qué hacer con él. Pero mientras que sus beneficios terapéuticos parecían ir cayendo poco a poco en el olvido, el carbón vegetal ha conocido todo un resurgimiento en los últimos diez años. Ha sido objeto de cientos de artículos y decenas de miles de referencias científicas en todo el mundo. Todos estos estudios han confirmado que el carbón activado adsorbe (se trata de la cualidad física por la cual un cuerpo atrae y retiene en su superficie moléculas de otro cuerpo; no confundir con absorber) en el intestino toda clase de venenos y toxinas bacterianas mejor que ninguna otra sustancia. Se trata, sin lugar a dudas, del descontaminante más eficaz y menos caro. Resulta particularmente útil para los tratamientos de desintoxicación de metales pesados, si bien su uso va mucho más allá del tratamiento en caso de intoxicaciones graves. Así, puede ser extremadamente útil y eficaz en numerosas situaciones de la vida cotidiana y puede, en algunos casos, evitar tragedias. http://www.periodicodecrecimientopersonal.com
El químico alemán, que ganó el premio Nobel en 1902 y se suicidó en 1919 tras la muerte de dos de sus hijos en la guerra, defendía las bondades de comer carbón
Ilustración de Alfonso Zapico
Tenía preparada esta historia para dentro de un tiempo, pero comprenderán que la adelante para aprovechar una información que acabo de leer hace unas horas y que una vez más vuelve a demostrarnos como vivimos en un bucle lleno de sorpresas donde lo que siempre nos pareció ridículo, de repente puede convertirse en algo a tener en cuenta.
El titular que me sorprendió esta mañana anuncia que el zumo de carbón está arrasando en Estados Unidos como el nuevo elixir de moda entre las celebridades de Hollywood, que difunden entre sus amistades sus supuestas propiedades adelgazantes y sus beneficios digestivos y depurativos. Ya sé que es una de esas crónicas de relleno que abundan en el mes de agosto para suplir la falta de noticias más importantes, pero como verán, para nosotros puede tener su interés.
Al parecer la actriz Gwyneth Palttrow ha sido la primera en recomendar el consumo de esta mezcla compuesta de jugo de limón, lima, agua alcalinizada y carbón activado extraído de cáscara de coco -les confieso que no veo la relación entre el carbón mineral y los cocos, pero así lo publican- y dado su éxito ahora mismo ya está en el mercado en pastillas, cápsulas y también versión líquida con un "brebaje negruzco y poco apetecible a simple vista", como puede verse en la fotografía que acompaña al texto periodístico.

22 de septiembre de 2015

Rafael Alberti y Miguel Hernández, grandes amigos rompieron su amistad por la guerra civil española

Dos poetas en guerra
Rafael Alberti y Miguel Hernández, juntos en un recital.
Miguel Hernández y Rafael Alberti, unidos por una estrecha amistad, tuvieron un fatal desencuentro que marcó dos destinos: para uno, la muerte en prisión, y para otro, el exilio
Imagen de Miguel Hernández.
Fueron dos autores señeros de la Generación del 27, unidos por una estrecha relación personal. Pero la Guerra Civil, que todo lo destruyó, acabó minando también su amistad. El carácter pasional de Miguel Hernández y la personalidad dominante y recelosa de Rafael Alberti, que encajó mal que al oriolano le dieran el título de «poeta del pueblo» mientras que a él lo tachaban de burgués, fueron provocando un distanciamiento que dio lugar a un grave altercado entre ellos en público. Alberti preparó su propia evacuación de un Madrid a punto de ser tomado por las fuerzas franquistas. No contó con Miguel Hernández, que acabó huyendo solo y a pie mientras Alberti viajaba en coche oficial y salía de España en avión, rumbo a un exilio amargo pero seguro. Hernández, encarcelado y enfermo, murió en prisión.
Amigos, intelectuales de la misma generación literaria y miembros del Partido Comunista (en el que Miguel Hernández entró de la mano de Rafael Alberti y de su mujer, María Teresa León), la relación entre los dos poetas se fue agriando a lo largo de la Guerra Civil hasta el punto de que, más allá de pasar temporadas sin dirigirse la palabra, el gaditano dejó a Miguel fuera de la lista que, en los estertores de la contienda y con los peores augurios para el bando que ya se perfilaba como perdedor, confeccionaron él y su mujer para solicitar asilo en la Embajada de Chile. No lo incluyeron ni, en otra clara muestra de las desavenencias entre ambos, el matrimonio Alberti-León lo invitó a acompañarlos en el vehículo que recogió a la pareja en Madrid para trasladarlos hasta Monóvar, última sede del Gobierno de la República.

21 de septiembre de 2015

Algunas “notas-resumen” del estudio de la universidad danesa de Roskilde sobre la minería en Mieres, vistas por el historiador local “Ernesto Burgos”

Así nos ven en Dinamarca
La Universidad de Roskilde (en danés Roskilde Universitet) se fundó en el año 1972, y está situada en el barrio de Trekroner, a las afueras de Roskilde
El estudio realizado en Mieres por alumnos de la Universidad danesa de Roskilde sobre la historia de la minería, su cultura y declive
Ilustración de Alfonso Zapico
Al final del milenio tuve ocasión de conocer a Juan Oliver Sánchez Fernández, quien andaba por Mieres concluyendo un trabajo de campo, serio y concienzudo, para determinar los rasgos que entonces tenía nuestra pequeña sociedad local. Después de un lustro de observaciones y entrevistas -desde 1993 a 1998- el resultado se plasmó en el libro "Trabajo, política e ideología en una cuenca minera", que no fue editado hasta 2004 por Siglo Veintiuno. Les recomiendo su lectura porque a medida que pasa el tiempo crece en importancia como documento histórico, ya que aunque han pasado pocos años de aquello, hemos cambiado tanto que en algunos capítulos nos cuesta reconocernos.
Mantuve después el contacto durante unos meses con Juan Oliver, volví a verlo y nos mandamos varios correos que se fueron espaciando hasta que dejé de saber de sus actividades, aunque supongo y espero que siga dando sus clases en el departamento de Antropología Social de la Universidad Complutense de Madrid, donde ya era un referente.
Cuando el profesor se encontraba finalizando su labor, Mieres pasaba aún de los 51.000 habitantes y sólo en Hunosa se empleaban todavía más de 8.700 mineros. Entonces se firmó el "Plan 1998-2005 de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras" y con él se inició el entierro económico de la Montaña Central, presidido por los sindicatos que registraban una afiliación cercana al 95% de aquella plantilla y acompañado por las hermosas coronas de las pre-jubilaciones.

20 de septiembre de 2015

Tres hechos de relevancia social protagonizados por "curas" en Mieres

La Iglesia católica en la reciente historia del concejo
Imagen de sacerdote oficiando
Varios sacerdotes protagonizaron hechos de impacto social
Sangriento suceso en la localidad mierense de Urbies en el año 1986
A la hora de recorrer el tramo histórico de los sesenta últimos años de la historia de Mieres, el cronista, no puede evadirse de detenerse ante hechos de gran impacto social, sobre todo cuando sus principales protagonistas presentan la singular y significativa etiqueta de ser representantes de instituciones, en este caso la Iglesia Católica dentro del contexto del municipio. Tres casos concretos certifican fehacientemente esta circunstancia.
Corrían los primeros días de 1986, cuando el párroco de Urbiés, pueblo cercano a los lindes con los municipios del Nalón, ante la certeza personal de que se estaba produciendo un robo en sus dependencias parroquiales, y el peligro que presintió ante la suposición de que la furgoneta de los presuntos autores le iba a atropellar, realizó varios disparos de pistola, para la cual, según manifestó más tarde, tenía permiso de armas, alcanzando en la cabeza al acompañante del conductor quién, de acuerdo con las crónicas, fue abandonado más tarde por su compañero, recogido por los agentes de la Guardia Civil y trasladado a un centro hospitalario, más tarde al general de Oviedo, donde se le practicó una operación de urgencia, de la que, por lo visto, le quedaron secuelas. Don Abelardo García, el sacerdote ya fallecido, fue procesado, destinado a otra parroquia y condenado a indemnizar al herido. El asunto tuvo gran eco e impacto en el ámbito regional.

19 de septiembre de 2015

Los primeros tiempos en la historia de la comarca del Nalón

Los primitivos tiempos de Langreo
Guerreros astures con caballo asturcón
La historia de los orígenes y de la Edad Antigua aún hoy no se puede reconstruir de manera fiable a través de los escasos hallazgos de monedas, lápidas, fragmentos de cerámica, armas y otros objetos que nos informen de los primitivos aborígenes; por ello, poco se puede conocer de lo acaecido en estos lugares en tiempos tan remotos 
Los primeros pobladores de Asturias
Es pertinente, pues, recurrir a la conjetura razonada y a las hipótesis de trabajo para acercarse a estos períodos. No es descabellado suponer la existencia en estas tierras de habitantes en épocas muy antiguas, teniendo en cuenta la constitución de la cuenca langreana. Nuestro concejo, pleno de vegetación y rebosante de especies arbóreas, con una notable variedad de frutos y pastos, está recorrido por el río Nalón, el cual, hasta hace pocos siglos, llevaba en sus aguas gran cantidad de truchas, anguilas, lampreas y salmones. Todo esto convertía este espacio en una zona apropiada para albergar aquellas tribus primitivas en que los pueblos antiguos estaban divididos, y en el que su salvaje independencia habría de desarrollarse plenamente. Las condiciones de difícil acceso les permitirían defenderse, sin grandes dificultades, de toda clase de agresiones, pudiendo, por tanto, dedicarse al gozo de riquezas naturales como las enumeradas, propias de los moradores de aquellas remotas épocas. Así, en estos recónditos lugares tendrían a mano toda clase de pastos para sus ganados, madera para sus chozas, leña para hacer lumbre, frutos en gran cantidad y caza y pesca en abundancia. Y no podemos ir mucho más allá en el estudio de tan lejanos tiempos, pues los hechos históricos son demasiado oscuros y no sabemos gran cosa sobre los íberos, celtas y celtíberos, sobre las colonizaciones fenicias y griegas, y sobre el período cartaginés. Los primeros albores de la historia de lo que hoy es Langreo apenas pueden conocerse hasta la conquista de los romanos, pues sus agrestes habitantes, escudados en sus escarpadas montañas y en su indómito valor, conservaron con su independencia la ferocidad de los hombres primitivos, y no adquirieron la cultura que por entonces tenían los fenicios, griegos y cartagineses.

16 de septiembre de 2015

La historia de la tauromaquia en Oviedo se remonta al año 1673 (En las fiestas de Santa Eulalia)

Breve historia de la tauromaquia ovetense
Silla del Rey a finales del siglo XIX. Al fondo la Plaza de Toros. El 4 de agosto de 1889 Frascuelo y Lagartijo pisaban por primera vez el albero ovetense. Hoy, con un siglo muy largo sobre su estructura, el forjado no ha aguantado el paso de los años y tan sólo los miembros de los servicios veterinarios municipales entran por la puerta que el 21 de septiembre de 2007 franquearon Jesulín, Fran Rivera y El Cordobés, los últimos diestros que torearon en Oviedo. Ese día la plaza quedó clausurada ante el peligro de ruina y sólo se utilizan las oficinas.
Los espectáculos taurinos en la ciudad datan, al menos, de la época de Alfonso II, fueron disfrutados por el Cid y se ganaron el rechazo de Jovellanos y Leopoldo Alas, "Clarín"
Desde tiempos inmemoriales, recorrían los pueblos de España los llamados “matatoros” o “toreadores” divirtiendo al público y cobrando por ello, mediante la práctica del toreo de forma más o menos rudimentaria.
Podemos afirmar que el origen del “toreo a pie” procede del norte de España, sobre todo de las provincias vascas, Navarra, y Aragón (allá por el siglo XIV), pero su transformación en arte se debe a Andalucía, a principios del siglo XVIII. Aunque realmente Navarra fue la cuna de ganaderos y toreros. www.teinteresasaber.com
¡Qué extraño!, pensarán ustedes, a juzgar por el título. Parecía que Alberto iba a hablarnos de toros y, sin embargo, comienza citando al Rey de Oviedo. Bien que lo siento, pero se han equivocado de pe a pa porque, quién lo diría, cuando a Dios gracias ni rastro de afición se conserva, parece ser que el citado monarca fue el promotor de las primeras corridas de toros de las que haya noticias. Alfonso X el Sabio cuenta, en la "Crónica" del siglo XIII, que convertida Oviedo en corte por Alfonso II el Casto, convocó Cortes en el año 815: "Mientras duraron aquellas se lidiaban de cada día toros"; lidia que se practicaba a lo caballeresco, realizada por nobles personajes.
Años más tarde, con motivo de la apertura del Arca Santa de San Salvador, Alfonso VI viene a Oviedo acompañado de su hermana Urraca y un gran séquito de nobles y cortesanos entre los que se encontraba don Rodrigo Díaz de Vivar y su esposa doña Jimena. Se da por seguro que, para conmemorar la, visita el Rey a la ciudad y, en su honor, se corrieron toros, destacando, no podía ser de otra manera, entre todos los alanceadores el Cid Campeador.

15 de septiembre de 2015

El ovetense Alonso de Quintanilla participó en la pugna de los Reyes Católicos

Quintanilla tenía el Estado en la cabeza
El Archivo del Mayorazgo de Alonso de Quintanilla - Fundación Museo de la Ferias
El político ovetense hizo el primer censo de España en tiempos de los Reyes Católicos
Ilustración de Pablo García
Quinientos años después, España dejó de realizar los preceptivos censos. Los inauguró el ovetense Alonso de Quintanilla (entre la media docena de asturianos más importantes de nuestra historia).
Quintanilla es una figura tan importante como olvidada. Nació en el año 1420 en la aldea ovetense de Paderni, al sur del concejo. Era hijo de labradores con posibles y con el tiempo, para homenajearlos, amplió el monasterio de Santa Clara -actual sede de la delegación de Hacienda- y allí les dio sepultura. Estudió Humanidades y Leyes en el monasterio benedictino de San Vicente -actual sede del Museo Arqueológico- e ingresó como doncel en la Corte de Juan II, para encargarse de la educación del príncipe Enrique.
Con Enrique IV ya en el trono fue sucesivamente «poder habiente» real y «criado, guarda y vasallo militar» para encargarse después de las finanzas reales como «contador de acostamientos». En realidad fue, en aquellos años, habitual prestamista o garante de la Corona.
Como ha indicado el escritor José Ignacio Gracia Noriega «evidentemente hubo bastantes asturianos de gran influencia y poder político; algunos incluso ocuparon los cargos más altos. Al que haya llegado al más alto le iguala Alonso de Quintanilla, que fue en una pieza hombre de gobierno y de espada, hacendista y estadista, político realista y hombre visionario».

12 de septiembre de 2015

Más de la "coral irrepetible" mierense el Ochote "La Unión"

El Ochote "La Unión", el eco inolvidable de unas voces
(Ver artículo del blog, El Ochote "La Unión" de 15 de agosto de 2012) 
El Ochote La Unión durante una actuación
La historia de una agrupación coral irrepetible que ha dejado una honda huella en la música local y asturiana
El grupo Ochote La Unión, delante del monumento al minero en Vega de Arriba (Mieres)
Volver la vista atrás treinta, no más de cuarenta años, y sentir que el recuerdo se baña en todo un sentimiento de añoranza, es algo que resulta gratificante, aunque también, en casi todas las ocasiones, nostalgia. Todo tiene una explicación. Tal como indica la melodía, "cuando un amigo se va, algo se muere en el alma".
Con su fama centenaria y laureada, de un Orfeón que escribió páginas verdaderamente gloriosas, un Coro Femenino que marcó línea de superación en mil y un escenarios y certámenes, un Coro Minero que, tras la aureola de sus atractivos personales y su calidad aún permanece en lid, tiempos pasados del Coro Santarrosino, del Ochote "Teodoro Cuesta", del Coro Santa Cecilia de Ujo, Orfeones de Fábrica de Mieres y de Amigos de Mieres, tríos inolvidables. ¿Qué más podemos pedir a la historia?
Pero llega 1975, justo hace cuarenta años, y con las aguas un tanto revueltas en el Orfeón de Mieres, máxima representación coral, un grupo de voces graves, ocho en total, se reúnen para "consagrar" su amistad en permanente tertulia, tomando plaza en uno de los populares bares de la villa minera, capital del Caudal.

La intervención de los asturianos en el descubrimiento de sabores y viandas del nuevo mundo (y2)

El maíz y la patata (continuación de la publicación del día 21 de agosto de 2015)
Gaspar Melchor de Jovellanos
La oportunidad de descubrir sabores y viandas enteramente nuevos
Los Incas, en las faldas de las montañas se cultivaba, en terrazas, maíz, tomates, patatas y otros vegetales que más tarde conocerían los europeos. http://nerysanchezg.blogspot.com.es
http://nodulo.org
Jovellanos afirma que «la sementera del maíz es la más general del país aunque revela algún desconcierto al deducir la antigüedad de su cultivo en esta tierra: «No creo yo que sea muy antiguo su cultivo en Asturias, a que algunos, engañados acaso por la autoridad de Cristóbal Pérez de Herrera, que habla de la introducción de este grano en España, quieren atravesar hasta el tiempo del descubrimiento de las Indias, de donde vino seguramente».
En el siglo XVIII se produjo una curiosa traslación del maíz desde la Asturias occidental, en la que se cultiva por primera vez, hasta la Asturias oriental, en la que se sigue cultivando, señalándose el límite de la Asturias del centeno (la occidental) y la del maíz (la central y oriental) en una línea imaginaria que iba desde el Cabo Vidio al puerto de Somiedo, según Florentino López Iglesias. Esta división determina incluso una organización económica y social diferentes: en la Asturias del centeno, la familia campesina es patriarcal, de heredero único, y con una economía doméstica basada en el ganado vacuno y ovino cabrío, en la agricultura, la vid (de las cuencas altas de los ríos Navia y Narcea) y la arriería, en tanto que en la Asturias del maíz la ganadería era fundamentalmente vacuna, las familias eran nucleares y los prados se gestionaban en comunidad. A partir del siglo XIX, la emigración a América fue uno de los motivos de la decadencia campesina de la Asturias oriental, en tanto que esa organización se mantuvo en la occidental hasta muy entrado el siglo XX. En su «Memoria geoagrícola de Asturias», Pascual Pastor, en 1853, señala el maíz en la costa («En la zona litoral se coge maíz») y el centeno en el interior («En la serie occidental se cultiva centeno en la montaña»).

11 de septiembre de 2015

Una declaración histórica de la Unesco para Asturias "los Caminos de Santiago del Norte"

Los Caminos de Santiago por el Norte, tercer Patrimonio de la Humanidad en Asturias
La original representación de Santiago el Mayor como peregrino jacobeo comienza a desarrollarse desde la época románica. xacopedia.com
La decisión incluye los 250 kilómetros de la ruta costera entre Ribadedeva y la ría del Eo y el itinerario primitivo, por el interior, desde Oviedo a Grandas de Salime
Asturias tiene desde ayer su tercer Patrimonio de la Humanidad tras el Prerrománico y las cuevas del Paleolítico. Los Caminos de Santiago por el Norte de España fueron refrendados por el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en su reunión anual, celebrada en Bonn (Alemania). Una candidatura avalada por el Estado español y en la que participaron cinco comunidades: País Vasco, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia.
Peregrino del camino de santiago
"Ha sido un camino largo y difícil. Es verdad que la candidatura es conjunta pero si Asturias no hubiera apostado por ella como lo hizo no se hubiera conseguido llegar a buen puerto" afirmaba (el día 5 de julio de 2015) el director general de Patrimonio del Principado, Adolfo Rodríguez Asensio, desde Bonn minutos después de finalizar el plenario. Asturias ha sido la comunidad autónoma encargada de coordinar los trabajos técnicos que concluyeron con esta declaración.
Los Caminos del Norte incluyen 1.499 kilómetros y cuatro tramos muy diferenciados. El principal, de 936 kilómetros, transcurre a lo largo de toda la costa. En Asturias entra por la ría de Tinamayor y se despide por la ría del Eo. El segundo tramo es el llamado Camino Primitivo, el que dice la tradición que utilizó el rey Alfonso II para dirigirse a Compostela. Empieza en Oviedo y discurre por Las Regueras, Grado, Salas, Tineo, Allande y Grandas, camino de Fonsagrada. Son 311 kilómetros hasta Compostela.

10 de septiembre de 2015

El Camino Primitivo de Santiago (el primero de todos), partió de Oviedo

Todos los Caminos salen de Oviedo
Catedral de Oviedo.Plaza de Alfonso II El Casto, también conocida como Plaza de la Catedral
El Primitivo nació con una capacidad generadora que Asturias debe aprovechar
Todos los caminos llevan a Santiago. 
Todos los Caminos salen de Oviedo
Y en cuanto que de la capital asturiana partió el primero, todos salen de Oviedo. El Camino Primitivo surgió con esa capacidad generadora que su creador, Alfonso II, se negó a sí mismo como ser humano. El Rey Casto, tal vez llamado así porque fuera monje, se puso en marcha hacia el Occidente cuando a la sede regia ovetense llegó la noticia de que cerca de Iria Flavia se había descubierto la tumba de Santiago el Mayor, uno de los discípulos directos y dilectos de Jesucristo. Corría el año 814 y la noticia del hallazgo -también llamado invención con un sentido polivalente- no pedía menos. En una Corte atribulada por toda clase de temores, desde la amenaza musulmana a las luchas intestinas pasando por las oleadas heréticas, la aparición de los restos de uno de los doce Apóstoles fue tomada como una señal enviada por el Cielo que tenía, ante todo, un significado conciliador. Si todos los males recientes, comenzando por el mayor de todos, la pérdida de España, habían sido interpretados como un castigo divino por los pecados de los reyes visigodos, el hallazgo, acompañado de señales prodigiosas, de los restos de Santiago, bien podía significar que la cólera divina al fin se había aplacado. La respuesta debería de estar a la altura del acontecimiento.

La revolución cultural que supuso en Mieres los "tribunales populares"

Tribunales Populares, ¿un adiós definitivo?
Uno de los Tribunales Populares de Mieres, juicio gastronomía molecular ¿cocineros o alquimistas?, 20 de noviembre de 2009. Auditorio Casa de la Cultura de Mieres
Los conocidos debates contaron con ilustres participantes, como Arturo Fernández o el recordado periodista Pedro González
Ver art. Del blog. “Los Tribunales Populares era un interesante acontecimiento de debate en Mieres” de 10 de agosto de 2014. 
Los recordados José Manuel Fuente "El Tarangu" y el periodista Pedro González en los tribunales populares. 
No hace muchos tiempo, quizá entre quince o veinte años, que Mieres vibraba por San Xuan, más tarde en el otoño, con la celebración de los Tribunales Populares que, emulando un viejo programa televisivo, se había convertido en una especie de revolución cultural, a modo de debate. Primero fueron unos tímidos pasos con temas medio caseros y, después, se pasó al ámbito de lo general, a base de cuestiones de enjundia para la ciudadanía, con personajes de todos los territorios y profesiones.
Llevando por bandera una especie de sello "a la americana", se formaba el tribunal con una primera figura, orlada de autoridad que era su señoría el juez, papel que desarrollaron, por orden de antigüedad, Misael F. Porrón, Ricardo Gancedo, Justo Braga y Braulio Antuña, más las incorporaciones juveniles de María G. Pinel y Pablo Carballude. Las interpretaciones indispensables del fiscal y abogado defensor, rodaron por todo el historial de los Tribunales, a base de una larga variedad de intérpretes de primera línea que, dicho sea de paso, prestaron siempre esa colaboración de forma desinteresada, predominando, en el conjunto, la especialidad de periodistas, entre ellos una buena representación de LA NUEVA ESPAÑA, que dicho sea de paso prestó su colaboración en forma de patrocinio, al lado del Ayuntamiento de Mieres, Caja de Asturias, Principado y Grumiser Publicidad.

2 de septiembre de 2015

Hubo un tiempo en el que los españoles la identificaron con los movimientos independentistas de Cuba y Puerto Rico

Una estrella solitaria  
Ver también en "El blog de Acebedo" el art:
Gonzalo Castañón

El lenense Gonzalo Castañón, que ejerció como abogado, escritor y director de varios periódicos conservadores en Cuba, fue un símbolo de la españolidad de la isla
Ilustración de Alfonso Zapico
La estrella de cinco puntas es uno de los distintivos más extendidos del comunismo y puede verse en muchas banderas de estos países, pero a la vez se identifica en otros de signo liberal con el progreso, el honor y la libertad, de manera que nos encontramos con uno de los pocos símbolos que tiene la categoría de universales y son respetados por casi todo el mundo más o menos civilizado.
Quizás deban saber que una de las razones para que esto suceda es que antes que roja o del color del dólar, la estrella fue flamígera y antes que marxista o capitalista, masónica y bajo esta influencia apareció por primera vez en la bandera chilena en 1817 junto a tres franjas -azul, blanca y roja-, que representaban respectivamente al cielo, las cumbres nevadas de Los Andes y la sangre derramada por los héroes. Como saben, otras patrias llevan en sus enseñas los mismos colores, y cambiando lo de la nieve por la Paz, la Fraternidad u otros conceptos similares, más o menos se interpretan de la misma forma. Incluso la famosa estrella solitaria de Texas debe buscarse en el mismo origen, puesto que según dicen su creador la pensó influenciado por el consejo de su esposa, que era chilena.
Explican los masones que su estrella debe buscarse en la filosofía griega y que fue ideada por los pitagóricos a partir de la unión de tres triángulos. Dicen otros investigadores de estas cosas que puede representar el cuerpo humano con su cabeza y sus cuatro extremidades y aún añaden los más rebuscados que cada una de sus puntas es un reflejo de los cinco elementos que impulsan a los seres animados: La Materia, El Espíritu, El Alma, La Fuerza y la Vida.
El caso es que hubo un tiempo en el que los españoles la identificaron con los movimientos independentistas de Cuba y Puerto Rico y los sectores más conservadores de la política nacional y de la Iglesia no tardaron en ver en ella la prueba de que era la Masonería quien conspiraba para que aquellas colonias se separasen de España.

1 de septiembre de 2015

Las espectaculares libelulas en Asturias

Las libélulas dan color al verano asturiano
Libélula - Anisoptera
El sol, el calor y la abundancia de presas concentran en los meses estivales la breve vida adulta de un espectacular grupo de insectos, representado en Asturias por medio centenar de especies
Libélulas 
Las libélulas son insectos de verano. Algunas ya vuelan en primavera y otras lo siguen haciendo mediado el otoño, pero es ahora, durante los meses más cálidos, cuando disfrutan de condiciones idóneas: les gusta el sol y hay gran abundancia de alimento (son cazadoras de otros insectos voladores, principalmente mariposas, moscas y mosquitos).
Por eso en los meses estivales es cuando más se las ve. Por eso y porque, como las personas, buscan el agua, aunque no para refrescarse sino porque en ella se aparean, ponen sus huevos y se crían sus ninfas (un proceso que puede tomar hasta tres años), y también es ahí donde encuentran la mayoría de sus presas. Por lo general, dependen de aguas dulces estancadas o remansadas, pero algunas especies toleran cierta salobridad y otras se han adaptado a las corrientes.
No todas las libélulas son libélulas o, para ser más exactos, no todos los odonatos (el orden de insectos al que pertenecen, cuyo significado etimológico describe uno de sus rasgos anatómicos: "mandíbulas dentadas") son libélulas. Esta denominación se corresponde con el grupo de los anisópteros; otras formas, clasificadas como zigópteros, se conocen vulgarmente como caballitos del diablo. Unas y otras son fácilmente reconocibles como "libélulas" frente al resto de insectos por sus grandes ojos compuestos, que ocupan la mayor parte de la cabeza, por sus largos y finos abdómenes y por sus dos pares de alas membranosas y nerviadas; sin embargo, entre ambos grupos existen importantes diferencias morfológicas y biológicas.